Jerez

Jerez recupera poco más de la mitad de los empleos que perdió en la crisis

  • La ciudad recupera 10.000 afiliados de los 18.000 que perdió entre 2008 y 2013 en plena recesión 

  • Resiste por encima de los 62.000 cotizantes pese al ligero recorte registrado en octubre

Un camarero en el exterior de un establecimiento hostelero de Jerez. Un camarero en el exterior de un establecimiento hostelero de Jerez.

Un camarero en el exterior de un establecimiento hostelero de Jerez. / Miguel Ángel González

La crisis financiera asestó un golpe casi letal al empleo en Jerez con su irrupción en 2008. En apenas cinco años, la recesión se llevó por delante cerca de 18.000 empleos en la ciudad, disparando los índices del paro registrado hasta límites insospechados, lo que hizo saltar todas las alarmas en 2013, el punto de inflexión para el inicio de la recuperación.

Seis años después, Jerez ha recuperado 10.000 de los empleos perdidos, pero el camino para llegar a los niveles de antes de la crisis está salpicado de baches por la estacionalidad del empleo, que acusa en estos días el habitual parón del otoño, aunque con menos virulencia que en ejercicio anteriores. No en vano, si en octubre de 2018 se destruyeron en el municipio jerezano 672 empleos netos, este año la pérdida se limita a 46.

Al cierre del último mes, la Seguridad Social contaba con 62.065 afiliados en Jerez, la cifra más alta desde octubre de 2008, si bien por aquel entonces había 64.901 cotizantes, es decir, casi tres mil más que en la actualidad.

Con todo, la ciudad sigue estando por encima de los 62.000 afiliados, barrera que logró romper el pasado mes de marzo por primera después de una década, y sobre la que se mantiene con las miras puestas en la próxima campaña de Navidad, otra de las puntas de los dientes de sierra que caracterizan al mercado laboral jerezano entre temporadas altas y bajas.

Acumula 1.817 afiliados más en los últimos doce meses, de los que apenas mantiene 637 en lo que va de año

Tras tocar fondo en 2013, la recuperación, aunque basada en el empleo precario e inestable, sigue su curso y en los últimos doce meses arroja un aumento de 1.817 afiliados. En lo que va de año, al que únicamente le quedan dos meses para acabar, la ganancia se disuelve hasta limitar el repunte de cotizantes a apenas 637, del orden de un tercio del acumulado interanual.

El cambio del tejido productivo jerezano, con cada vez mayor peso de las pymes en manos de autónomos frente al adelgazamiento de las grandes empresas del sector industrial, también ha jugado un papel esencial a la hora de amortiguar el impacto de la crisis.

De hecho, el colectivo de trabajadores por cuenta propia hace tiempo que cogió las riendas de la creación de empleo en Jerez, para convertirse en el principal motor de la economía con un ascenso paulatino gracias al que siguen batiendo récords, como el registrado en octubre con 10.215 afiliados a la Seguridad Social.

Los autónomos elevan a 10.215 su nuevo récord histórico de afiliación a la Seguridad Social

El nuevo máximo histórico de los autónomos llega tras encadenar tres meses de subida en los que acumulan 142 cotizantes más, de los que medio centenar corresponden al repunte mensual.

El presidente de la federación nacional de autónomos ATA, Lorenzo Amor, vaticinó allá por mayo, después de superar por primera vez en su historia los 1.100 trabajadores con alta, que el colectivo cerraría el año por encima de los 10.300 afiliados, reto que tienen al alcance de la mano siempre que noviembre, otro de los meses malos para el empleo en la ciudad, no lo tire por tierra. De momento, en lo que va de año, su ganancia se aproxima a los 200 cotizantes, diferencia que se eleva hasta los 266 en la comparativa interanual.

La caída de octubre viene motivada por el descenso del régimen general, que se deja 78 cotizantes en el último mes para mantener a 48.608 en su particular registro, alimentado en este caso por el retroceso del régimen agrario, con 22 bajas netas en octubre y 2.364 afiliados en su total.

Los empleados del hogar, que en Jerez se mueven en cifras mucho más modestas, salvan el último mes con un ligero ascenso de cinco afiliados, elevándose a 863 los trabajadores con alta de este colectivo.

En lo que va de año, el régimen general, y que como su nombre indica, engloba a la inmensa mayoría de los trabajadores por cuenta ajena, sube en 646 afiliados, mientras que el sector agrario pierde 190, tantos como crecen los autónomos. Y los trabajadores del hogar restan otros nueve de enero a octubre.

La evolución en los doce últimos meses es similar a la del año en curso, con el régimen general y sus 1.656 afiliados más al frente de la subida, en la que le acompañan los autónomos, no así el régimen agrario, que se deja desde octubre del año pasado 86 cotizantes, que unidos a los 14 que pierde el empleo doméstico, restan un centenar en el cómputo global.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios