Jerez Las redes de Sor Ángela

  • El grupo de amigas de Jerez que ayuda al convento de las Hermanas de la Cruz vende, pese al confinamiento, 'Los Muñecos de Sor Ángela' en un día a través de las redes sociales

'Los Muñecos de Sor Ángela' se agotaron en apenas 24 horas. 'Los Muñecos de Sor Ángela' se agotaron en apenas 24 horas.

'Los Muñecos de Sor Ángela' se agotaron en apenas 24 horas.

"Ha sido la mano de Sor Ángela, por supuesto. Ha sido increíble". Así explican en el grupo de amigas jerezanas el inesperado éxito de este año de la venta de 'Los Muñecos de Sor Ángela', agotados en apenas 24 horas cuando por la pandemia de coronavirus temían que estas Navidades no pudiesen ayudar a las hermanitas de la Cruz como en años anteriores. Sin la venta al público por el confinamiento, la solución fue recurrir a las redes sociales y obró el milagro: llegaron peticiones de toda España para vender los 120 muñecos en apenas un día.

Esta historia arranca en 1998, cuando un grupo de amigas de Jerez decide colaborar con el convento de las Hermanas de la Cruz, realizando desde entonces 'Los Muñecos de Sor Ángela' y diversos actos benéficos para recaudar fondos con los que ayudar a las monjas todas las Navidades. Con el permiso de la superiora general de la orden de las hermanitas de la Cruz, el objetivo del grupo de amigas de 'Las muñecas de Sor Ángela' no es otro que "ayudar a las monjas en Navidades, que todos sabemos la necesidad que hay".

Hasta este año "siempre vendíamos los muñecos y hacíamos una merienda en el Hotel Jerez, con una tómbola, pero claro, este año con el confinamiento no podíamos hacer ni la merienda ni la tómbola y ya teníamos muñecos hechos. La hija de una amiga nos recomendó utilizar las redes sociales y decidimos probar temiendo que nos iba a costar, que no íbamos a vender nada".

Dicho y hecho, hace un par de semanas "empezamos un viernes por la noche y al día siguiente, el sábado a las once y media de la noche estábamos vendiendo los últimos muñecos", con 5.000 seguidores en un día (en Instagram 'Los Muñecos de Sor Ángela' va por 9.686 seguidores) y envíos a Santander, Galicia, Oviedo, Aracena, Marbella, Sevilla, Valencia, Huelva o Madrid, entre otras.

Con cada una en su casa y conectadas por teléfono y whatsapp, el grupo de amigas ideó una fórmula para agilizar la venta: se separan por tamaños (unos de 30 euros y otros de 50) y si son duros o blandos, y para que la gente tuviera más fácil identificar el muñeco deseado, cada muñeco llevaba una etiqueta con un número y distintos colores.

Fue un éxito inesperado: "La gente llamaba de toda España, hemos mandado muñecos a todos lados y siguen llamando y siguen preguntando porque hay gente a la que les están llegando ahora los mensajes a través de las redes sociales, y no paran de llamar a ver si hay muñecos, si quedan".

Los muñecos, vestidos al mínimo detalle. Los muñecos, vestidos al mínimo detalle.

Los muñecos, vestidos al mínimo detalle.

La demanda desbordó las previsiones: "Han pedido entre 300 y 400 muñecos pero no hemos podido atender todas las peticiones, se han vendido los 119 muñecos que teníamos hechos con el confinamiento. Otras veces hemos hecho también carritos, cunas, moisés... De todo, pero este año no ha podido ser. Vimos lo que había hecho cada una en su casa, vestir a los muñecos con la ropa que estaba hecha y nos tiramos al pozo sin saber qué iba a pasar, y gracias Dios ha salido todo muy bien".

Y todo lo recaudado es para las Hermanas de la Cruz, que quede claro "porque hay comentarios malintencionados en redes" sin fundamento que solo buscan hacer daño: "Todo lo que conseguimos es para las monjitas, nosotras no engañamos a nadie".

Después de Navidad, este grupo de amigas compra los muñecos en enero y luego a lo largo de todo el año "cada una hace lo que puede, aquí no hay jefa sino ir todas a una e intentar ayudar a las Hermanas de la Cruz lo máximo posible. Hasta el confinamiento nos reuníamos un par de veces por semana en locales que nos prestan, cascos de bodegas, donde nos dejen; y unas cosen a mano, otras a máquina, hay quien va hilvanando, otras van preparando los muñecos... Era como una cadena, pero este año no lo hemos podido hacer así por el confinamiento".

Pero lo importante es que este año también, pese al coronavirus y al confinamiento, este grupo de amigas de 'Los Muñecos de Sor Ángela' ha logrado su objetivo de colaborar con las Hermanas de la Cruz, lo que es reconfortante: "La verdad es que sí, y ver la sonrisa de las monjas no tiene precio. Eso no tiene precio. Cada vez que vamos allí están todas encantadas, y ahora lo están pasando muy mal en el confinamiento aunque gracias a Dios no ha habido contagios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios