Afiliación a la Seguridad Social

Jerez recupera más de la mitad de los empleos destruidos por el Covid

  • Encadena cuatro meses de subida y vuelve a rebasar el umbral de 60.000 afiliados

  • Mantiene un déficit de 900 cotizantes en el último año

Una empleada de una peluquería limpia el escaparate tras la llegada de la 'nueva normalidad' Una empleada de una peluquería limpia el escaparate tras la llegada de la 'nueva normalidad'

Una empleada de una peluquería limpia el escaparate tras la llegada de la 'nueva normalidad' / Pascual

Confinamiento, desescalada, ‘nueva normalidad’... El municipio jerezano va cumpliendo etapas dentro del difícil escenario esbozado por la pandemia del coronavirus, que allá por el mes de marzo se llevó de un plumazo 6.000 empleos, de los que ya se han recuperado 3.400, es decir, algo más de la mitad, aunque sin contar los trabajadores afectados por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

En la situación actual, sin apenas actividad turística y con el virus otra vez desbocado, los pronósticos apuntan a un nuevo parón económico que salpicará de lleno al empleo. De momento, hasta julio, los últimos datos publicados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se hacen eco de la paulatina recuperación con la que Jerez vuelve a rebasar cinco meses después el umbral de 60.000 afiliados a la Seguridad Social.

La declaración del estado de alarma a mediados de marzo y su posterior endurecimiento con la prohibición de toda actividad no esencial a finales del mismo mes precipitaron los despidos en la ciudad, donde los afiliados se quedaron al borde de los 57.000.

Antes incluso del desconfinamiento, en abril, la reanudación de la actividad en la construcción, que se sumaba así a la agricultura como actividad esencial, deparó la creación de los primeros 374 empleos, a los que en mayo se sumaron cerca de 1.600 más y otros 550 en junio, siempre según datos oficiales correspondientes al último día de cada mes. Ya en julio, la Seguridad Social incorporó a los últimos 870 cotizantes, que elevan a 3.400 las altas netas registradas tras cuatro meses consecutivos de subida, es decir, desde el desplome en marzo en el inicio del estado de alarma.

Julio cierra con 870 afiliados más y eleva a 3.400 los empleados recuperados de los 6.000 perdidos por el coronavirus

Al cierre de julio, el número de afiliados en Jerez se situó en 60.061, el 1% más que en junio y 15 décimas por encima del aumento registrado en el país. Y aunque en el último año el sistema de la Seguridad Social ha perdido unos 900 ocupados, cabe tener en cuenta que el dato de julio del año pasado –60.916 afiliados– es el mejor de este mes en la última década.

La mayoría de los nuevos ocupados del último mes encuentran cobijo en el régimen general, que gana un millar de afiliados en julio, y el 2,2% en términos relativos, hasta alcanzar los 46.684 en su total.

Los autónomos salvan igualmente el mes con un buen resultado, ya que suman 82 cotizantes, que elevan su registro a 10.278, a tan solo una veintena de su récord absoluto de 10.299 alcanzado en febrero.

Los empleados del hogar alcanzan los 824 ocupados, que en su caso apenas son tres más que en el mes anterior, y el régimen agrario, que en mayo superó los 2.500, da la de cal en julio con un descenso de 223 cotizantes, que dejan su total de afiliados en 2.261 personas.

Tras la declaración del estado de alarma, en marzo, los afiliados se quedaron al borde de los 57.000

La evolución en el último año se mide por caídas en todos los regímenes salvo el de los trabajadores por cuenta ajena o autónomos, que pese a las especiales dificultades sufridas por este colectivo durante la crisis sanitaria, acumulan 205 cotizantes más (+2%).

El régimen general –sin contar a los del agrario y los del hogar, ya incorporados al mismo aunque aún se ofrecen las estadísticas por separado–, por contra, pierde en los últimos 12 meses 911 afiliados (-1.9%).

La caída se extiende al régimen agrario, que tras meses de intensa actividad para garantizar el suministro de alimentos a la población durante la pandemia acusa el cierre de muchas de sus principales campañas con la llegada de la temporada estival y se deja 117 ocupados, que en su caso suponen una bajada del 4,9%.

El empleo doméstico se mueve en porcentajes cerca del régimen agrario, pues su caída en el último año supera el 3,5%, si bien en volumen es menos abultada, ya que se traduce en una pérdida de una treintena de cotizantes.

La meta siguiente es recuperar el número de ocupados de febrero, el anterior máximo anual establecido en 62.732 afiliados y del que ahora le separan 2.671. La mayoría de los cotizantes de diferencia se hallan en el régimen general, que está en la actualidad 2.598 por debajo de los de febrero. El régimen agrario, por su parte, acumula en torno a un centenar de afiliados menos. Y los regímenes de los empleados del hogar y los autónomos se separan una veintena, cada uno, de los registros del mes antes de la declaración del estado de alarma.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios