Desescalada

Jerez, a punto de recuperar su ‘nueva’ vida nocturna

  • Discotecas de la ciudad se preparan para reabrir este jueves

  • Limitaciones de aforo y mesas sólo en los patios exteriores son algunas de las novedades de esta tercera fase

Dos trabajadores, ayer durante los trabajos de limpieza y puesta a punto del Bereber. Dos trabajadores, ayer durante los trabajos de limpieza y puesta a punto del Bereber.

Dos trabajadores, ayer durante los trabajos de limpieza y puesta a punto del Bereber. / Vanesa Lobo

Discotecas de la ciudad y pub nocturnos se preparan ya para poder reabrir sus puertas después de casi tres meses sin actividad. Una nueva etapa en la que comenzarán con limitaciones e, incluso, con cambios de última hora. A pesar de el Gobierno central permitía desde este lunes su puesta en marcha en la tercera fase de la desescalada, la Junta ha anunciado este martes que será más restrictiva con las discotecas, ya que los informes sanitarios no aconsejan abrir estos establecimientos. Aun así, la Administración regional hará una excepción con las terrazas de verano, que tienen licencia de discoteca pero están al aire libre.

En el caso de Jerez, algunos de los conocidos establecimientos que abrirán mañana jueves son Bereber (en calle Cabezas) y Tribbeca (en la avenida Álvaro Domecq). En Bereber trabajan por ello sin descanso estos días para dejarlo todo a punto. A pesar de que volverán a recibir al público, sólo podrán tener un 75% de aforo, según la normativa actual. Por ello, han pedido la autorización pertinente al Ayuntamiento para poder instalar veladores en los patios exteriores.

De momento, la zona de discoteca deberá permanecer cerrada, ya que no está permitida su apertura para minimizar el riesgo de contagios de Covid-19.

En Tribbeca, cuyo propietario es José Ignacio Quirós, también han empezado ya la cuenta atrás para su reapertura mañana jueves. De momento, ya anuncian que en el acceso habrá un controlador con un termómetro digital para la toma de temperatura del cliente, “que deberá acceder con mascarilla”. Además, en la entrada colocarán catenarias para trazar una entrada y salida. Antes del acceso, el cliente tendrá a su disposición un bote de gel hidroalcohólico para desinfectar manos, facilitando al máximo el cumplimiento de las medidas de seguridad.

Interior de Tribbeca, en una imagen antes del cierre. Interior de Tribbeca, en una imagen antes del cierre.

Interior de Tribbeca, en una imagen antes del cierre.

Una vez que los clientes accedan al local, deberán esperar a que uno de los trabajadores les acompañe a su asiento en la terraza. Será entonces, cuando esté acomodado, cuando podrá dejar de hacer uso de la mascarilla siempre y cuando se mantenga en su mesa, ya que si se levanta por algún motivo deberá ponérsela. Algo habitual también en los bares y restaurantes.

Asimismo, no tienen previsto utilizar la barra en Tribecca sino que los clientes sólo serán atendidos en sus mesas.

Como medida de prevención, Tribbeca mantendrá cerrados los baños de la discoteca, quedando disponibles los de la zona de ‘Cafetería’, que serán limpiados entre 3 y 4 veces durante el servicio. El aforo, cumpliendo con la normativa, rondará las 60 personas en las quince mesas previstas en la terraza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios