Juan José Padilla

"El Nacional de Tauromaquia es el premio de mi vida"

  • El diestro jerezano considera este galardón "el mejor broche posible a una carrera en la que lo he dado todo por y para el toro"

Juan José Padilla. Juan José Padilla.

Juan José Padilla. / Efe

El diestro Juan José Padilla, que ha sido hoy galardonado con el Premio Nacional de Tauromaquia 2018, ha reconocido en declaraciones a Efe encontrarse "muy feliz" tras conocer la decisión del Ministerio de Cultura y Deporte y ha asegurado también que este es, sin duda, "el premio de mi vida".

"Hace escasos minutos que me han dado la noticia y todavía estoy en shock. No sé si estoy todavía en un sueño o es verdad que el Ministerio de Cultura se ha acordado de mí para darme este galardón", confesaba un emocionado Juan José Padilla desde un hotel de Aguascalientes (México) donde se encuentra alojado para iniciar en pocos días su campaña americana.

"Recibo tanto del pueblo que jamás llegué a imaginar que las instituciones también pudieran acordarse de mí. No merezco tanto cariño, de verdad, yo no he dado ni la mitad de todo lo que he recibido a lo largo de mis 25 años de profesión. Pero estoy feliz, tremendamente feliz. Es el mejor broche posible a una carrera en la que lo he dado todo por y para el toro", afirmaba el jerezano.

Para Padilla, este Premio Nacional de Tauromaquia representa un "inmenso orgullo", una distinción que viene a reconocer "toda esa enseñanza que he ido adquiriendo desde que con solo ocho años decidiera que quería ser torero, a la ética y los valores adquiridos como el respeto, el sacrificio, el espíritu de superación, el amor al toro y a una profesión que he vivido intensamente", añade.

También a todos "esos tributos" que ha tenido que pagarle al toro durante toda su carrera, traducidos estos en las 39 cornadas y cicatrices que recorren prácticamente cada centímetro de su piel, la más grave, sin duda, la que sufrió en Zaragoza en el año 2011 y que le costó la pérdida del ojo izquierdo.

"Esto no hace más que demostrar esa frase que llevo grabada a fuego y que dice que el sufrimiento es parte de la gloria. Yo he tenido la desgracia de derramar muchas veces mi sangre en esos peajes que todos los toreros tenemos que pagar al toro, y tal vez es lo que hace que ahora Dios me esté recompensando con reconocimientos tan importantes como el que ahora recibo", asegura el jerezano.

Padilla ha querido dedicar este premio a los suyos, a su gente, amigos y, sobre todo, a su familia, "los que siempre han estado incondicionalmente conmigo en las buenas y en las malas, los que han sufrido casi más que yo todos los tragos que les he hecho pasar", confesaba al tiempo que se deshacía en un mar de lágrimas fruto de la emoción.

Aún sollozando y con la voz temblorosa, Padilla ha concluido agradeciendo al Ministerio de Cultura y a España, país que amo "por encima de todo", un premio del cual no se considera merecedor pero que, igualmente, lo recogerá "con orgullo y como español que soy".

"Mira que he sentido emociones fuertes, pero esta llamada, esta noticia, este premio ha sido lo más bonito, emocionante y gratificante de mi vida", finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios