Toros

Juan José Padilla, un ídolo de masas en Pamplona

El torero jerezano Juan José Padilla, ídolo de masas en Pamplona

Juan José Padilla disfruta estos días junto a su familia, tras y como ha reconocido en redes sociales, de las fiestas de San Fermín en Pamplona. El torero jerezano sigue siendo un auténtico ídolo para los aficionados navarros, que no desaprovechan la ocasión para fotografiarse con él y para mostrarle públicamente su admiración.

Tal es el así que hoy por hoy, seis años después de su última corrida en el coso pamplonés, en la propia plaza se pueden ver carteles y dibujos con su figura. Es más, el propio Ayuntamiento de Pamplona le invitó hace unos días para presenciar desde uno de los balcones el lanzamiento del tradicional chupinazo. 

Juan José Padilla, fotografiándose con varios aficionados. Juan José Padilla, fotografiándose con varios aficionados.

Juan José Padilla, fotografiándose con varios aficionados.

El cariño entre Pamplona y Juan José Padilla es recíproco, no hay que olvidar que fue precisamente esta plaza la que catapultó al diestro jerezano hacia la primera línea del toreo. Ocurrió en 1999 cuando el maestro salió a hombros tras conseguir tres orejas con toros de la ganadería de Miura. 

Aquel éxito le permitió disponer de dos días en la fiestas de San Fermín al año siguiente, el 2000, y a partir de entonces convertirse en uno de los preferidos en muchas plazas.

Un cartel del jerezano, en la Plaza de Pamplona. Un cartel del jerezano, en la Plaza de Pamplona.

Un cartel del jerezano, en la Plaza de Pamplona.

Su idilio con Pamplona se mantuvo durante los años posteriores, principalmente por su atrevimiento y su gallardía, dos cualidades que los aficionados navarros le han sabido reconocer.   

Desde entonces, han sido varios los éxitos del jerezano, incluyendo varias puertas grandes (2003, 2008, 2013 y 2014), aunque una de las más llamativas, sobre todo por lo que supuso para 'El ciclón de Jerez', fue la de 2012, justo después de perder el ojo. Pamplona le mostró una vez más su cariño, y a grito de Pirata, pirata, el jerezano salió nuevamente a hombros tras dos buenas faenas a toros de Torrehandilla. 

En su última corrida en Pamplona, 2018, el jerezano logró de nuevo tocar la gloria tras conseguir tres orejas y ser uno de los triunfadores de la feria junto a Roca Rey.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios