Jerez

El miércoles se celebra el juicio por la demanda civil en la familia de Juan Galán

  • Carlos Aguilar reclama 10 millones de euros de la herencia que dejó Juan Galán y aporta un acta notarial en el que el empresario reconoce que tuvo cuatro hijos

Carlos Aguilar con el acta notarial en el que Juan Galán reconoce que tuvo cuatro hijos. Carlos Aguilar con el acta notarial en el que Juan Galán reconoce que tuvo cuatro hijos.

Carlos Aguilar con el acta notarial en el que Juan Galán reconoce que tuvo cuatro hijos.

Carlos Aguilar y Juan Pedro Galán volverán a verse las caras de nuevo este próximo miércoles en los Juzgados de Jerez. Allí se celebrará el juicio por la demanda interpuesta por Carlos Aguilar contra el ex torero Juan Pedro Galán y sus dos hermanas por haberles excluido de la herencia del empresario ya fallecido Juan Galán, con el que convivió toda su vida en compañía de su madre, Isabel Aguilar, desde que falleciera la mujer de Juan Galán. Isabel Aguilar, además, ha confesado que Carlos Aguilar nació fruto de una relación extra matrimonial con ella, por lo que tanto Isabel Aguilar como Carlos Aguilar defienden que Juan Galán es su padre biológico.

Según Carlos Aguilar , la fortuna que dejó Juan Galán rondaba los 50 millones de euros hace diez años, por lo que entiende que ahora se podría haber duplicado. Y a ello hay que sumar 17 propiedades inmobiliarias, algunas de ellas amplias fincas de mucho valor económico. De esa herencia, Carlos Aguilar reclama 10 millones de euros y tres inmuebles, pero Juan Pedro Galán -siempre según Carlos Aguilar- hace “oídos sordos” a esa reclamación alegando que Carlos no es hijo de Juan Galán y que por lo tanto no tiene derecho a recibir parte de la herencia.

La historia salió a la luz pública tras haber presentado Carlos Aguilar una demanda por la vía civil contra sus tres hermanos en un juzgado de Jerez por haberles excluido de la herencia. Aguilar dice que no ha tenido “más remedio” que presentar la demanda, asesorado en un principio por el abogado sevillano Fernando Osuna, experto en este tipo de reclamaciones, si bien el caso lo lleva ahora el no menos afamado letrado Marcos García Montes.

Carlos Aguilar ha entregado en los juzgados toda la documentación que le ha pedido la jueza que lleva el caso. Por indicación de la jueza, Aguilar ha tenido que entregar los originales de, por ejemplo, un informe grafotécnico que concluye que hay “firmas falsas por parte de mi hermano -siempre según Carlos Aguilar- de nuestro padre Juan Galán para robar dinero de las empresas que tenían de manera conjunta Juan Galán e Isabel Aguilar. Hay además documentos originales de la sucursal de Caja Rural de Las Cabezas que demuestran que Juan Pedro retiraba dinero de la cuenta bancaria de mi madre y lo endosaba en cuatro sociedades suyas”.

“Aquí hay muchas cosas que contar porque lo dije en su día y lo repetiré mil veces, mi hermano Juan Pedro Galán es un estafador sin escrúpulos”, señala Carlos Aguilar, que también aporta en la demanda civil otra serie de documentos para demostrar que siempre se le ha tratado en la familia como hijo de Juan Galán. Entre ellos, Aguilar destaca matrículas suyas del colegio con el nombre de Carlos Galán, fotos de Juan Galán y de su madre biológica posando con él el día de su primera comunión, fotos de seis barriles de vino cada uno con el nombre de cada miembro de la familia y “un acta notarial donde mi padre reconoce a los cuatro hijos con interés legítimo”.

El ex torero Juan Pedro Galán, que se niega a reconocer a Carlos Aguilar como hermano. El ex torero Juan Pedro Galán, que se niega a reconocer a Carlos Aguilar como hermano.

El ex torero Juan Pedro Galán, que se niega a reconocer a Carlos Aguilar como hermano.

La demanda civil no es el único proceso abierto por Carlos Aguilar contra Juan Pedro Galán. A través de su abogado Marcos García Montes también se han iniciado dos procedimientos por la vía penal, y además entre Juan Pedro Galán e Isabel Aguilar también hay intercambio de demandas “que estoy convencido de que las va a perder Juan Pedro, porque se demostrará que es un estafador. A una madre no se le hace eso”.

“Este miércoles tiene mi hermano una nueva cita con la Justicia, y recuerdo que no es la primera porque todavía tiene pendiente el juicio de la Operación Toscana, por la que pasó por prisión por delitos muy graves. Y en cuestión de días se le notificará dos macro querellas por la vía penal, en las que tendrá que explicar, entre otras cosas, por qué vendió la finca que mis padres tenían en Portugal. Eso es un alzamiento de bienes y así se va a demostrar en los juicios que se van a celebrar, porque yo, desde luego, confío plenamente en la Justicia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios