Urbanismo

La Junta da el visto bueno al desarrollo de unos suelos junto a Guadalcacín

  • Informa de forma favorable el plan parcial del Pago de Lima, donde se proyectan más de un millar de viviendas

  • El gobierno municipal exige más celeridad en la tramitación de estos trámites

Terrenos del Pago de Lima.

Terrenos del Pago de Lima. / Pascual

La Junta de Andalucía le ha dado el visto bueno ambiental al futuro desarrollo de una importante bolsa de suelo ubicada junto a la pedanía del Guadalcacín, en el paraje conocido como Pago de Lima. Aunque no ha sido hasta principios de esta semana cuando el organismo autonómico ha hecho pública la resolución, el Ayuntamiento recibió a finales de mayo el informe ambiental estratégico, el documento que da vía libre al plan parcial que permitirá urbanizar este enclave de algo más de un millón de metros cuadrados situado a pie del camino de San José Obrero.

El Pago de Lima es uno de los tres sectores situados entre San José Obrero y la carretera de Guadalcacín que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) declaró urbanizable en 1995, pero que casi, 30 años después, aún no se han urbanizado. Con 321.000 metros cuadrados, en ellos se permite hasta un máximo de 1.155 viviendas, de las que 476 deberán ser de protección oficial.

El delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, señaló que el organismo autonómico únicamente ha establecido la necesidad de que los promotores elaboren un estudio de deslinde de un arroyo, que deberá ser encauzado, para poder continuar con el resto de tramitaciones administrativas antes de que pueda iniciarse la urbanización de estos suelos. En este sentido, volvió a reclamar al organismo autonómico más celeridad en la aprobación de este tipo de documentos ya que ha tardado “ocho meses” en aprobar el informe ambiental estratégico.

En cuanto a la ordenación de este suelo, el planeamiento municipal contempla que se cree una nueva avenida que conectará el núcleo urbano de Jerez con Guadalcacín y que discurrirá en paralelo al actual camino de San José Obrero. Esta se ha proyectado sobre el trazado de la antigua vía del tren Jerez-Almargen, unos suelos en manos de Adif, la administradora estatal de infraestructuras ferroviarias.

En cuanto a la tipología, el 50% de la edificabilidad asignada al sector será para viviendas en altura (pisos); mientras que el resto será para unifamiliares y otros usos tales como el comercial y el terciario. La urbanización supondrá, además, la integración urbanística del núcleo del Pago de Lima en la pedanía de Guadalcacín.

Actualmente, buena parte de estos terrenos están siendo comercializados por los servicios inmobiliarios de una entidad bancaria a un precio de 30 euros por metro cuadrado. Esta misma firma también tiene en venta otros suelos ubicados en sectores urbanizables próximos como San José Obrero-Camino de Espera o las Abiertas de Caulina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios