Flamenco

Manolo Sanlúcar, la historia continúa

Juan Carlos Romero, director artístico del homenaje.

Juan Carlos Romero, director artístico del homenaje. / Juan Carlos Muñoz

La figura de Manolo Sanlúcar ha sido una verdadera referencia para el mundo de la guitarra flamenca. Su legado y su aportación a la música ha ido más allá de lo meramente artístico, algo que muchos todavía desconocen. Con esa intención, reconocerle su labor, un nutrido grupo de artistas se reunirá el próximo martes 25 de abril en el Teatro Villamarta, en Jerez, para rendir pleitesía al maestro sanluqueño, con el respaldo de la Consejería de Cultura.

El encargado de coordinar el montaje será el guitarrista Juan Carlos Romero, quien estos días ultima la puesta en escena del mismo con la ilusión y la responsabilidad que la hazaña conlleva.

“Me llamaron para hacerme cargo de la dirección artística y la verdad es que para mí fue una gran alegría pero también una responsabilidad. Las ideas las he tenido claras desde el principio, y bueno, contar con el respaldo de los artistas, los que estarán y los que no por motivos de agenda, ayuda bastante”, asegura.

El onubense ha intentado dar forma a una gala que gira “en función al conocimiento que tengo de ManoloSanlúcar, al que creo que conozco con bastante profundidad”.

A partir de ahí ha confeccionado este homenaje, teniendo en cuenta que “Manolo es para muchas personas un gran desconocido. Se le conoce como guitarrista pero hay otros perfiles de Manolo que no son suficientemente conocidos. Mi idea es que el que vaya al teatro ese día, al salir, conozca mejor la figura de Manolo. Me gustaría que salieran conociendo cosas que antes no sabían”.Para ello, “he intentado hacer un recorrido por distintas etapas y distintas obras de Manolo. A medida que avanzamos se va reflejando su evolución musical y sus estados de ánimos distintos. Hay discos que marcan muy bien todo eso”.JuanCarlos Romero considera que en el universo Manolo Sanlúcar “existe una parte filosófica, una parte de guitarrista, otra de compositor para la voz, de escritor, de investigador.... Todo eso forma parte de su figura y vamos a intentar que esté presente, siempre buscando una manera fluida”.

Es por ello que dentro del espectáculo encontraremos “recuerdos de ‘Medea’, de Tauromagia, una obra simbólica de la guitarra flamenca, de ‘Locura de brisa y trino’, otro disco que marca una evolución en la manera de abordar la guitarra, y obras como ‘La Gallarda’, desconocidas para el público, pero que forman parte de las composiciones que Manolo hizo para Ana Belén o Monserrat Caballé”.

La aportación del importante elenco artístico que estará presente sobre las tablas del Teatro Villamarta “ha sido excelente. Date cuenta que Manolo era una figura a la que, dentro del mundo artístico, se le tenía un gran respeto, y luego, los que le conocían, le tenían un gran aprecio. Ha sido considerado siempre un gran maestro, y en ese sentido, la predisposición de los artistas ha sido total. Creo que si no hubiera sido Manolo Sanlúcar, tengo dudas que se hubiera podido confeccionar un cartel de esta dimensión. La razón mayor es que se trata de un homenaje a él”.

En noviembre del pasado año se pusieron los cimientos de la Fundación Manolo Sanlúcar, en cuyo patronato encontramos al propio Juan Carlos Romero. Su presencia en este proyecto responde “al deseo que tenía Manolo de crear una fundación que a su vez recogiera sus mayores deseos. Uno de ellos era la creación de una Escuela Internacional de la Guitarra Flamenca, una escuela franquiciada que tendrá sedes por todos los países, y el otro deseo era el de poner en pie un museo o centro de interpretación en el que se expusiera su colección de pinturas y su colección de guitarras, además de todo lo que él ha ido atesorando durante toda su vida: partituras, discos, libros, fotografías, premios...En fin, lo que es la vida de un gran artista como Manolo. Estos dos proyectos son los que estamos trabajando, y esperamos que muy pronto sean una realidad”.

A la hora de valorar estos dos pilares de la Fundación, Juan Carlos Romero destaca por encima de todo “la Escuela Internacional de Guitarra, que tendrá un sistema de enseñanza característico y propio de la guitarra flamenca para la guitarra flamenca. Un sistema bastante estructurado y que empieza con niños que no saben ni coger la guitarra y que termina con una titulación”.

“Ese era uno de sus sueños, sacar ese proyecto adelante. De hecho, me llamó a mí para decirme que él no iba a poder, porque el tiempo se le iba, y que fuese yo quien me hiciera cargo, siendo el director de esa Escuela. Desde entonces empecé a trabajar y poco a poco hemos ido configurando el proyecto”, añade.

Su presencia en este sueño del maestro sanluqueño es también “todo un reto y un honor pero también implica mucha responsabilidad, porque estamos hablando de un artista muy grande. Te preocupas más que si fuera el tuyo. Intento aplicar mi mejor criterio a las cosas para que vayan por donde tienen que ir. Evidentemente hay unas directrices generales, pero está claro que las decisiones las tiene que tomar uno, entonces, uno trata de conducirse como lo ha hecho siempre, de forma honrada y haciéndolo lo mejor posible”.

Aunque todavía queda mucho trabajo por hacer, el guitarrista espera que “antes de que finalice el año la Escuela y el Centro de Interpretación puedan ser una realidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios