Jerez

El Marco 'importa' 16.000 botas al año para productos complementarios

  • Hay que tener en cuenta que para elaborarlas en origen se necesitarían más de 40 millones de litros, ya que una de alcohol vínico necesita 3.000 litros de vino del año y una de mosto concentrado 2.000

Comentarios 2

Los viticultores del Marco de Jerez estiman en más de 80.000 el número de botas de mosto (40 millones de litros) para elaborar alcohol vínico y mostos concentrados (productos complementarios o 'subproductos') a partir de la uva de la denominación de origen, tal y como reclaman a la Consejería de Agricultura en cumplimiento de la nueva OCM del vino. Las tres organizaciones representativas de los viñistas del Marco -Asevi-Asaja, Aecovi y Coag- se muestran por el momento firmes en esta propuesta, que sería un alivio para el viñedo y una alternativa a las propuestas de arranque en estos tiempos de excedentes que han forzado precios muy bajos de la materia prima.

Frente a esta propuesta está Fedejerez, que es partidaria de que se produzca una prórroga en la excepcionalidad que tiene para traer productos complementarios de fuera, casi todo producido en la región de La Mancha. Esta excepcionalidad viene recogida, tanto para Jerez como para Málaga, en el reglamento comunitario 1493/1999.

Según los datos internos que manejan los viticultores -y que han expuesto al consejero de Agricultura, Martín Soler- en una campaña tipo entran en el Marco de del orden de 16.400 botas de alcohol vínico y mosto concentrado (7.900 y 8.500, respectivamente) para encabezar y 'terminar' el vino de Jerez. Lo que ocurre es que esas cantidades, ya de por sí respetables, se multiplican cuando de se habla de la materia prima necesaria a su vez para elaborar dichas botas. Así, hay que tener en cuenta que para elaborar una bota de alcohol vínico se necesitan seis botas de mosto y que para hacer una de mosto concentrado se necesitan cuatro, lo que hace un total de 81.400 botas (de hecho, estos números son la cuenta 'corta' que han hecho estas organizaciones, ya que la larga -en función de las ventas de la campaña- la misma se iría ni más ni menos que a las 113.000 botas.

Desde el sector productor se es consciente de que en Jerez no hay viñedo para hacer frente a toda esa producción -incluso el uso del alcohol vínico de fuera genera dudas- este subsector tiene claro que, con carácter anual, 34.000 botas producidas en el Marco podrían emplearse anualmente para la elaboración de mostos concentrados, una cifra, claro está, en consonancia con los excedentes que se están generando anualmente en el Marco, lo que se contempla como una clara alternativa al arranque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios