Jerez

Mesas de Asta con su yacimiento

  • Los vecinos conocen de mano de los investigadores de la UCA lo que esconde su barriada rural

En Mesas de Asta había interés sobre todo por parte de los jóvenes por comprobar cómo funcionaba el georradar que investigadores de la UCA han empleado para conocer qué se oculta bajo el suelo de esta barriada rural, la antigua ciudad de Asta Regia. Esa inquietud llevó al delegado de Alcaldía, José Antonio Fernández, a ponerse en contacto con Lázaro Lagóstena, profesor de la UCA, que junto a José Antonio Ruiz Gil, promueven este proyecto investigador.

La cita fue hace unos días y los vecinos de Mesas de Asta se volcaron con la presentación que realizó el equipo venido de la UCA. Fernández explica que primero se hizo una demostración del funcionamiento del georradar en un terreno frente a la iglesia. "Empezaron a escanear una zona delimitada junto con el vuelo de un dron con GPS. Éste mandaba las coordenadas de la trayectoria del vehículo y la zona de trabajo. Dentro del colegio se habilitó una carpa con los ordenadores, y se explicó el proceso para que la información del georradar y el dron se transformará en imágenes".

Antes se especulaba con lo que había ahí abajo, ahora ya hay pruebas más que suficientes"

Además se expusieron murales con fotos y los avances de las campañas y seguidamente se proyectó el informe con los resultados obtenidos por los investigadores en las dos últimas campañas de exploración que se han hecho desde 2016 hasta 2018. "Ahí se demuestra la importancia de lo que hasta ahora ha aparecido", resalta el delegado de Alcaldía, aunque es realista. "Quedan varias campañas debido a la envergadura del yacimiento, pero no queda la menor duda ya, con pruebas fiables, de que tenemos uno de los yacimientos más importantes de España".

Fernández destaca que a la presentación asistió el alcalde y concejales de Trebujena ya que el yacimiento también abarca, con más de 60 hectáreas, territorio de esta localidad, además de catedráticos y arqueólogos de varias administraciones. "Lo bueno sería que todo saliese a la luz, porque antes se especulaba con lo que podría haber ahí debajo, pero ahora hay ya pruebas más que suficientes". El delegado de Alcaldía lamenta que, a pesar del tesoro que se encuentra en la barriada, el yacimiento de Mesas de Asta haya quedado olvidado. "Es verdad que es muy grande, puede ser de los más grandes de España, pero yo por todos los sitios veo que se excava en yacimientos y se podía empezar poco a poco".

Recuerda que si se han recuperado piezas arqueológicas en los últimos años ha sido porque no estaban a mucha profundidad y las lluvias las dejaron al descubierto. "Por ejemplo, el año pasado apareció un capitel corintio de época romana y gracias que el guarda de la finca protege ese yacimiento, porque si no hubiésemos vivido más de un expolio". Fernández resalta, en ese sentido, la colaboración del dueño de los terrenos bajo los que se encuentra el yacimiento, la finca 'El Rosario', propiedad de Salvador Espinosa. "De hecho no emplea técnicas agrícolas invasivas para no causar daños a las piezas que pudiera haber. Lo que pasa es que las campañas de exploración son muy cortas porque están limitadas por la siembra". Al delegado de Alcaldía y a sus vecinos no se les escapa lo costoso de un proyecto de excavación, dada su amplitud, pero también son conscientes de la importancia que la puesta en valor de un yacimiento de este tipo tendría para el desarrollo no sólo de la barriada, sino de la comarca.

Las únicas excavaciones que se realizaron en este yacimiento, declarado desde el año 2000 Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de zona arqueológica, fueron en el siglo pasado, las del arqueólogo Manuel Esteve, en las décadas de los 40 y 50, que sacaron a la luz un buen número de piezas que se pueden ver en el Museo Arqueológico. Pero ni todas las voces que han lamentado la desidia de las Administraciones hacia este yacimiento han conseguido avances hasta el momento. Ni las denuncias por los expolios hace más de una década, ni las propuestas de foros y expertos sugiriendo iniciativas como la creación de una Escuela de Arqueología han llegado a buen puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios