REGRESO A LA SEXTA

Mosto Tejero y su pesadilla en Tripadvisor

El pollo de campo presentado a Chicote en el 'Pesadilla en la cocina' jerezano El pollo de campo presentado a Chicote en el 'Pesadilla en la cocina' jerezano

El pollo de campo presentado a Chicote en el 'Pesadilla en la cocina' jerezano / Atresmedia

"Sitio lamentable, atención al cliente nula". "Muy mal servicio, baja calidad". "El mosto estaba rebajado con agua, las patatas fritas estaban crudas por dentro", "platos pequeños, sin sabor, insípidos", "relación calidad/precio pésima y nada barato", soltó Mipirim en TripAdvisor en diciembre de 2017 sobre Mosto Tejero, ya cerrado pero que ocupa el puesto 406 de la clasificación de los 447 lugares que dicho portal registra como lugares para comer en Jerez de la Frontera.

"Ante tal desbarajuste de los camareros, nos fuimos", agrega otra reseña de enero de 2018, dos meses antes de la visita que esta noche se puede ver en La Sexta a tal establecimiento.

Alberto Chicote tenía poco hacer con el Mosto Tejero. Hoy con el regreso de Pesadilla en la cocina volverá a confirmarse que es fácil cambiar el aspecto de locales condenados pero es mucho más difícil cambiar la actitud.

El local reformado, asediado por un litigio bancario urbanístico, no mejoró en comentarios tras el asesoramiento del equipo del programa.

"Por lo visto le han dado un cambio... ¿a mejor? A peor en todo" es una de las inserciones en marzo de 2018 tras pasar el programa, persistiendo en los problemas que hoy veremos de camareros desorientados, mala cocina "y cartas sin los precios puestos".

Las ventas de mosto, tan típicas a las afueras de Jerez y que pronto servirán caldos nuevos, sirven a precios bajos platos auténticos, recetas de siempre (en especial sabores tan otoñales como la berza y el ajo) en un contexto casero, rural, que termina siendo el ambiente idóneo para una consumición informal.

Pero en Mosto Tejero, como echará en su primer vistazo Chicote esta noche, todo eso se viene abajo. Ni con su autoridad podrá convencer con buenas prácticas. Si la comida es mala y el servicio (que termina a puñetazos) aún es peor, la falta de profesionalidad en las sartenes y en la sala son reflejo de la desvencijada personalidad de su propietario, Juan, Juanete, capaz de huir con su tractor y empeñado en servir copas de palo cortado, el vino jerezano más manoseado en estos tiempos

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios