Jerez

Trabajar después del cáncer

  • La asociación Amma Jerez se ha fijado como objetivo la puesta en marcha de un centro de día en La Barca, para facilitar el acceso al mercado laboral de mujeres mastectomizadas

Representantes de la asociación Amma y del hospital, en una exposición que se organizó en el pasillo de Oncología. Representantes de la asociación Amma y del hospital, en una exposición que se organizó en el pasillo de Oncología.

Representantes de la asociación Amma y del hospital, en una exposición que se organizó en el pasillo de Oncología. / VANESA LOBO

La Asociación de Mujeres Mastectomizadas Amma Jerez se encuentra inmersa en la puesta en marcha de un proyecto de inserción laboral que nace de las dificultades que estas mujeres tienen para encontrar un trabajo, incluso una vez que han superado la enfermedad.

La tramitación de este proyecto no es sencilla y está alargando más de lo esperado el desarrollo de una iniciativa, que consiste en la apertura de un centro de día para mayores en La Barca, lo que permitiría a la asociación optar a las ayudas que concede el Grupo de Desarrollo Rural (GDR) Campiña de Jerez a iniciativas emprendedoras en el medio rural.

Tras conseguir con sus reclamaciones reducir las listas de espera para la reconstrucción mamaria en mujeres mastectomizadas, Amma se ha dedicado en estos años a seguir trabajando en este campo organizando eventos cuyo fin es la recaudación de fondos para la investigación contra el cáncer y acciones sociales dirigidas a mujeres afectadas por cáncer de mama con riesgo de exclusión.

Desde la asociación, que preside María José López, afirman que todas estas actividades han sido realizadas sin ningún tipo de subvención, sólo a través de cuotas simbólicas de los socios de apenas cuatro euros y con la organización de eventos solidarios.

El proyecto, inmerso aún en diversos trámites, se presentará a las ayudas del GDR

En la memoria del proyecto del centro de día, Amma justifica su puesta en marcha en las trabas que encuentran estas mujeres para, tras recuperarse de la enfermedad, empezar a formar parte del mercado laboral. Los tratamientos las alejan de la actividad durante un tiempo considerable y a ello se une las secuelas que sufren posteriormente. Aseguran que incluso en algunas ocasiones las afectadas se quedan en situación de riesgo de exclusión social. "El centro de día es una oportunidad para crear empleo para estas personas y creemos además que es una iniciativa laboral que puede ser pionera”, señala la presidenta. Además se generarían ocho puestos de trabajo para mujeres que han padecido cáncer de mama, aunque López matiza que se harían también contrataciones fuera de la asociación para el caso de perfiles profesionales que no existan entre los miembros de la misma.

La asociación ha contado desde el primer momento con la colaboración del Ayuntamiento pedáneo de La Barca, que se ha comprometido a cederle un local de aproximadamente 300 metros cuadrados, en los que se podría atender como centro de día a unas 30 personas. La cesión, planteada en principio por 15 años renovables, exige una serie de informes que a día de hoy aún se encuentran en tramitación.

Por otro lado, se precisaría adaptar el inmueble de acuerdo a la normativa que establece la Junta de Andalucía para centros residenciales de personas mayores. Básicamente, según se explica en el proyecto, se trataría de dividirlo en varias zonas: la de administración y dirección, lavandería, sala de estar, comedor, zona de vestuarios y aseos del personal, aseos públicos, zona de espacio de atención especializada, sala de visitas, puesto de control y zona de enfermería.

En cuanto al coste económico que supone su puesta en marcha, la asociación ha estimado que sería de unos 300.000 euros, donde se incluiría también un vehículo de transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios