Jerez

La imagen del Niño Jesús llegó al Belén Monumental de Cristina

  • Tras años de actos vandálicos, los niños del Nazareno portan, cada año, la imagen de Jesús en el belén

La procesión del Niño Jesús que presidirá esta noche la adoración de los Reyes Magos en Cristina

La procesión del Niño Jesús que presidirá esta noche la adoración de los Reyes Magos en Cristina / pascual

El destino quiso que, de un sacrilegio, naciera la entrañable procesión del Niño Jesús por la zona de Cristina. Una estampa que nos retrotrae a las primeras procesiones de la ciudad que nacieron como acto de Fe pública.

Hará unos cinco años que la hermandad de Jesús Nazareno aporta la figura del Niño Jesús al Belén Monumental de Santo Domingo en la noche del día 4 de enero, lugar que será escenario para que los Reyes Magos hagan la adoración al Niño Jesús.

El origen nace tras la decisión del ayuntamiento de trasladar el Belén Monumental a la fachada principal del convento de Santo Domingo. Desaprensivos sin escrúpulos se dispusieron, año sí o otro también, a hacer todo tipo de tropelías con la imagen del niño. Daños que fueron desde depositarlo bajo un coche en la zona de la plaza San Andrés hasta romperlo y tirarlo en las inmediaciones de Cristina. El padre Alexis, religioso dominico que por aquella época tenía destino en el convento de Cristina, recuerda que auxiliaba a la imagen en algunas ocasiones pegándole los trozos tras las muchas mutilaciones. Alexis comenta que en una ocasión "tuve que ponerle una sabana por encima para taparle los muñones que le habían dejado".

Los continuos daños propiciados al Niño Dios, de escaso valor artístico pero de gran activo sentimental, propiciaron que, finalmente, fueran los cofrades del Nazareno quienes aportaran la imagen al Belén Monumental. Y así fue como nació una entrañable procesión que tiene tintes de convertirse en tradicional. Froilán Solís, actual hermano mayor de la hermandad, sostiene que "debemos de cuidar este acto tan entrañable con los niños". Así que cada año se mejora la procesión con atributos -este año se estrena un llamador para las andas-.

Los más pequeños, cada día 4 de enero, portan a la imagen en unas pequeñas andas al hombro, como es tradicional en la hermandad de San Juan de Letrán.

Ayer, la procesión se inciaba a las seis y media de la tarde, con faroles y cirios llevados por los jóvenes del Nazareno.

Quedó depositado en el pesebre, con su túnica y sus potencias, la imagen de Jesús. En la noche de ayer estuvo la custodia de la vigilancia contratada para el equipo de sonido puesto para esta jornada. Los Reyes Magos, tras la cabalgata de la ilusión, saben que les espera el Niño Dios en su belén para ser adorado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios