Navidad

Numerosas zambombas ignoran las fechas del bando municipal

  • Pese a fijarse su inicio el 30 de noviembre, ya hay previstas varias para la próxima semana

Una imagen de una zambomba en la Plaza Plateros. Una imagen de una zambomba en la Plaza Plateros.

Una imagen de una zambomba en la Plaza Plateros. / Pascual

Un año más, el debate sobre la fecha idónea de celebración las zambombas está en la calle. Un sector defiende que este tipo de eventos, catalogadas como Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía en 2015, debería comenzar a partir del 1 de diciembre mientras que otro opta por abrir esta cita al último fin de semana del mes de noviembre.

Lo cierto es que en los últimos años, el adelantamiento de las fechas está siendo la nota común en la ciudad, hasta el punto de que el próximo fin de semana, días 17 y 18 de noviembre, ya hay programadas algunas. Por esta misma razón, desde 2013, coincidiendo con el gobierno de María José García-Pelayo, el Ayuntamiento comenzó a desarrollar un bando centrado propiamente en la celebración de este acontecimiento, que alcanzó su cénit en el citado 2015 con la denominación BIC.

Curiosamente, el Consistorio hizo ayer público el bando correspondiente a 2018, un bando en el que se informa que el periodo de celebración de las zambombas va del 30 de noviembre al 25 de diciembre, ambos inclusive. Por tercer año consecutivo, el equipo de gobierno actual mantiene las fechas, toda vez que en 2015 el periodo establecido abarcaba del 20 de noviembre al 25 de diciembre. Es más, este mismo año, unas declaraciones de la alcaldesa Mamen Sánchez en pleno mes de julio planteando la posibilidad de ampliar el periodo de zambombas hasta el día de Reyes, levantó una oleada de críticas. Finalmente, todo quedó en nada.

El bando de 2018 distingue además entre las que están sujetas a autorización municipal y aquellas que no la requieren.

En el primer grupo se encuentran “aquellos establecimientos de hostelería (bares, cafeterías, restaurantes, pubs y bares con música) y otros establecimientos autorizados para una actividad distinta, y que en su autorización municipal permanente no estén previstas expresamente la celebración de actuaciones en directo de pequeño formato o actuaciones en directo, por lo que deberán solicitar y obtener autorización de carácter extraordinario”.

Asimismo, y tal y como establece el bando, también requiere de autorización municipal “la celebración de zambombas en zonas de dominio público (como pueden ser calles o plazas). Se permitirán únicamente las que sean organizadas o promovidas por asociaciones culturales, vecinales, de comerciantes, de hostelería y otras entidades sin ánimo de lucro”.

En cuanto a las que no precisan de la correspondiente autorización, el bando cita “las zambombas de carácter estrictamente privado o familiar”, si bien, se especifica que éstas deberán celebrarse en recintos que reúnan “las condiciones de seguridad y la producción de ruidos en el interior deberá mantenerse dentro de los valores límites que exige la convivencia ciudadana”.

Tampoco necesitan autorización “aquellas celebraciones en establecimientos públicos de hostelería que surgen de forma espontánea, no están programadas y no se ofrecen al público en general, donde son los propios clientes los que participan, pues en tal caso la celebración no implica alteración del local, no se precisa una adecuación determinada, ni modificación de sus características técnicas y por tanto no tendría la consideración de espectáculo público o actividad recreativa”.

En este apartado se incluyen también “las zambombas que se celebren en el interior de los espacios fijos, cerrados y cubiertos de los establecimientos de ocio y esparcimiento (discotecas, salón de celebraciones), así como en establecimientos de espectáculos públicos (teatros y auditorios), ya que este tipo de celebración se considera que está implícita en la licencia permanente otorgada, siempre que no se alteren las condiciones y requisitos contenidos en su licencia”.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento no se contempla ningún tipo de medidas para todas esas zambombas que adelantan su celebración a la fecha. “Las iniciativas privadas que no incumplan la legislación en materia de organización de espectáculos no tienen por qué suponer conflicto legal. No vemos la posibilidad de prohibir o limitar estas iniciativas. Lo que queremos es que de manera voluntaria todas las zambombas se adapten al bando para no desvirtuar el carácter de estas”, explicaba ayer Francisco Camas, concejal de Cultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios