Jerez

El PP resta importancia a una posible prórroga del presupuesto municipal

  • Pelayo dice que no es "el fin del mundo" y que se podría seguir haciendo inversiones

  • Tilda de 'sablazo' la pretensión de subir los impuestos y propone ahorrar en otras partidas

Pelayo ayer en la sede del PP, arropada por otros compañeros del partido. Pelayo ayer en la sede del PP, arropada por otros compañeros del partido.

Pelayo ayer en la sede del PP, arropada por otros compañeros del partido. / vanesa lobo

El PP restó ayer importancia a una posible prórroga del presupuesto municipal si el gobierno del PSOE no consigue el apoyo de Ganemos a su propuesta contable para 2017. La portavoz del grupo municipal, María José García-Pelayo, señaló que "lo que no podemos pensar es que si se prorroga el presupuesto estamos en el fin del mundo. Se harán las modificaciones presupuestarias que hagan falta para habilitar las partidas necesarias para realizar inversiones y gasto. Hay muchas ciudades con el presupuesto prorrogado y no pasa nada". Pelayo señaló que el PP no acepta "el chantaje de que si no se aprueba el presupuesto no hay inversiones, porque eso es mentira. Claro que habrá que trabajar más, pero no vamos a aprobar lo que no aprobaría ningún jerezano si lo conociera. No vale tener un mal presupuesto por tenerlo".

La también diputada nacional tildó de 'sablazo' la pretensión del gobierno municipal de eliminar las bonificaciones del impuesto de plusvalía, las que existen para las transmisiones de inmuebles de vivienda habitual a los herederos directos por causa de muerte. Lo que en la práctica sería una subida de impuestos fue el argumento que el PP utilizó para justificar su desacuerdo con el borrador del presupuesto municipal de 2017, aunque en concreto la eliminación de esa bonificación no salió adelante al contar el PSOE sólo con los apoyos de IU y Ciudadanos. No obstante, Pelayo aseguró que el gobierno municipal quiere incrementar otras tasas como la de vado y precios públicos, a la vez que presumió de que durante el gobierno del PP en el Ayuntamiento "demostramos que era posible cuadrar las cuentas, aprobar presupuestos municipales y que estos presupuestos contasen además con el visto bueno del Ministerio de Hacienda sin subir los impuestos, las tasas y los precios públicos, sin necesidad de darle un sablazo al bolsillo de los ciudadanos. Por lo tanto no le estamos exigiendo al PSOE algo que el PP no hiciera".

No vamos a aprobar lo que no aprobaría ningún jerezano si lo conociera"

Pelayo repartió críticas entre todos los grupos municipales. De Ciudadanos dijo que le ha sorprendido "cómo se ha echado en brazos del PSOE. Hace unos días pedía la devolución de todo lo recaudado de más en plusvalía y el jueves aprobaba su subida". A IU también le acusó de ser cómplice del PSOE al dar su aprobación a la eliminación de la bonificación y de Ganemos, que votó en contra de esta medida, dijo que "no se entiende cómo unos señores que la han hecho alcaldesa, después la dejen sin apoyos. La verdad es que la situación es kafkiana. Habría que poner orden en el gobierno, porque le están haciendo una moción de censura encubierta todos los días".

Según un análisis realizado por el PP, al eliminar la bonificación existente en la plusvalía este impuesto subiría hasta un 2.000 % en determinadas zonas como San Ginés, La Granja, El Agrimensor o en Estella y un 250% en otras barriadas como La Marquesa o Icovesa. "Lo que nosotros queremos destacar de esta subida de impuestos es que es innecesaria, es decir, lo hacen porque quieren, porque se conforman con lo fácil, no tienen que comerse el coco y pueden seguir saliendo del Ayuntamiento a la una y media".

En la misma línea que defendió el edil Antonio Saldaña en el pleno del pasado jueves, Pelayo aseguró que hay otras alternativas y que el PSOE no puede escudarse en una normativa para eliminar las bonificaciones. "Ese Real Decreto es de 2014 y ese año gobernaba el PP en el Ayuntamiento. Fuimos capaces de aprobar planes de saneamiento, de aprobar presupuestos municipales con esa misma normativa sin necesidad de subir plusvalía ni ningún impuesto y es más, la propia ley ofrece esas alternativas".

De hecho, recordó que la alcaldesa Mamen Sánchez estudia ahora medidas para compensar la pérdida de 1,8 millones por no poder eliminar las bonificaciones. "Esas alternativas las tenían que haber buscado antes incluso de hacer un borrador de presupuesto, pero para eso hay que trabajar para hacer las cosas lo mejor posible".

Pelayo puso sobre la mesa la propuesta del PP para compensar esos 1,8 millones y cuadrar el presupuesto 'tocando' otras partidas. En concreto, la destinada a estudios y trabajos técnicos, que en el borrador de presupuesto de 2017 se incrementa en 371.00 euros, un 30,4 % más. Según plantea el PP, si en vez de aumentar esta partida se reduce un 10% el Ayuntamiento se ahorraría 493.000 euros y también propone reducir un 5% la cantidad destinada a gratificaciones, 4.634.000 euros para 2017, para conseguir un ahorro de 231.000 euros. "Sólo con estas dos medidas se logra algo más de lo que van a conseguir por la eliminación de la bonificación del impuesto de plusvalía". Pero además, Pelayo planteó reducir la partida prevista para el pago de intereses de demora de la deuda a los bancos, negociando con las entidades de forma que la cantidad no suba como está previsto de 2.699.000 euros a 6. 244.000. La dirigente popular concluyó que hay partidas suficientes en las que ahorrar, "pero lo fácil es ir al bolsillo de los ciudadanos, y no buscar fórmulas creativas".

Mantuvo que para el PP las prioridades son crear empleo, el desarrollo de una política social, la ayuda a las familias que más lo necesitan y la realización de inversiones. "Consideramos que subiendo impuestos ni se crea empleo ni los ciudadanos consumen, la economía no se mueve en nuestra ciudad y por supuesto no es positivo. Nosotros no vamos a traicionar a Jerez para que la señora Sánchez salve unos presupuestos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios