Jerez

Laura Álvarez recuerda que "fue el PP en 2014 quien hizo el primer requerimiento para el desalojo del Museo Taurino" de Jerez

  • La teniente de alcaldesa afirma que "al PP de Jerez le falta memoria y vergüenza al defender intereses privados en lugar de velar por el cumplimiento de la legalidad"

  • El consistorio confía en que el juzgado dictamine a su favor "ante el perjuicio que genera a las arcas municipales"

  • Se emplaza al promotor "a buscar emplazamientos alternativos para seguir desarrollando sus actividades cumpliendo con sus obligaciones"

Laura Álvarez recuerda que en 2014 el PP hizo el primer requerimiento para el desalojo del local a los gestores del Museo Taurino.

Laura Álvarez recuerda que en 2014 el PP hizo el primer requerimiento para el desalojo del local a los gestores del Museo Taurino. / Miguel Ángel González

La teniente de alcaldesa del Ayuntamiento de Jerez, Laura Álvarez, ha denunciado hoy "la desmemoria y la falta de vergüenza del PP de Jerez por mentir de forma tan insultante a los jerezanos y jerezanas sobre la actuación municipal en defensa del interés general para recuperar un inmueble que hasta ahora acogía un negocio privado, que reportaba beneficios económicos a una empresa privada, desarrollando entre otras una actividad de restauración gastronómica además de cobrar entradas por exhibir un conjunto de piezas vinculadas al arte de la tauromaquia".

Para Álvarez, "el Ayuntamiento tiene que cumplir la ley, no hay motivo alguno que permita anteponer ningún tipo de interés al cumplimiento de las leyes y a la defensa del interés general. El local municipal donde se ubicaba tenía un contrato de arrendamiento, que tras una licitación pública se adjudicó a la empresa Cafeterías Alfonso en diciembre de 1997, iniciándose el contrato de arrendamiento el 1 de enero de 1998, por 15 años. Por tanto finalizaba el contrato de arrendamiento el 1 de enero de 2013. Se trata de un contrato de arrendamiento que no posibilitaba ningún tipo de prórroga".

"Fue el gobierno del PP, en junio de 2014, quien hizo el primer requerimiento para el desalojo del local a los gestores del Museo Taurino, un museo de naturaleza privada, sin que esta empresa hiciese caso. A partir de ahí, el Ayuntamiento le ha hecho sucesivos requerimientos para que abandonasen las instalaciones, porque el Ayuntamiento está obligado legalmente a defender sus bienes patrimoniales, que son de la ciudadanía de Jerez y que todo el mundo que esté interesado pueda optar, por lo que nunca el Ayuntamiento puede quedarse con los brazos cruzados ante un aprovechamiento de una instalación municipal para una explotación económica sin contrato que lo ampare", ha explicado la teniente de alcaldesa.

"Mientras el Ayuntamiento le ha hecho a la empresa Cafeterías Alfonso estos sucesivos requerimientos, se sacó a licitación la venta del local, que los propios representantes de Cafetería Alfonso manifestaron estaban interesados en comprar, aunque una vez sacada la licitación no se presentaron. Tampoco se presentó ninguna otra empresa, quedando desierto por cuanto se antoja difícil acudir a una licitación estando el local ocupado por alguien. Ante la negativa de Cafeterías Alfonso a abandonar el local, al Ayuntamiento no le quedó otra que acudir al juzgado para defender el interés general y recuperar este inmueble", ha concluido Álvarez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios