Jerez

La bajada del paro da síntomas de agotamiento en Jerez

  • Jerez reduce 673 parados en 2018, lejos del recorte de 2.544 del ejercicio anterior y de la media de 1.200 que acumula en los últimos seis años

  • La ciudad cierra el año con 27.986 parados, el mejor dato desde diciembre de 2008 

Una camarera retira un servicio en la terraza de un bar del centro. Una camarera retira un servicio en la terraza de un bar del centro.

Una camarera retira un servicio en la terraza de un bar del centro. / Manuel Aranda

Jerez salda 2018 con 27.986 parados tras un recorte de 673 desempleados (-2,34%) en el conjunto del año. Como reiteran los políticos de todo signo hasta la saciedad, cualquier corrección de las cifras del paro es bienvenida y más en una de las ciudades más castigadas por esta lacra social. Pero la bajada se queda corta si se compara con la del año anterior (2017), en el que de un plumazo se logró una corrección de 2.544 desempleados (-8,15%).

Tampoco sale 2018 bien parado en la comparativa con los seis últimos años que el municipio encadena de bajada y en los que han desaparecido de las listas de las oficinas de empleo 7.249 demandantes –a razón de 1.200 por cada ejercicio–.

Los cerca de 28.000 parados del cierre del año están por encima del mínimo de 2018 registrado en julio con 26.375 desempleados

El dato del cierre del año, con algo menos de 28.000 parados, es el mejor diciembre de la última década, en concreto desde 2008 -la situación es similar a la de la provincia-, cuando en los registros del paro constaban en torno a 25.000 personas, pero al margen de la desaceleración de la bajada en los últimos doce meses, cabe recordar que entre abril y septiembre de 2018 el paro se mantuvo por debajo de la cifra actual, con hasta 1.600 parados menos en el caso de julio, en el que se marcó el mínimo anual con 26.375 desempleados. Incluso en 2017, los meses del periodo estival (julio-agosto) se mantuvieron con cifras inferiores a la actual.

Jerez acumula 7.500 parados menos desde 2013, cuando se inició la tendencia a la baja que se prolonga hasta la actualidad

La evolución del paro en los meses de diciembre puede dividirse en dos bloques claramente diferenciados, el primero de subida ininterrumpida hasta 2012, que reza como el cierre del año con más paro (35.235 parados); y el cambio de tendencia iniciado en 2013 y que se prolonga hasta la actualidad con el ya reseñado recorte acumulado en estos seis años de algo más de siete mil parados.

El siguiente paso, el de llevar al paro a los registros de 2007, es decir, de antes del estallido de la crisis, se antoja complicado no ya a medio plazo, sino incluso a largo tanto por la desaceleración de la bajada como por el volumen de parados que separan al municipio jerezano de este objetivo, nada menos que 9.500 parados –los que median entre los casi 28.000 de la actualidad y los 18.500 de entonces–.

Tampoco ayuda a este reto la subida del Salario Mínimo Interprofesional aprobada unilateralmente por el Gobierno y en vigor desde el 1 de enero, que según alertan los empresarios y los principales organismos económicos nacionales e internacionales tendrá impacto directo en el empleo.

El paro femenino se mantiene por encima de las 17.000 demandantes sin apenas variación en el último año

La corrección anual se concentra, principalmente, en el apartado de personas sin empleo anterior, con cerca de 400 parados menos en los últimos doce meses, mientras que en la bajada del último mes se aprecia el tirón del empleo temporal vinculado a los servicios -que abarca entre otras actividades a la hostelería y el comercio-, al que corresponden del orden de 360 de las bajas de diciembre.

2018 tampoco fue un buen año para el paro femenino, que cierra el ejercicio con apenas 42 desempleadas menos de las que se computaron en sus listas doce meses antes. El resto del recorte anual, por encima de los 630 desempleados, corresponde a los hombres.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios