Educación | Psicología Sobresaliente en recreo

Sobresaliente en recreo Sobresaliente en recreo

Sobresaliente en recreo / Fille frisée

Cuando en Psicología Diez, evaluamos alumnos y alumnas que tienen problemas con su rendimiento académico, es habitual que nos expliquen que lo que más les gusta del colegio es el recreo. Sin embargo, en ocasiones, cuando evaluamos a niños con ciertas discapacidades funcionales, el recreo se convierte en lo que menos les gusta del colegio.

Desafortunadamente, ha dejado ya de asombrarnos esta respuesta. No nos asombra porque tras estudiar las dificultades que ciertas discapacidades pueden implicar en la participación en esta actividad, parece lógico que el alumno se pueda aburrir. De hecho, un alumno con deficiencias visuales graves o con problemas de movilidad importantes difícilmente puede encontrar una actividad que se ajuste a sus necesidades. Se puede llegar a renunciar, así, a una actividad que debería tener una influencia determinante en el desarrollo de la personalidad, la competencia social y la autoestima de los menores.

En este sentido, el Servicio de Investigación educativa, elaboraciones didácticas y adaptaciones curriculares de la Dirección de Educación (….) de la ONCE, elaboró en junio del 2014 un estupendo documento sobre Recreo Escolar Inclusivo que tiene entre sus objetivos fundamentales sensibilizar y concienciar a toda la comunidad educativa de la importancia de que todo el alumnado esté y se sienta incluido en el recreo, lo disfrute y sea partícipe en sus actividades. Además, también se pretende que tanto el alumnado con discapacidad como sus familias entiendan como parte fundamental de su desarrollo que el alumno participe en este tipo de actividades y disfrute del tiempo libre junto a otros compañeros y amigos.

Este documento ofrece, a modo de ejemplo, algunas experiencias de las que ya han sido desarrolladas en otros centros educativos. Se destaca también en él la importancia de que este tipo de actividades se encuentren planificadas y organizadas desde el principio de curso, de forma que se pueda contar con los profesionales y voluntarios necesarios, así como con los espacios apropiados dentro de los recreos. Además, la ONCE, este año, un año más, bajo el lema “por ti y por todos mis compañeros” ha convocado el concurso escolar sobre ideas para recreos inclusivos del que cada año surgen proyectos sumamente efectivos.

Los centros educativos, por tanto, para cumplir con su responsabilidad de favorecer la inclusión de cualquier alumno con discapacidad, pues se trata de que el centro se adapte al alumno y no al revés, pueden, sobre todo, estructurar los espacios de recreos y diseñar actividades que resulten atractivas para la participación de todos los compañeros, no obligando a la participación, pero sí motivando hacía la misma.

Por nuestra parte, en Psicología Diez consideramos la competencia social un factor clave en la inclusión futura de todo alumno en la sociedad, por ello, una de las estrategias que desarrollamos es el trabajo con los alumnos en formato taller, con grupos, para que aprendan a reconocer sus emociones en ellos mismos y en los demás, empatizando con ellos y aprendiendo las normas del contacto social, trabajamos la autoestima facilitándoles experiencias de éxito con sus compañeros en el entorno seguro que facilita el taller y, además, orientamos a las familias para que sus estilos educativos no sean excesivamente protectores y las animamos a que faciliten las iniciativas de los menores.

Para conseguir un sobresaliente en recreo, la competencia fundamental a valorar es la habilidad para relacionarse con compañeros conocidos y desconocidos, así como con los adultos que participan en las actividades escolares y eso, sin duda, es labor tanto de profesionales, como de las familias y del propio alumno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios