josé gálvez. cantaor y tocaor

"Ya va siendo hora de que se reconozca la figura del tocaor"

  • El artista estrenará el sábado en Madrid 'Sonanta de tocaor', un espectáculo en el que pretende rendir tributo a la escuela jerezana de la guitarra.

José Gálvez, posando para Diario de Jerez. José Gálvez, posando para Diario de Jerez.

José Gálvez, posando para Diario de Jerez. / Miguel Ángel González

El Suma Flamenca de Madrid, uno de los festivales actuales con mayor aplomo, ha apostado este año por la que será la primera creación de José Gálvez. El jerezano, un artista que ha destacado siempre por su polivalencia, y sobre todo por su inquietud musical, desembarca en la capital de España con 'Sonanta de tocaor', un montaje en el que se arropará de tres nombres propios del flamenco de Jerez: Luis 'El Zambo', Miguel Lavi y Joaquín Grilo.

-'Sonanta de tocaor'. Suena bien...

-Es la primera obra que tengo el gusto de conformar para un evento como éste. Está claro que antes ya había hecho alguna cosa de menor envergadura, pero esto es diferente, es más compleja. Estoy muy ilusionado porque creo que además es un festival importante en esto del flamenco.

-Cuéntenos algo más de él...

-Es un espectáculo en el que quiero realzar la figura del tocaor, para mí es imprescindible diferenciar la figura del tocaor y la del guitarrista. Creo que en este aspecto deberíamos empezar a nombrar a las cosas por su nombre porque muchas veces nos llegan a confundir cuando no sabemos diferenciar estos términos. El tocaor siempre ha sido una figura infravalorada, porque no tuvo protagonismo, siempre ha sido el apoyo de los cantes, pero también, para el que realmente lo valora, sabe que es una pieza fundamental dentro del flamenco, tanto en el baile como en el cante. Si un tocaor no te acompaña bien, la misión del cantaor no vale para nada, igual que pasa en el baile.

-Hoy día para poner en marcha un espectáculo hay que mirar sobre todo en si puede o no girar...

-Está claro, por eso con éste tenía las cosas claras, quería hacer una cosa que lo mismo fuese vendible en un festival flamenco que en otro tipo de festivales musicales, porque en el mundo hay festivales de este corte que a veces necesitan estas propuestas. Para mí es un punto de partida, y bueno, espero que en el futuro pueda estar en un Festival de Jerez, en una Bienal o en un festival de Bilbao con la BBK.

-Usted es un artista polivalente, pero empezó tocando la guitarra y nunca lo ha dejado...

-Sí, a mí me encanta tocar, pero eso no quita que no me guste cantar o componer, lo que pasa es que a veces esto de las etiquetas... Nos tenemos que sentir orgullosísimos de que Jerez tenga, si no la escuela más pura de guitarra, sí que una de ellas. No quiero decir que Jerez sea el ombligo del mundo, pero al igual que siempre se ha dicho que Jerez ha sido la cuna del cante, creo que también puede definirse como una de las escuelas de guitarra más puras, más certeras y además más punturas a la hora de acompañar los cantes.

-Usted defiende entonces que existe una escuela jerezana de guitarra...

-Por supuesto, y en este espectáculo también he querido hacer un pequeño homenaje a nuestros ancestros, y como no a los primitivos como el maestro Javier Molina Cundi, que nos dejó la base de esta escuela jerezana para acompañar y para tocar. Creo que Con Javier Molina empezó todo y luego continuó con Rafael del Águila, los hermanos Morao, los hermanos Parrilla….Todos ellos están homenajeados en el espectáculo, porque hago algunos números de guitarra solista donde también destaco esas maneras.

-Fue alumno de Parrilla de Jerez, ¿qué aprendió de él?

-Yo pasé mucho tiempo con Parrilla y tengo una influencia muy grande en mi manera de tocar, como también la tengo del tío Juan Parrilla. Eso es lo que voy a dejar patente, la manera de acompañar a los cantes en Jerez. A mí me encanta esa forma.

-Miguel Lavi, Luis 'El Zambo' y Joaquín Grilo...Jerez se mire por dónde se mire...

-Les tengo que agradecer enormemente su apoyo. Creo que los tres suman, como el festival. Necesitaba que la propuesta tuviera un complemento y qué mejor complemento que Luis 'El Zambo', Miguel Lavi y Joaquín Grilo. Son tres artistas muy diferentes entre sí pero los tres son de Jerez y los tres tienen una personalidad indiscutible. Para mí son tres colaboraciones determinantes.

-Este año produjo el disco de José 'El Mijita', 'Se llama flamenco', y fue finalista en los Grammy Latinos. ¿Qué supone algo así?

-En ese sentido estoy muy satisfecho, ya no sólo por el hecho de haber sido nominado a los Grammy Latino el pasado año con José El Mijita, sino por otras cosas que he ido haciendo antes y que, aunque a lo mejor no han tenido esa relevancia mediática, sí que para mí han sido muy interesantes.

-Por ejemplo....

-Me refiero al disco que produje a la cantaora japonesa Yuka Imaeda, que se grabó en Jerez, en el estudio de Josema Pelayo y creo que ha sido un gran trabajo. Se llamó 'Vamos' y es un trabajo precioso.

-Es curioso pero José Gálvez siempre ha venido un vínculo con Japón...

-Sí, y lo tengo. Japón ha sido y es muy importante para mí, por las veces que he ido a trabajar y por mi faceta como productor. Tengo especial recuerdo del trabajo que hicimos con el kabuki, porque nunca el flamenco había estado tan integrado a él, y con algunas cosas más. Ahora mismo estoy produciendo, tanto artística como musicalmente, la segunda parte del espectáculo de los bailaores Mayumi Kagita e Hiroki Sato, 'Amor, amor, amor' que se hizo en su día en el Festival de Jerez. Se estrenará en septiembre. Soy el director del montaje y bueno, aunque sé que es una responsabilidad, estoy muy ilusionado.

-Por eso estará usted este verano en la Fiesta de la Bulería...

-Sí, me llamó David Lagos para hacer ese homenaje a Japón. He estado muchas veces allí, con gente como el tío Álvaro Aguilar, que abrió y sembró mucho durante años. Me hace mucha ilusión que David me haya llamado para trabajar con él y con Javier Latorre, que es el encargado de la coreografía.

-De todas maneras, acaba de venir de una gira por varios países arábigos...

-Sí, he estado dos meses entre Dubai, Beirut y Jordania. Sigo manteniendo una buena relación con músicos árabes que conocí hace 18 años. Precisamente con ellos grabé mi segundo trabajo que fue 'Galvez & The National Orchestra of Nowheristan', donde hice fusión con música del Este de Europa, músicos árabes, de palestina, de Dubai, de Turquía…He sido siempre una persona muy inquieta, y eso me ha abierto muchas puertas, por eso todos los años hago al menos un par de festivales por esas tierras. Me pasa igual que con Japón e incluso América, donde anualmente voy al menos una vez a San Francisco, California e incluso Nueva York.

-Ya que habla de disco, ¿para cuándo uno nuevo?

-Bueno, ya estoy liado, lo que pasa es que voy poco a poco porque lo hago en mis huecos libres. Lo estoy grabando aquí en La Bodega cada vez que puedo. Todavía me queda, porque apenas está esbozado, pero creo que va a tener mucha relación el primero que grabé, 'Bohemio de amor', sobre todo por el sonido, porque está grabado en Jerez, porque los músicos van a ser de aquí. Mi idea es sacarlo el año que viene, pero bueno, tampoco me quiero poner fechas, porque todavía queda.

-Y qué tiene más entre manos ahora mismo...

-Bueno, me ha llamado Alfonso Carpio 'Mijita' para que le componga algunas cosas y grabe con él. Ojalá tenga suerte porque Alfonsito es uno de los cantaores jerezanos con más personalidad. Los Mijita tienen de por sí un sello auténtico, pero Alfonso creo que puede dejar algo interesante porque además tiene un conocimiento grande a la hora de cantar por seguiriyas, soleá…Quizás con más potestad que otros que a lo mejor tiene la posibilidad de grabar más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios