Sesión ordinaria

La 'Sala U' para un pleno sordo

  • Dos horas después de comenzar la sesión, presidencia traslada a la corporación a otra estancia del Ayuntamiento por el ruido de la protesta de los trabajadores municipales. Sólo el PP mostró su desacuerdo con la decisión.

Comentarios 4

El salón de plenos ayer se quedó sordo. Otra vez. Media hora antes de su inicio, los pitos de la protesta de los trabajadores municipales –en su mayoría del sindicato de la Policía Local, (SIP)– retumbaban en la sala, y ante la previsión de que la sonora concentración iba para largo, la alcaldesa, Mamen Sánchez, dijo tajante que “nadie va a coartar la libertad de este pleno”. Pero la sesión comenzó y los concejales no se escuchaban a pesar de estar codo con codo, así que mucho menos el público asistente, que con clínex en los oídos intentó aguantar estoicamente una protesta que ayer sobrepasó los límites. 

 

El concejal Ángel Cardiel (Ganemos) aprovechó uno de sus turnos de palabra para denunciar que “esto es muy absurdo. No son condiciones para continuar un debate democrático. Deberíamos reflexionar sobre ello”. No fue el único. Así que pasadas las doce del mediodía, y con petardos de fondo (de nuevo el equipo de Onda Jerez fue el más perjudicado), se decidió trasladar la sesión a la conocida como ‘Sala U’, en la primera planta del Ayuntamiento y lejos del ruido. No fue la primera vez y quizás no sea la última en la que el pleno debe trasladarse por protestas en la calle, hecho que se produjo también en 2007 y 2008. Esta decisión no fue una “vergüenza” ni se tomó “por cobardía”, como le increpó María José García-Pelayo a la alcaldesa. Es más, tampoco le restó libertad a la sesión, más bien lo contrario. Cambiar la ubicación sólo permitió escuchar, debatir y poder aprobar, en condiciones ‘normales’,  medidas que afectan a la ciudadanía, aunque la mayoría tuviera poco que ver con la gestión puramente local.

 

De los 17 puntos del orden del día, sólo se rechazó  la propuesta de modificación de crédito del presupuesto municipal destinada a Emuvijesa. “Es una modificación que tendrá su reflejo en los presupuestos de 2016 para poder dotar a la sociedad de mayor crédito y que así siga funcionando la apuesta de carácter social que este Ayuntamiento quiere imprimir a esta sociedad municipal”, argumentó Santiago Galván (PSOE). Desde Ganemos, Maribel Ripalda declaró que “estos 300.000 euros son una tirita, porque realmente hasta que no se hagan los presupuestos de 2016 no vamos a ver realmente la necesidad económica y de liquidez y financiera que tiene esta empresa municipal. Es de vital importancia que Emuvijesa no entre en disolución, vamos a recordar la ley del sector público, por favor”. El PP votó en contra y su concejal Agustín Muñoz preguntó: “¿Cuál es la finalidad concreta de esta cantidad? No sabemos si es para limpiar las cuentas de Emuvijesa y que parezca que ha habido superávit este año... Es maquillar la cuenta en perjuicio de los ciudadanos que piden ayuda en Bienestar Social”.

 

Otra de las proposiciones que mayor debate tuvo fue la relacionada con el reparto de fondos europeos de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI). Llevada a sesión por Ganemos, respaldada por todos los grupos y con sólo la abstención del PSOE, en ella se puso de manifiesto “la gestión oscura, opaca y a espalda de los ayuntamientos” de los proyectos. “Somos una de las ciudades más castigadas de la UE y se están utilizando estos fondos para sacar votos. Es asqueroso e intolerable”, resaltó Cardiel. RaúlRuiz-Berdejo (IU) añadió que “esto es reivindicar el municipalismo. La ITI es una grandísima oportunidad para Jerez y es inconcebible cómo se están aprobando estos proyectos en la provincia.Es una vergüenza que vengan desde fuera a decidir los proyectos que vienen a esta tierra. ¿No es curioso que Isabel Armario (PSOE) esté fuera del pleno siempre que hablamos de Diputación?”. Desde Ciudadanos, Carlos Pérez puntualizó que “son muchos millones de euros y aquí no se quedan”, y el popular Antonio Saldaña subrayó que “la suscribimos al 100%, porque cuando lo que prima es el sentido común no cabe la ideología”. Galván fue el concejal que respondió declarando que el Ayuntamiento “sí tiene participación en esta iniciativa y está en continuo contacto con la Junta para cualquier tema relacionado con la ITI”. 

 

El debate sobre la situación en la que se encuentra el centro de negocios San Agustín sirvió para conocer que hoy la alcaldesa va a mantener un encuentro con el delegado de Zona Franca en Cádiz, Jorge Ramos, en la que se tiene previsto abordar tanto la apertura de este centro como las obras de reurbanización de El Portal. San Agustín se convirtió además en el marco ‘perfecto’ para que la pelea hiciera acto de presencia en la sesión y los gritos e insultos fueran los protagonistas. “Hablan –en referencia al PP– como si el centro lo hubieran pagado de su bolsillo. Si lo hubieran pagado, no habría facturas, sería con dinero B”, declaróSantiago Sánchez (Ganemos). Y el PP estalló. “¡Tú no tienes vergüenza! ¡Chorizo! ¡Miserable! Ha dicho usted una acusación muy grande, retírela. Se ha referido usted a María José García-Pelayo. Es un esperpento lo que se está viviendo aquí”, declaró exaltado Saldaña. “Que el PPpaga con dinero B no lo digo yo, sino un juez”, respondió Sánchez. “Pida perdón a esa mujer que ha sufrido. Venga hombre, nos vas a dar lecciones a nosotros... Venga hombre”, soltó el popular José Galvín saliendo del pleno.

 

13 puntos del orden del día, 2 de urgencia, 3 interpelaciones, 7 ruegos y 10 preguntas fueron los números del pleno ordinario de mayo. Y sin embargo, todo quedó empañado por una sesión violenta, fuera de tono y en la que la palabra quedó tapada por la amenaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios