Santiago Lara | Guitarrista “Necesitaba salir de mi rutina, por eso opté por este proyecto”

  • El jerezano presentará el sábado en el ciclo ‘Noches de Bohemia’ su quinto trabajo discográfico con La Tremendita y Jesús Carmona como invitados

Santiago Lara, durante uno de los ensayos previos a la presentación del disco.

Santiago Lara, durante uno de los ensayos previos a la presentación del disco. / Vanesa Lobo

Hace escasamente unas semanas, Santiago Lara (Jerez, 1984) estrenó su quinto disco, ‘Tu canción en mi guitarra’, un trabajo que se aleja por completo de todo lo anterior y en el que, una vez más, pone de manifiesto su inconformismo e inquietud por mejorar. El sábado, dentro del ciclo ‘Noches de Bohemia’, lo presentará oficialmente en los Jardines de la Atalaya.

–¿Da otro paso con este disco?

–Bueno, esa es la idea. Es un disco que nació durante el confinamiento y con él he querido hacer una especie de búsqueda de otras facetas, entre ellas la de arreglista. Es un disco de versiones, pero por eso mismo tiene mucho de mí, sobre todo en la instrumentación y los arreglos, ya que he grabado el bajo eléctrico en algunos temas y he hecho arreglos de cuerdas en otros.

–¿Y qué ha sido lo más difícil a la hora de llevarlo a cabo?

–Lo peor han sido los arreglos de cuerda, porque era la primera vez que me enfrentaba a esto, y evidentemente es una disciplina bastante complicada. Quizás pasa desapercibida para mucha gente pero poner de acuerdo a las cuatro o cinco voces, lo que es la armonía, y a partir de ahí crear un background y una base sonora potente para los temas es complicado. Porque podría haber recurrido a cualquier arreglista, que los hay y muy buenos, pero quería que los temas sonasen a mí. Está claro que ha sido un proceso complicado pero también por otro lado ha sido muy satisfactorio.

–Ha hecho usted temas que se salen de su lenguaje habitual...

–Claro, porque mi lenguaje natural es el flamenco y cuando tengo que hacer una falseta por soleá ya conozco los cauces. Luego te puede salir mejor o peor, pero conozco el camino, llevo toda mi vida. Aquí es distinto y a la vez más difícil porque de alguna forma te sales de tu zona de confort. Pero ya digo que es ponerte a prueba nuevamente y sacar otra parte de ti que desconoces.

–Con este trabajo completa la trilogía que inició con el tributo a Pat Metheny y continuó con sus homenajes a los grandes maestros...

–Eso es, tomé la decisión porque cuando terminé mi segundo disco y después de componer para Mercedes Ruiz cuatro o cinco espectáculos, me di cuenta que me estaba volviendo un poco repetitivo, que todo lo que me salía era más de lo mismo. Mi música era como muy ensimismada y eso creo que es uno de los fallos que puede cometer un creador. Por eso decidí abordar esta trilogía, con la que he aprendido mucho, ha sido como una especie de máster porque he accedido a otro tipo de músicas y he aprendido mucho. Eso lo estoy notando ahora a la hora de crear.

–En esa trilogía, ¿qué le ha resultado más complicado?

–Posiblemente el disco de Pat Metheny, porque me llevé dos años trabajando en él. Había que llevar el lenguaje de los guitarristas de jazz, al lenguaje de un guitarrista flamenco para que cuando yo lo tocara sonara natural y no se viera forzado. Además, fue un disco al que le presté mucha atención porque no quería se me viera como un oportunista a la hora de usar el nombre de Metheny con flamenco. Eso no quita que hacer una versión de Paco de Lucía, Vicente Amigo, Manolo Sanlúcar o Moraíto sea fácil. Ten en cuenta que tocar esos temas en directo no es fácil más que nada porque cada guitarrista tiene su fuerte, Manolo Sanlúcar el pulgar, Vicente, la mano izquierda, Moraíto el soniquete....Eso también es complejo.

Un momento del ensayo de la pasada semana. Un momento del ensayo de la pasada semana.

Un momento del ensayo de la pasada semana. / Vanesa Lobo

–María Terremoto, Ismael Jordi, Rocío Molina, La Temendita, Josemi Carmona...Vaya lujo...

–Por supuesto, es un orgullo que hayan querido colaborar en este disco. Con Ismael, por ejemplo, quisimos hacer un tema de zarzuela que ya habíamos hecho en una gira por Alemania, con María Terremoto fue increíble, porque llegó y grabó el tema a la primera, igual que con Josemi Carmona. He intentado sacar de cada uno esa parte que, aunque yo sabía que podían hacer, de cara al público no era conocido. Sabía que a María Terremoto le encanta el soul y le venía perfecto ese tema, algo parecido a lo que ha ocurrido con Rocío Márquez. Esa es la experiencia más bonita que me llevo, además han participado de manera altruista.

–¿Y qué me dice de su hija Pastora con ese tema de Cohen?

–Sé que a Pastora se le da bien la música y además tiene un oído brutal y eso es algo que se tiene o no se tiene. La canción surgió porque murió mi tía, que era como mi madre y como su abuela, y quisimos recordarla con ese tema. Creo que transmite un mensaje muy bonito y emotivo.

–El sábado lo presentáis en Jerez, cuéntenos algo.

–Vamos a hacer un concierto dividido en dos partes, una primera con temas míos de otros discos y una segunda con los temas del nuevo trabajo. Vienen colaborando La Tremendita, Pastora, Jesús Carmona, Anita Franklin y alguna sorpresa más. Además viene AntonioGonzález a la guitarra, Perico Navarro y Teto a la percusión, y Antonio Corrales al contrabajo. Lo que queremos es que sea entretenido y que la gente disfrute.

–¿Cómo se presenta el verano?

–Bueno, esta semana va a ser intensa porque además del sábado, el martes estaré en el Festival de la Guitarra de Córdoba con David Carmona, porque como discípulos de Manolo Sanlúcar vamos a homenajearle con un concierto. Luego el día 15 estaré en el nuevo festival de Andorra y a final de mes también participaré en un acto que se dedica a Manolo Sanlúcar en la Peña La Trilla de Trebujena. También estoy inmerso en un proyecto importante del que todavía no puedo dar detalles.

–Me decía el otro día Serranito que había que apostar más por la guitarra de concierto...

–Eso es una lucha que llevamos en este país porque salvo en algunos sitios, es difícil. Aquí en Jerez se da el sitio, pero en otros lugares no. Como ocurre con la ópera o la música clásica, la guitarra flamenca debería estar subvencionada y que hubiera ciclos en los teatros. Es una pena que con los grandes guitarristas que hay, no tengan su espacio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios