Jerez

"Santiago ya no se cae"

  • Tras ocho meses de trabajos, los arquitectos aseguran que el templo está "fuera de peligro" y que su seguridad es "razonable"

Comentarios 2

Ya no llueve dentro de la iglesia de Santiago. Lo hizo un tiempo, tras su abandono, cuando la empresa constructora Cimtra, encargada de la consolidación del templo, quebró a principios de 2010. Hoy, tras ocho meses desde la reanudación de las obras por parte de Tragsa, el monumento reafirma su verticalidad y se hace fuerte de nuevo con el saneamiento y fortalecimiento de muros y pilares. Otra luz va alumbrando al monumento. Porque si hace prácticamente un año, el arquitecto encargado de la obra desde 2005, Emilio Yanes, alertaba del "riesgo inmediato" de caída del templo, "hoy -confirmaba ayer- seguro que ya no se cae". Lo dijo en el transcurso de una visita a la iglesia junto a su equipo, el obispo José Mazuelos, el delegado provincial de la empresa Tragsa, Ignacio Campos; el párroco Diego Moreno, el presidente de 'Jerez por Santiago', Juan de los Ríos, los también arquitectos Javier y Federico de la Cuadra y el viceecónomo José María Collantes.

Las obras de consolidación y rehabilitación del templo "se están sujetando al presupuesto, a pesar de que edificios como estos son imprevisibles", apuntó Mazuelos a los periodistas antes de entrar, casco en cabeza. "Seguimos adelante -añadió- y yo pienso que esto ya será imparable. Es una alegría visitar de nuevo la iglesia y ver que es posible, que esto es una realidad". A este respecto, Mazuelos aseguró que para Semana Santa, "algunas cofradías saldrán de aquí. Creo que estamos cumpliendo los tiempos".

Respecto a los avances técnicos, Yanes tomó la palabra y apuntó que en estos meses de intervención, "se ha hecho lo esencial, ya que lo más importante de la obra son los cuatro pilares delanteros, que ponían en riesgo total el edificio y que nos encontramos en una situación bastante más desfavorable de la que creíamos. A la hora de perforar desde los pináculos hasta la propia cimentación, nos encontramos con una situación francamente peligrosa, sobre todo, el pilar número tres, que estaba en un estado crítico". Actualmente, todos estos problemas, "están superados y todo está consolidado perfectamente. Hemos empezado incluso el proceso de limpieza de ese pilar", comentó Yanes, que añadió que aún hay problemas, "aunque no de la gravedad de los mencionados". De esta forma, hizo referencia al muro norte del frente de la nave del Evangelio, "en el que hay una fractura que lo abarca en su totalidad y que se está tratando".

La mejora de estas obras de consolidación "es enorme" respecto al tiempo que el templo puede permanecer en pie de cara al futuro. "El pilar tres tenía una carga, llamada límite, es decir, su resistencia era exactamente la carga que tenía, cualquier incidente mínimo hacía que cayera". Igual que pasó en 1905, en 1955 y que en 2005 estuvo cerca, así que Yanes pretende romper este periodo de derrumbes cada 50 años. "Hemos multiplicado por tres la seguridad que teníamos antes, que era nada. Ahora tenemos un 300%, es decir, aunque no es la máxima, es razonable. Cuando quitemos los apeos, esos pilares podrán sobrevivir perfectamente. Hemos añadido una armadura tubular con acero especial que le dan un comportamiento favorable frente a seísmos medios, del tipo que cabría esperar en Jerez. No cabe la menor duda de que se superarán esos 50 años". "El núcleo de la iglesia, su estructura, -apuntó- no tendrá ningún problema, pero seguro que la iglesia tendrá deficiencias permanentes porque la piedra es muy pobre y los núcleos son infames. Sí, habrá deterioros, pero afrontables con un mantenimiento intenso y continuo".

Desde la empresa constructora no quisieron aportar una fecha de apertura definitiva al culto, aunque Mazuelos insistió que casi seguro se saldrá en Semana Santa, "pero poner en valor el templo de cara al turismo, por ejemplo, implica otras cuestiones como permitir la subida a las cubiertas, la luz... Retoques que pueden parecer más complicados. Así que abrir al culto, puede que en Semana Santa no, pero no mucho más adelante sí que se abrirá, esperemos. Seguro que el día de Santiago lo celebraremos aquí dentro".

Yanes subrayó que Santiago, "no es una iglesia cualquiera, ni fácilmente encontrable en toda Andalucía", y la comparó con la catedral de Sevilla, "con proporciones que no tiene esta última". "Santiago es muy elegante, mágica, y aunque adoro la catedral de Sevilla, en la que he realizado trabajos como arquitecto, Santiago es gótico y aquello es un salón. Así que hay que poner en valor esto". Yanes recordó que la labor de Tragsa aquí es "devolver a su ser lo que había, incluso las campanas, es decir, dejarlas como eran".

Respecto a las técnicas novedosas empleadas en la rehabilitación del templo, el arquitecto recordó que han sido "reconocidas por la comunidad científica internacional". De hecho, comunicó in situ al obispo que la Universidad de Sevilla, a través de la Escuela de Ingenieros, participará en la documentación de actuaciones y en ensayos en el templo, "con el máximo nivel técnico en Andalucía, una colaboración que puede ser positiva y que es generosa". Una petición de ayuda a la Universidad de Sevilla que ya Yanes hizo hace años desde su Departamento de Estructuras de Edificación e Ingeniería del Terreno de dicha Escuela. Una noticia que Mazuelos acogió con satisfacción y que espera que haga "emblemática a la iglesia de Santiago también en proyectos de investigación para el mundo entero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios