José Pacheco, subdelegado del Gobierno en la provincia

“Jerez es una ciudad segura”

  • El representante del Gobierno afirma que los índices de criminalidad en la ciudad son bajos

  • "El rescate de la autopista es un trámite más largo que esperar a que acabe el peaje en 2019", sentencia

Comentarios 1

El pasado 29 de junio, José Pacheco tomó posesión como nuevo subdelegado del Gobierno de la provincia. Nada más llegar tuvo que gestionar una de las mayores oleadas de pateras a las costas gaditanas de los últimos años, un problema en el que el Ayuntamiento de Jerez prestó su colaboración habilitando el pabellón Kiko Narváez para atender a inmigrantes de manera temporal. En esta entrevista, Pacheco aborda temas de seguridad, de infraestructuras y de inmigración.

¿En qué situación se encuentra el plan de seguridad para intervenir en la calle Nueva?

El primer compromiso era convocar una junta local de seguridad para hacer una evaluación del estado en que se encuentra este lugar. Como ya se dijo, se hizo una aproximación, se empezaron a vislumbrar las posibles soluciones y las partes nos emplazamos para una nueva reunión donde concretarlas. Creo que entre esta semana o la siguiente podremos celebrar una nueva reunión de la junta local de seguridad. Cada uno llevaremos a la reunión qué cosas se pueden aportar, se van a unificar y se va a diseñar ese plan.

Entiendo que no será un plan exclusivamente policial...

Entra todo. Ahí está, por ejemplo, la mejora de la iluminación de la calle aunque también el Ayuntamiento piensa en actuaciones urbanísticas. También se está viendo la posibilidad de colocar cámaras en lugares estratégicos de la ciudad, entre ellos este punto. El objetivo es que la gente que transita por esta calle sienta seguridad.

A pesar de ello, ¿se puede decir que Jerez es una ciudad segura?

Yo creo que sí. En líneas generales, Jerez es una ciudad segura. A niveles estadísticos, salvo estos casos puntuales, no es una ciudad en la que haya habido un repunte de la delincuencia y de las infracciones. Ahora bien, cuando se habla de este tema hay que tener en cuenta lo que se denomina la seguridad subjetiva. Los números no son relevantes pero puede pasar que haya personas que tengan una sensación de inseguridad. Con eso también hay que trabajar; esa es la razón fundamental por la que se está trabajando para que, una vez la comisaría de la Policía Nacional se traslade a La Asunción, se quede en el centro una oficina de denuncias. No quiere decir que, cuando se traslade la Comisaría, se vayan a disparar los índices de delincuencia sino que esto ayudará a generar esa sensación de seguridad subjetiva para que se sepa que tiene cerca un puesto policial.

¿Cuándo abrirían estas nuevas dependencias policiales? ¿Antes o después del traslado de la Comisaría a La Asunción?

Se hará después aunque se está trabajando desde ya. Se barajan dos ubicaciones, unas dependencias municipales en la calle Larga u otra que aporta la Zona Franca (convento de San Agustín). El emplazamiento lo decidirá el Ayuntamiento porque se quiere que comparta espacio con la Policía Local para duplicar los esfuerzos en materia de seguridad. 

Hay comerciantes que han mostrado su inquietud de que los trámites se alarguen demasiado tras el traslado y quede el centro sin una oficina policial durante un tiempo...

Por eso ya se está trabajando en ello. De hecho, ya se está buscando el sitio y viendo cómo acondicionarlo. Pero no va a abrir hasta que se produzca el traslado de la Comisaría desde la plaza del Arroyo hasta La Asunción. Una vez que se haga el cambio, empezará a funcionar en un breve espacio de tiempo, brevísimo.

En cuanto a las obras de la Comisaría en La Asunción, estas sufrieron un retraso por la necesidad de demoler buena parte del hormigonado, lo que ha conllevado un retraso en la conclusión del edificio. ¿Qué fechas maneja la Subdelegación para su apertura?

Los técnicos nos dicen que estará para principios de año próximo, seguramente febrero.

¿Se ha hablado con el Ayuntamiento del futuro uso del edificio que actualmente alberga la Comisaría en el Arroyo?

Aún no lo he hablado con la alcaldesa [Mamen Sánchez]. 

La pasada semana se presentó el acuerdo con Podemos para los Presupuestos Generales del Estado de 2019. ¿Habrá alguna sorpresa para Jerez?

Lo que se ha firmado es un pacto político en el que hay una intención de caminar juntos hacia una socialdemocracia que se parezca a la de nuestros vecinos de Portugal. Pero ahora se tiene que llevar a Bruselas la nueva senda de déficit y, a partir de ahí, iremos ‘bajando’ a actuaciones concretas. Le puedo decir que a buen seguro habrá para la provincia y para Jerez pero aún es pronto; estamos en un acuerdo marco.

El futuro de la autopista es un tema que preocupa a nivel provincial y, especialmente, a Jerez. Ya se ha ratificado que el 31 de diciembre de 2019 se acabará el peaje pero el PP habla de un peaje en cubierto...

Es curioso que el PP hable de peajes en cubierto cuando ellos han liberado autopistas a precio de oro. Me llama la atención eso. La carretera, una vez vuelva al Estado, necesitará su mantenimiento, como cualquier otra carretera de la Red del Estado. Pero, más allá de eso, los ciudadanos dejarán de pagar por ir a Sevilla. Y se hará el 31 de diciembre de 2019 porque, a día de hoy, habilitar una partida presupuestaria para liberar el peaje supondría que nos tuviéramos que ir al Presupuesto del Estado de 2019 porque en el de 2018 no se contemplaba el rescate. Cuando tengamos los de 2019, estaremos a meses de que acabe la licitación. Por lo tanto, plantearnos un rescate es meternos en una burocracia administrativa donde tendríamos que plantear una cantidad para la empresa concesionaria, cuantía que a buen seguro no aceptaría por lo que supondría, probablemente, un contencioso, que tardaría en resolverse más allá del 31 de diciembre de 2019. Por lo tanto, recorrer ese camino es mucho más largo que esperar los meses que faltan para que acabe la licitación porque, cuando se acabe, se acabó. A la fecha en la que estamos, no merece la pena rescatar el peaje porque, insisto, hay que esperar a los Presupuestos y, cuando se tengan, apenas quedarán ocho o nueve meses para el fin del peaje. Por eso, el ministro ya ha dicho que lo más rápido es esperar a que acabe la licitación.

¿La liberalización del peaje supone descartar el desdoble de la Nacional IV entre Jerez y Los Palacios?

Hace poco tuvimos una reunión en Las Cabezas de San Juan con alcaldes. Sobre la autopista se dijo que se va a hacer una comisión de trabajo entre los ayuntamientos para ver qué va a pasar su mantenimiento e, incluso, con los puestos de trabajo de las personas que actualmente trabajan en esta vía.

 ¿Y con el desdoble?

El Gobierno anterior solo licitó el tramo entre Dos Hermanas y Los Palacios y ahora hemos visto que lo hizo a un precio muy bajo. Por eso, cuando la empresa adjudicataria se puso a ejecutarlo, vio que el precio estaba muy por debajo y que, además, el proyecto no incluía algunas actuaciones como la electrificación de la vía o algunas canalizaciones de desagüe. La empresa dijo que necesitaba un modificado del proyecto, con sus sobrecostes, de ahí que en 2017 se paralizaran las obras por que el Ministerio de Fomento tardó un año en responder; no lo hizo hasta abril. Pero ni Fomento tenía presupuestos ni proyecto para seguir hasta Jerez. Nosotros queremos seguir con el desdoble hablándolo con los alcaldes pero, en paralelo, estamos trabajando en mejorar las conexiones transversales con la autopista ya que hay pueblos con carreteras secundarias o con muchas curvas.

¿Y la autopista tiene capacidad suficiente para el aumento del tráfico que conllevará el levantamiento del peaje?

Creo que sí. No hemos visto que en otros peajes liberados se hayan producido problemas de tráfico. Cuando se liberó el de Jerez, aumentó el tráfico pero se vio que nunca ha llegado al colapso. Si llegara al colapso, ya estamos trabajando para que el desdoble de la N-IV llegue hasta la provincia. 

¿Llegará el AVE a la provincia o seguiremos con el Alvia?

Vamos a retomar la inversión en mantenimiento de las infraestructuras de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), que se ha llevado muchos años con presupuestos bajo mínimos. Hay trenes y vías que necesitaban un mantenimiento que no han tenido en este tiempo de ahí que vayamos a impulsar estas partidas. En cuanto al AVE, tomo las palabras del ministro que señala que el proyecto no se desecha pero que tenemos que ser conscientes de que tampoco van a mejorar mucho los tiempos de conexión entre Cádiz y Madrid. Ahora mismo tenemos una buena conexión; estamos a poco más de cuatro horas. Pero lo prioritario es recuperar el presupuesto en mantenimiento.

En materia de inmigración, Jerez ha tenido un papel destacado este verano ya que habilitó un polideportivo para atender a inmigrantes ante la gran oleada de pateras. ¿Se ha abordado con el Ayuntamiento la posibilidad de que esta ayuda se mantenga en el tiempo?

En principio, no. Para empezar quiero agradecer a ayuntamientos como el de Jerez y a numerosas entidades sociales la colaboración prestada. La atención a inmigrantes tiene dos fases, una nada más llegan a la costa hasta que pasan a dependencias policiales; y la segunda, transcurridas 72 horas más tarde y tras ser identificados, cuando pasan a depender de las políticas migratorias donde son atendidos por entidades como Cruz Roja. En esta segunda fase fue donde el Ayuntamiento de Jerez echó un cable en un momento de urgencia. Pero, en paralelo, el Gobierno trabajaba ya en habilitar dos espacios: uno en San Roque y otro en las instalaciones de Campano, que han sido alquiladas. A día de hoy los procedimientos de atención funcionan con fluidez por lo que estimamos que por ahora no necesitamos de nuevo la ayuda de los ayuntamientos.

Le pregunto por un asunto migratorio que no es de su competencia, concretamente por la situación de los menores no acompañados (Menas). En Jerez contamos con unas instalaciones como son el centro Manuel de Falla que tiene sobreocupación por lo que se ha tenido que recurrir a alquilar un hotel, concretamente el hotel Ávila. ¿Qué le parece la medida?

La situación de estos menores no es solo un problema que se tiene que responsabilizar la Junta de Andalucía sino también el Gobierno de España e, incluso, la Unión Europea. El Gobierno de Pedro Sánchez, nada más llegar, puso el problema sobre la mesa al resto de países y les exigió que no miraran hacia otro lado. Esto ha permitido que se habiliten más de 100 millones de euros para atenderlos. Se han hecho también reuniones en Madrid con otras comunidades para instarles a su solidaridad con un reparto para la acogida de estos menores.

¿Le consta de que hayan quejas vecinales por la decisión de alquilar el hotel Ávila para acoger a los 'Menas'?

Creo que a todos nos da un poco de miedo cuando hay cambios en nuestro barrio. Pero todos tenemos que saber que esto no genera una situación peligrosa ni debe generar intranquilidad. Estoy convencido de que la diversidad es riqueza y hay que saber llevarla. La Junta está haciendo lo imposible por atender a estos menores de la manera más digna posible. A mí como subdelegado del Gobierno no me han llegado esas quejas. Y en mis conversaciones tanto con la alcaldesa de Jerez como con el delegado de Políticas Sociales de la Junta, con el que hablo a diario, no se ha hecho mención de ello.

Ya por último le pregunto por la situación financiera del Ayuntamiento de Jerez, una administración que lleva años recurriendo a las líneas de crédito del Ministerio de Hacienda. ¿Cómo se va a seguir ayudándole?

Me consta de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, es muy consciente de la situación del Ayuntamiento de Jerez y se está buscando la fórmula para ‘prestamizar’ la deuda. Está garantizada la voluntad de la ministra de desahogar al Ayuntamiento y de facilitar los pagos de devolución de la deuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios