Jerez

Trece años de promesas y polémicas

Hace ahora casi doce años, el Ayuntamiento, que entonces gobernaba Pedro Pacheco, aireó la primera propuesta para albergar al tan traído y llevado Museo de Lola Flores. Por aquel entonces, tanto Lolita como Carmen Flores visitaron la ciudad para comenzar a dar forma a una iniciativa que parecía tener el suficiente cuerpo y entidad para llevarse a cabo.

Hasta se habló de reubicar al futuro museo al entenderse que la casa en la que nació la 'Faraona', la calle Sol número 45, no era lo suficientemente espaciosa como para albergar a tal magna institución.

Desde entonces mucho se ha comentado sobre el asunto, pero entre dimes y diretes, entre presupuestos desaprovechados y problemas con el Plan E, encargado de financiar el proyecto, la iniciativa ha quedado aparcada hasta el punto de que el actual equipo de gobierno ha dejado claro que tal y como está la situación, su puesta en marcha se antoja muy lejana.

"Ya se dijo que era una de las obras del Plan E, que había habido desvío de fondos y lo que se ha comunicado es que no nos vamos a meter en algo donde no está el dinero y que todavía no se había iniciado. Los jerezanos lo deben entende, no podemos invertir en algo cuando no hay dinero. Ahora mismo ese proyecto está en suspensión", ha explicado Antonio Saldaña estos días.

Pese a todo, Lolita Flores admitió en su última aparición por Jerez que el museo "debe estar aquí, en su tierra. Me da igual que tarde lo que tarde, pero quiero que sea como ella quería que fuera". Además, insistió donar todas pertenencias de la tonadillera, en poder de su hija primogénita, para dicho proyecto.

"Esto no es llegar, abrir las puertas y poner cuatro trajes y cuatro medallas. Debe ser un Museo que quede para el futuro y sobre todo, para la gente que venga, ya no sólo de Jerez o del resto de España, sino para que el extranjero vea lo que la ciudad ha hecho a Lola Flores y lo orgullosa que estaría ella de tenerlo".

Además del legado que custodia Lolita, Jerez también posee verdaderas joyas de La Faraona a través de diferentes colecciones particulares que sin lugar a dudas conformarían un museo completísimo. Una de ellas es la de Cristóbal 'El Jerezano', que guardaba celosamente fotografías, revistas y hasta cartas como fan incondicional. José Manuel Malvido, otro jerezano de la calle Sol, también atesora una amplia colección de discos y curiosidades relacionadas con la tonadillera, al igual que el CAF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios