Jerez

Trucos para tener cubitos de hielo en casa como los de los bares y olvidarse de la escasez

Cubos de hielo

Cubos de hielo / PIXABAY

Primero fue el papel higiénico, meses más tarde sucedió con el aceite y ahora, en pleno mes de agosto, llega el momento de los cubitos de hielo. Sí, de los cubitos de hielo. Algunos supermercados han empezado ya a limitar las bolsas de hielo que se pueden comprar ante la falta de género, que se agudizará a partir del lunes y se prolongará hasta final de mes.

Entre ola de calor y ola de calor, con media España de vacaciones deseando ponerle hielo a sus bebidas, la demanda se ha triplicado en los últimos días. En nuestro país se producen unos dos millones de kilos de cubitos de hielo al día y, según el sector, con lo almacenado se podría llegar a cubrir la demanda de cuatro millones diarios. Pero que no cunda el pánico. Se puede hacer cubos de hielo en casa y que queden casi igual como los que compramos en el supermercado. Con o sin cubitera. Aquí te explicamos cómo.

Trucos para tener cubitos de hielo como los de los bares

Botellas de champagne entre cubitos de hielo Botellas de champagne entre cubitos de hielo

Botellas de champagne entre cubitos de hielo / PIXABAY

Hacer que los cubos de hielo duren más tiempo y te salgan como lo de los bares exige un determinado protocolo que empieza por usar agua filtrada o mineral (sin cloro ni impurezas) para hacerlos transparentes, continúa hirviendo varias veces el agua y poniéndolas en bolsas de plástico o cubiteras (aún caliente para evitar que se descongelen rápido en lo que se conoce como el efecto Mpemba) y finaliza guardándolos en bolsas de papel que absorben el exceso de humedad y así no se pegan.

Este proceso dura entre 4 y 12 horas en el congelador, según la cantidad de agua que hayamos puesto en los envases. Y al retirar la bolsa rompemos el hielo dentro de la bolsa cerrada.

El principal truco que casi nadie conoce es que hay que hervir el agua antes de congelarla

Esta es la mejor forma de conseguir los hielos más grandes y densos, como los de los bares. Al hervir el agua se evita la aparición de burbujas de aire en su interior. Si lo que hemos elegido para llenar el agua es una bolsa de plástico esta debemos llenarla con cierre hermético hasta un cuarto de su capacidad, dejando algo de aire dentro y colocándola de lado en el congelador.

El método también puede llevarse a cabo usando un cartón de huevos como cubitera, siempre lavándolo con esmero para eliminar todo tipo de gérmenes antes de verter el agua y meter el cartón en el congelador cubierto con papel de aluminio que horas más tarde se retirará para poder usar los cubos de hielo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios