La página cofrade

La Unión de Hermandades baraja ocupar la sede de la Teresa Rivero

  • El edificio de la fundación, situado en Rafael Rivero, podría pasar al organismo cofrade para convertirlo en su sede · Tras la Semana Santa se llevará a pleno

Comentarios 5

La Unión de Hermandades podría dar un paso de gigante si en breve se concreta la cesión al organismo cofrade de la sede de la fundación Teresa Rivero, actualmente intervenida por el concurso de acreedores por el que pasa Nueva Rumasa. Al día de hoy las gestiones están muy avanzadas. Tanto que en el último pleno de hermanos mayores, el presidente, Pedro Pérez, informó con detalles de esa posibilidad. Un hecho importante es que ya se tiene el visto bueno de los administradores concursales, que concretarían una cesión a cambio de que la Unión de Hermandades (UH) se haga cargo de los costes de mantenimiento, para lo que se está a la espera de un informe en el que se cuantifican esas cuentas, para presentarlas al plenario y obtener la aprobación definitiva. Antes, está pendiente una visita a este noble edificio que podría concretarse el Sábado de Pasión tras la visita de inspección que hará el Consejo y los hermanos mayores a la Carrera Oficial.

Evidentemente, el edificio no sería propiedad de la UH pero entre tanto se resuelve el concurso, puede pasar bastante tiempo y también se confía en que en el caso de llegarse a la venta del inmueble puede darse la circunstancia de que la entidad que lo adquiriera no estuviera interesada en ocuparla e interesarle que la UH lo siga manteniendo.

En cuanto a lo que sucedería con la actual sede de la calle Curtidores, son varias las hermandades que se han interesado en hacerse con ella para instalar allí su sede social. En el caso de que se eligiera a alguna siempre sería con la premisa de que si el organismo cofrade tuviera que abandonar el palacio volvería a ocupar la casa de la calle Curtidores, todo este planteamiento pasando por el visto bueno del Ayuntamiento que es el propietario del inmueble cedido a la UH. La casa conocida como de los Pérez-Luna situada en la plaza Rafael Rivero -además del céntrico y muy cofrade emplazamiento- es uno de los ejemplos más notables, en lo artístico e histórico, de los edificios civiles de época de la ciudad. La profunda remodelación que aplicó la Fundación Teresa Rivero para instalarse allí lo convierten en unas instalaciones adaptadas, modernas y sencillamente sensacionales para cumplir sobradamente con las necesidades de la Unión de Hermandades. De hecho, además de los espacios para actos públicos, plenos, despachos y otras dependencias, cabe la opción de habilitar una amplia zona para exposiciones diversas, desde las más convencionales hasta con objetos de culto y procesionales de las hermandades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios