Educación

Cosas positivas y negativas del inicio de curso en Jerez

  • El sindicato Ustea elogia la reducción de la ratio en algunos centros, pero critica situaciones como la necesidad de personal extra para atender al alumnado de necesidades especiales

  • La falta de una silla corsé en una alumna de Luis Vives, otra de las denuncias

Ustea hace balance del inicio de curso en Jerez

Ustea hace balance del inicio de curso en Jerez / Miguel Ángel González

El sindicato USTEA ha hecho un balance del inicio de curso escolar después de las tres primeras semanas del mismo. Durante este tiempo y tras mantener contactos con distintos centros de Jerez y su campiña reconoce que "se han producido aspectos negativos y positivos". 

En lo positivo, Ustea ha confirmado que en muchos centros, que históricamente contaban siempre con aulas en Infantil y Primaria con ratios por encima de los 25 alumnos, se han reducido. Destacan colegios como el CEIP Montealegre, CEIP Pio XII o el CEIP Cervantes, entre otros.

"Otra gran noticia-apuntan en nota de prensa- es la puesta en marcha, tras años de peticiones, del aula matinal del CEIP La Ina". Asimismo, también ha ensalzado "la buena marcha, aunque hay aspectos de limpieza y organización de las obras a mejorar, de la instalación del sistema de bioclimatización en 15 centros jerezanos como pueden ser los CEIP Torresoto o CEIP San José Obrero".

No obstante, dentro de ese análisis del inicio escolar también hay datos negativos que desde Ustea se quieren denunciar. Una de las más sangrantes es la situación de un alumno del Luis Vives que "lleva más de un curso esperando que se le haga e instale un corsé silla para una cosa tan básica como poder sentarse en el aula con sus compañeros. Es lamentable que, a pesar de la insistencia de las familias, del equipo directivo y la diligencia de la orientadora del equipo de orientación educativa, desde la Delegación lleven un curso alargando el proceso con excusas variopintas".

En este mismo centro, al igual que ocurre en el CEIP Sagrada Familia, "hay un elevado número de alumnos/as ucranianos y alumnado con lengua materna diferente al español y sin embargo, no tienen horas asignadas de maestro/a para aulas temporales de atención lingüística para alumnado inmigrante. Así es muy difícil dar una acogida adecuada y favorecer la inclusión en las aulas".

Otro de los temas denunciados por el sindicato es "la preocupante falta de disposición de la Delegación de dotar a los centros con servicios del plan familia (matinal y comedor) de personal extra para atender al alumnado de necesidades educativas especiales". Este problema existe actualmente en varios centros, entre ellos CEIP El Membrillar. Desde Ustea admiten que "mientras no se ponga ese personal, se priva a esos alumnos de usar esos servicios, discriminándolos del resto y se imposibilita la conciliación familiar y laboral de dichas familias".

Tampoco se salva el transporte escolar, cuya gestión se califica desde el sindicato como "pésima", sobre todo para "el alumnado que va a aulas de educación especial" y que como ya se denunció hace unos días desde este diario, está dejando a dos alumnos sin poder asistir al CEE La Merced y a otro alumno lo está haciendo hacer una ruta de casi una hora para acudir desde su domicilio en Nueva Jarilla a este mismo centro".

Por último, desde Ustea han recordado otro de los asuntos denunciados por este medio, el del amianto en el Tomasa Pinilla y Las Granjas, "a pesar de estar desde hace 4 años en el plan de retirada de este material de construcción altamente tóxico. Recordar que para este último centro la Junta había presupuestado en el plan de retirada de amianto un presupuesto de 170.000 euros, que ha dejado de ejecutar".

Finalmente, el sindicato ha hecho públicos los problemas de conexión de internet que tiene el alumnado y profesorado del IES Elena García Armadas, un centro de nueva construcción pero cuya red es "bastante precaria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios