Jerez

USTEA exige el cierre de los colegios durante tres semanas

Una imagen del Colegio Montealto. Una imagen del Colegio Montealto.

Una imagen del Colegio Montealto. / Manuel Aranda

El sindicato de docentes USTEA Cádiz ha exigido a la delegación de Educación y a la Junta de Andalucía el cierre de los centros educativos de la provincia "durante al menos tres semanas, medida que se prorrogaría dependiendo de la evolución de la situación epidemiológica. Mientras dure este tiempo, la enseñanza se realizaría de forma telemática", apuntan en un comunicado.

Desde USTEA defienden que la "docencia presencial es insustituible, sobre todo porque la docencia telemática se deja a una parte del alumnado por el camino. Pero también hemos defendido siempre que esa presencialidad debe darse con las máximas garantías sanitarias para alumnado, personal docente y no docente".

"Pero-añaden en la nota- a la ausencia de medidas realistas por parte de la consejería, incluso para la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad, hay que sumar la grave situación epidemiológica en la que se encuentra la provincia. Recordemos, que se pidióretrasar la vuelta presencial a las aulas hasta finales de enero ante una situación muy difícil por la coincidencia de una ola de frío intenso, una tercera ola de contagios que prometía ser superior a las anteriores, y una nueva cepa más contagiosa que llegaba a nuestra provincia vía Gibraltar".

Desde USTEA Cádiz defienden que "en la situación en las que nos encontramos la única opción posible es el cierre temporal de los centros educativos. Que esa medida nunca aparezca entre las que se proponen cada vez que se agrava la situación podría resultar sorprendente, si no fuera porque obedece a una lógica instalada en la sociedad: los colegios e institutos como los lugares donde dejar a hijas e hijos mientras se atiende a las ocupaciones sobre todo laborales".

Además, el sindicato conisera que "el cierre de los centros educativos conllevaría la paralización de la producción y por lo tanto de la economía, lo que lo convierte en una medida difícilmente asumible en un sistema que antepone la economía a la salud. Hay que contrarrestar públicamente esa lógica defendiendo que los centros educativos son espacios para el aprendizaje y la formación, no para facilitar la conciliación. El cierre o no de los mismos ha de decidirse exclusivamente en base a criterios pedagógicos y sanitarios".

El sindicato instan al "señor delegado de Educación, señor donsejero de Educación, señoras y señores del gobierno de Andalucía: les pedimos cerrar temporalmente los centros educativos porque la situación epidemiológica es grave y ya no queda otra opción. A comienzos de curso se pidió al profesorado una programación por triplicado porque se contemplaba esta situación. ¿A qué están esperando? Si no lo hacen, serán las y los responsables de las graves consecuencias que puedan derivarse de su inacción y su negativa a escuchar a la comunidad educativa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios