El Día del Patrón

El Vaticano permitió a Jerez celebrar 'su' San Dionisio el día 9

  • La Santa Sede reconoció el error del Martiriologio en los años 80 y otorgó un decreto al respecto

Comentarios 8

José Luis Repetto, párroco de San Dionisio y exdeán de la Catedral, es uno de los más firmes defensores de que al Patrón de Jerez se le haya vuelto a colocar la cabeza en su sitio. Repetto recuerda, en primera instancia, que hace ya años explicó a todos los jerezanos cuál es su Patrón así como la confusión montada en torno a su iconografía. "El Patrón de Jerez siempre ha sido el Areopagita -señala- pero lo que sucedía es que había una confusión que alcanzaba incluso al Martiriologio Romano confundiéndose al Areopagita con el obispo de París, que fue el que cogió su cabeza decapitada y anduvo con ella".

La confusión, secular donde las haya, se arrastra desde hace cientos de años aunque los datos que maneja la Iglesia dejan bien claro que el San Dionisio 'jerezano' vivió en el siglo I y el parisino murió en el 250. "Era una confusión total", señala Repetto Betes.

Un hecho especialmente destacable es que el Patronazgo de San Dionisio es más antiguo que el de la Merced. El primero data de 1860-1870 cuando se le pidió a la Santa Sede que así lo confirmara. "Y la Santa Sede lo concedió antes de que en 1949 se reconociera el Patronazgo de la Virgen de la Merced". Tanto es así que al Patrón de la ciudad se le concedió misa propia, "la cual se puede ver como apéndice en algunos misales antiguos".

Mucho más cercano en el tiempo son los años 80, cuando se crea la Diócesis de Jerez, escindiéndose de la Archidiócesis de Sevilla. "Una de las cosas que debe tener la Diócesis son patronos así como santos que hayan nacido o muerto en la misma. Por entonces teníamos tres beatos que tenían relación con Jerez, cuales son los casos de Juan Grande, Diego José de Cádiz (de madre jerezana de la familia de los García Pérez-Rendón de Burgos) y el beato Bartolomé Laurel". Recuerda Repetto que el primer obispo diocesano, Rafael Bellido, le dijo: "Como vas a ir a Roma toma esta carta mía y trátala en la Congregación de Ritos. Llegué con la carta y me atendió un monje de Poblet (trapense). Muy amablemente me dijo que no puede haber más que un patrón o patrona, que dos no es lo correcto. Yo le dije que era lo habitual". "¿Qué solución hallamos? ¿Hacerlo patrono secundario? Y dijo: dele solemnidad a La Merced y fiesta a San Dionisio. En ese momento le dije que a San Dionisio Areopagita lo celebran los griegos el 3 de octubre, no el 9. Y me dijo ¡claro, porque hay una confusión entre los dos!, una confusión que en el nuevo Martiriologio se corregirá. Ustedes sigan haciéndola el 9 de octubre con motivo de la Reconquista... Yo le voy a dar un decreto al respecto. Y ese escrito está en la secretaría del Obispado de Jerez-Asidonia".

El patrón de Jerez también era obispo, pero de Atenas y discípulo de San Pablo. La confusión siempre ha estado ahí. Tanto que, echando la vista atrás, Repetto Betes recuerda al padre Bellido, sacerdote muy querido, que bromeaba con ese San Dionisio sin cabeza y decía a quienes le escuchaban que una vez decapitado cogió la cabeza "y la besó", algo del todo imposible por razones obvias.

Es por todo ello, resumía ayer a este medio el párroco de San Dionisio "que tenemos un decreto de la Santa Sede con licencia para celebrar a nuestro Patrón el 9 de octubre en el aniversario del restablecimiento del culto cristiano en Jerez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios