Jerez

Vecinos de plaza del Caballo se oponen a una nueva 'jaula' durante el Mundial

  • La habilitación de un recinto vallado en la avenida, que estudia el Ayuntamiento, alarma a los residentes de la zona

  • Dicen que sería volver a abrir la puerta "al vandalismo" y "al descontrol"

Ambiente motero en la avenida durante el pasado Mundial. Ambiente motero en la avenida durante el pasado Mundial.

Ambiente motero en la avenida durante el pasado Mundial. / pascual

"Nosotros tuvimos una lucha muy fuerte para que aquello desapareciera y nos dolería muchísimo tener que volver a luchar por lo mismo", señaló ayer el presidente de la asociación de vecinos de la plaza del Caballo, Javier Cantos, en relación a la propuesta que tiene el Ayuntamiento sobre la mesa para instalar un recinto vallado en la avenida Alcalde Álvaro Domecq durante el próximo Mundial de Motos. El espacio, según se ha debatido ya en la comisión permanente del Consejo Local del Motor, estaría destinado a diversos tipos de espectáculos relacionados con el mundo de las dos ruedas como exhibiciones o desfiles de motos, y de acuerdo a las declaraciones del vicepresidente de Cirjesa, Santiago Galván, sólo tendrían acceso a la zona acotada las personas que participasen en los mismos.

No obstante, para los vecinos de esta zona la sola idea de que una parte de la avenida quede cerrada con este recinto vallado que acogería espectáculos les retrotrae a los años en los que la 'jaula' fue objeto de múltiples críticas por los desmanes que propició por parte de muchos moteros. "Ese tipo de espectáculos no traen más que vandalismo que no estamos a dispuestos a admitir. No queremos que se vuelva a lo que fueron aquellos años; la ciudad ahora ha ganado en civismo y con eso no queremos decir que nos opongamos a que la gente se divierta, pero de forma sana". Cantos agregó que "no se puede dejar la ciudad en manos de vándalos, porque son espectáculos que luego el Ayuntamiento no puede controlar, se les van de las manos. Una moto es un arma en manos de personas drogadas o que beben y eso era lo que se reunía en ese tipo de actividades. Pueden ser exhibiciones organizadas, pero si se empieza a abrir esa puerta, poco a poco se va a volver a lo de antes".

No hay que volver a experimentos que no funcionaron y que eran un disparate"

Cantos recordó los muertos en accidentes dentro de la ciudad que se produjeron durante aquellos años y algunos de los lamentables incidentes y perjuicios que tuvieron que sufrir los vecinos. "Todavía recuerdo que uno de los moteros rompió las cristaleras de un edificio y se subió hasta arriba con la moto por el hueco de la escalera y lo dijo también Ángel Nieto, que no había conocido en ninguna parte del mundo lo que ocurría en Jerez".

Según el Ayuntamiento, está en estudio si es factible la instalación de gradas en el recinto, aunque podría quedar descartado porque supondría un aumento del presupuesto, pero en cualquier caso, sí dispondría de vallas altas y pacas de paja. Hay que recordar que la 'jaula' de la avenida desapareció en el Mundial de 2007, un año en el que el gobierno municipal de Pilar Sánchez decidió poner freno a "la ciudad sin ley" en que convertía Jerez durante el fin de semana de la motorada. En aquel año, el Ayuntamiento puso en marcha un drástico plan que cerró el centro a los moteros, argumentando la necesidad de que imperase "la legalidad vigente". Dos años más tarde este cierre se suavizó, con una "apertura controlada" a los moteros, con el fin de facilitar la actividad de los hosteleros y los comerciantes del centro, cuyos negocios se resintieron con la férrea restricción del acceso de motos. Esta decisión tampoco gustó en un primer momento a los vecinos de la plaza del Caballo, pero ayer el presidente de la asociación admitía que tal como está ahora planificada la motorada en el casco urbano "lo vemos bien. Vamos a conservar por lo menos lo que tenemos. En estos años se ha conseguido que las motos circulen por la ciudad pero con un control. No hay que volver a experimentos que no funcionaron y que eran un disparate. Recuerdo que ni la policía se atrevía a entrar en ese recinto vallado, porque no había forma de controlarlo".

Cantos insistió en que los vecinos están de acuerdo en que la ciudad tenga actividad "pero no vandalismo" y pidió al Ayuntamiento que monté los espectáculos en el circuito "pero no dentro de la ciudad. Que no distorsionen la vida de los ciudadanos a esos niveles, con ruidos desproporcionados y ese descontrol. No se puede entregar la ciudad a los que vienen de fuera, con tal de distraer a los ciudadanos de los verdaderos problemas que tenemos aquí, porque las motos no van a arreglar Jerez, por mucho que, sí, a la hostelería y a los hoteles les venga bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios