Jerez

Víctor Küppers: “Una persona que está a gusto es mucho más rentable”

  • El formador ofrece en Jerez una charla sobre Motivación en la Gestión de los Recursos Humanos

Víctor Küppers, durante la conferencia organizada por Gaboral. Víctor Küppers, durante la conferencia organizada por Gaboral.

Víctor Küppers, durante la conferencia organizada por Gaboral. / Manuel Aranda

El Hotel Jerez ha acogido este jueves una conferencia de Víctor Küppers sobre la Motivación en la Gestión de los Recursos Humanos, organizada por Gaboral, y titulada ‘Vivir y trabajar con entusiasmo’. Abraham Granadino, gerente de Gaboral, ha explicado que el objetivo de esta charla era poder ofrecer una “formación con valor en materia de Recursos Humanos” y, para ello, “teníamos que contar con el mejor”.

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y doctor en Humanidades, Küppers trabaja actualmente como formador y conferenciante y da clases en la Universidad de Barcelona y en la Universidad Autónoma de Barcelona. “No voy a engañaros. Todo lo que voy a explicar, lo sabes. Lo que tienes que ver es si lo haces o no lo haces. Ese es el único objetivo de esa sesión, reflexionar y ordenar ideas”, ha dicho. Tras su sinceridad inicial, Küppers ha preguntado a los asistentes qué creen que hacen “las personas que van por la vida con ganas”. Ha reconocido que la genética y las circunstancias influyen pero ha dejado claro que lo más importante es “lo que cada persona hace al margen de las dos primeras”. “Todos los seres humanos somos bombillas, transmitimos. Hay personas que van a 30.000 vatios y otras fundidas. ¿Qué hacen las primeras?”, ha insistido.

El profesor ha lamentado que hoy en día cueste encontrar personas que muestren entusiasmo. “Estamos muy tarados y vamos a peor. Personas desanimadas, estresadas, angustiadas...”, ha dicho, asegurando que hay un virus que es el “ufff”. “El doctor Fuster dice que el que no tenga un drama y no viva con alegría, vive en la mediocridad”, ha subrayado. Para Küppers uno de los males actuales es que “hemos confundido lo habitual con lo normal. Cada día es mayor el número de personas desanimadas. Es muy habitual y lógico pero no normal”. El problema, a su juicio, es que cuando algo se percibe como normal “no haces nada para cambiarlo”. Sin embargo, ha dejado claro que la psicología positiva supone una alternativa “para enfocar los mismos problemas con esperanza y ánimo”.

Un enfoque positivo

¿Cuánto valemos cómo persona? Pues según Küppers la fórmula para averiguarlo es la siguiente: V= (C+H) x A. Es decir, el valor es igual a la suma de conocimientos y habilidades multiplicada por la actitud. Por ello, “cuando te desanimas pierdes tu esencia, lo mejor que eres”. De ahí que “en Recursos Humanos sea cada vez más estratégico el control del ánimo”. “El estado de ánimo es lo que hace que saques tu peor o mejor tú”, ha asegurado, incidiendo en que “sacar lo mejor de esas personas es la función de Recursos Humanos”.

A los jefes y responsables de Recursos Humanos presentes en la conferencia, Küppers le ha recordado que todos los empleados tienen un comportamiento normativo (es decir, cumplen las normas de la empresa) y otro espontáneo, que aportan sólo si quieren, “si te lo mereces”. Por este motivo, “cuidar a las personas que trabajan en tu empresa esa es tu responsabilidad, una persona que está a gusto es mucho más rentable”. “Si en tu vida no hay un drama y no vives con esa alegría, tienes que reaccionar”, ha reclamado.

Entre los hábitos de la psicología positiva, Küppers ha destacado que “las personas alegres deciden vivir así”. En este punto, se ha referido al experimento de la rana hervida. Recordando que si se pone una rana en agua hirviendo, salta, pero si se mete en agua y se sube poco a poco la temperatura, morirá. “Con el ánimo pasa lo mismo, lo puedes perder de golpe pero lo normal es que lo perdamos día a día y uno no se da cuenta”, ha explicado.

“Ser alegre no es un don ni consecuencia es una decisión, pero no es fácil, es una lucha diaria”

Küppers ha insistido en que lo que lo que impresiona de las personas es su forma de ser no su currículum y “hay personas que no han entendido que su principal problema lo tienen en la cara”. “¿Por qué hay unas personas que nos gustan y otras no? Pues Rojas Marcos dice que hay gente que sonríe y es agradable y hay gente que es muy desagradable. Es así de simple, es que nos complicamos mucho la vida y es mucho más sencilla”, ha dicho.

Asimismo, ha asegurado que “la persona cuya cara no sonríe no debería trabajar en Recursos Humanos porque no nos gusta la gente seria, que siempre crea tensión, está enfadada y se queja por todo. A todos nos gusta tener jefes agradables, porque es compatible ser exigente y buen jefe y ser alegre”.

El conferenciante ha reiterado, además, que ser alegre “no es un don ni consecuencia es una decisión”. “Cuando uno es alegre la sensación es fantástica: Interpreto las cosas mejor y saco lo mejor que llevo dentro. Es una decisión pero no es fácil y aplicarlo es una lucha diaria”, ha asegurado, destacando que “es nuestra responsabilidad, nuestra decisión, sacar lo mejor de dentro para influir y hacer que las cosas vayan mejor con nuestra pareja, nuestros hijos, nuestros clientes...”.

“Si en tu vida no hay un drama y no vives con esa alegría, tienes que reaccionar”

Para Víctor Küppers las personas alegres son, además, buenas personas: “En las relaciones con los demás, lo que tú transmites es tu manera de ser. A ti te aprecian por tu manera de ser”. En este punto, ha destacado “si lo piensas, es imposible ser buen profesional y ser mala persona. Habría que fichar a las personas por su cara”. Para este profesor universitario no cabe duda de que actualmente vivimos en una época “en la que hay un culto a la inteligencia”.

“Los que están arriba tienen mucha inteligencia y formación. Es cierto que hace falta gente no sea tonta pero sobre todo que sea buena persona y ponga sus capacidades al servicio de los demás”, ha asegurado. El conferenciante ha recordado, en este punto, que el trabajo de un jefe es el de “influir, inspirar, contagiar... Eso te lo tienes que ganar y cuando eres jefe te tienes que preguntar: ¿Me admira mi equipo? El compromiso se gana, se merece. Ser buenas personas es muy rentable a largo plazo”.

Küppers ha manifestado que las personas alegres son también positivas y se quejan poco. Sin negar el “derecho al desahogo” cuando ocurre algo que no guste, el profesor ha lamentado que hoy en día nos enfademos por cosas secundarias hasta que “un día que la vida te obliga a relativizar de golpe. Hay gente que daría lo que fuera por tener nuestras penas”.

A modo de cierre, ha animado a, de vez en cuando, “pararse y preguntarse qué cosas fantásticas hay en tu vida: Vives en Jerez, tienes un trabajo que te gusta, duermes en tu casa, tienes una madre con salud, hijos increíbles, pareja...”. “Lo más importante en la vida es que lo más importante sea lo más importante. Lo más importante son las personas que queremos”, ha recalcado.

Por último, ha advertido que “con esa vida que tienes, tú eliges cómo enfocas las cosas que te pasan. En cada instante eliges tu actitud”. De hecho, Küppers ha desvelado que “ir por la vida intentando elegir en cada momento tu mejor actitud es el truco. Intenta sacar siempre tu mejor versión porque, si no tienes un drama, está chupado vivir con alegría” y “descubres que la vida es apasionante”. “Estamos para hacer de nuestra vida una obra de arte y, cuando palmes a los 114, que aparezca San Pedro y sólo pueda decirte tres palabras: ole, ole y ole”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios