Jerez

La Virgen del Rocío vestirá nuevos manto, saya y toca hechos en Jerez

  • El magnífico proyecto del bordador jerezano Fernando Calderón estará concluido en un año y medio

Comentarios 4

La hermandad matriz de Almonte presentó anoche en la Sala Compañía el proyecto del nuevo manto, toca y saya que elabora en Jerez Fernando Calderón. Se trata de una obra compleja, como el mismo artista comentó ayer, dado el arduo empeño con la que se está elaborando estas piezas, que se ejecutan exclusivamente en la ciudad y en el taller del bordador. Calderón no dudó en subrayar la importancia y gran compromiso de este encargo dada la trascendencia y universalidad de la devoción rociera aunque no oculta su satisfacción porque la misma hermandad Matriz le dio el visto bueno a su idea, dándole carta de libertad a la hora de crear el diseño.

La hermandad rociera jerezana se suma a este trabajo, considerándolo como un hito, no sólo sintiéndose como parte del mismo sino también prestando su colaboración. Como señaló en un comunicado, se están aportando donativos de devotos de la ciudad para ayudar a financiar este trabajo y así remachar el 'made in Jerez' que lleva este encargo.

Fernando Calderón explicó que cada pieza es tratada de forma diferente, siendo todo elaborado en oro fino sobre tisú de plata. Yendo a los detalles, en la saya y el manto se pueden ver las letras de las conocidas sevillanas de Muñoz y Pabón 'La Virgen del Rocío no es obra humana', que se reparten por estas dos piezas en las que se insertan también el escudo de Juan hablo II, primer Papa que visitó El Rocío; la advocación 'Rocío del cielo', el escudo del Rey Felipe VI, el escudo pontificio, el de Jerez, el de Almonte, el de la hermandad Matriz y el del Papa Francisco para situar la pieza en la que época en la que se creó. En la ornamentación se observan llamaradas de fuego alegóricas al Pentecostés, mientras que en la sección superior , a la altura de los hombros, se insertan destellos alusivos a la visión apocalíptica de la Virgen como la mujer vestida de sol.

La idea global el diseño es que las piezas bordadas encajen de tal forma que se perciba la sensación de estar ante una tela adamascada. Calderón contó que este concepto se basa en los cuadros que de los austrias se encuentran expuestos en el Museo del Prado, cuyo estilismo pudieron ser los modelos en los que se confeccionaron las diferentes vestimentas de la Virgen. Asimismo, el bordador destaca que será el primer manto bordado al completo que tendrá la imagen.

"Técnicamente no se ha escatimado en nada. El estilo es neobarroco y la hermandad me dio absoluta libertad a la hora de plantear el diseño y así lo aprobaron nada más verlo", manifiesta Fernando Calderón. La Matriz almonteña presento ayer oficialmente el proyecto junto a un conjunto de acuarelas que se han colgado en la Sala Compañía alusivas a un trabajo que para su finalización le resta año y medio aproximadamente. Este es el calculo del artista, que insiste en que el largo plazo de tiempo responde a la complejidad del encargo y en el que está volcando todo su talento. Al margen de los detalles artísticos de la obra, el mundo rociero local vivió el acto de ayer como un acontecimiento de primer orden. No en vano, manos jerezanas harán posible que la Reina de las Marismas vista un de sus galas que a buen seguro será de las más notorias de su ajuar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios