Jerez

El acusado de dar una brutal paliza a una menor de edad en Jerez tiene ya orden de alejamiento

Sede del TSJA en la ciudad de Granada.

Sede del TSJA en la ciudad de Granada.

El joven de 20 años que huyó tras propinar una brutal paliza a su novia, de 17 años, fue solo detenido para tomarle declaración y comunicarle que se le había impuesto una orden de alejamiento de 200 metros de la víctima, tras lo que fue puesto en libertad provisional.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha explicado hoy la puesta en libertad del supuesto agresor, cuya identidad responde a las iniciales J.D.G., apenas unas horas después de que fuera detenido el miércoles por la mañana cuando acudió a la oficina de expedición del DNI en la comisaría de Policía de Córdoba para renovar el documento de identidad.

El agresor estaba siendo buscado desde que huyera de su ciudad, Jerez de la Frontera, en la tarde del pasado 26 de marzo, después de, supuestamente, dar a su novia, una chica de 17 años también vecina de Jerez, una brutal paliza durante dos horas y media que le dejó mordeduras, hematomas, cortes y lesiones por todo el cuerpo.

La madre de la joven se mostró indignada porque el agresor de su hija, con la que había mantenido una relación sentimental durante un año y medio y que desde que sufrió la paliza no se atrevía a salir de la casa por miedo a encontrarle, hubiera sido puesto en libertad provisional el mismo día de su arresto.

El TSJA ha indicado hoy que, tras la denuncia de la madre, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jerez citó a la menor y a su madre el día 30 de marzo para tomarles declaración y para que la joven fuera examinada ese mismo día por el médico forense.

Ese mismo día el Juzgado dictó también dos autos, con el visto bueno de la Fiscalía.

En uno de ellos imponía al agresor la prohibición de comunicación y aproximación a menos de 200 metros de la víctima y en el otro acordó su búsqueda, detención y puesta a disposición judicial para tomarle declaración como investigado y para notificarle el auto de medidas cautelares y su puesta en libertad provisional una vez cumplidas estas diligencias.

Por ello cuando fue detenido ayer en Córdoba, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de esta ciudad al que fue trasladado acordó dejarle en libertad provisional sin fianza, con la obligación de comparecer ante el Juzgado competente (el de Jerez) "cuantas veces fuere llamado".

En su comparecencia ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Córdoba, el investigado se acogió a su derecho constitucional a no declarar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios