Violencia en las aulas

Salvaje agresión a una alumna en el instituto Alvar Núñez de Jerez

  • La menor, de trece años, acaba con el tabique nasal roto y desviado después de que acudiera a ayudar a una alumna que estaba siendo acosada

  • El caso, en manos del Grupo de Menores de la Policía Nacional

La niña tras recibir el golpe y, a la derecha, tal y como se encontraba ayer. La niña tras recibir el golpe y, a la derecha, tal y como se encontraba ayer.

La niña tras recibir el golpe y, a la derecha, tal y como se encontraba ayer.

Una menor de 13 años ha sido brutalmente agredida en el instituto de Educación Secundaria Alvar Núñez.

Los hechos acaecieron el pasado lunes, cuando el presunto agresor, otro niño al que el padre de la víctima, Javier Barba, tilda de “problemático y agresivo”, le asestó un puñetazo en la nariz. La pequeña acabó con el tabique nasal roto y desviado. Fue llevada al hospital por sus padres. Allí el otorrino le devolvió la verticalidad a la nariz con la esperanza de que no haya que operar. “Estamos a la espera”, destaca con evidente angustia el progenitor.

En este caso se trata de un hecho refrendado, no como una falsa pelea que resultó ser un fake new en el Lora Tamayo hace ahora poco más de un año. 

Los hechos, según la versión del padre, pudieron ser evitables. Para ello relata una película de los hechos que causa verdadero pavor. Según manifestó a este medio, “el compañero de clase es un niño agresivo, que ya ha recibido numerosas quejas por parte de padres del curso 2º de ESO del Alvar Núñez. Los insultos y amenazas han sido habituales. El penúltimo de los altercados protagonizados por el presunto agresor concluyeron con tres días de expulsión”. Asegura Javier Barba que éste “sabe artes marciales y boxeo”, así como que fue capaz de romper la nariz a su hija con el brazo izquierdo “después de que le escayolaran el brazo derecho tras otra pelea en el centro educativo Alvar Núñez”.

Los padres lamentan que fueran ellos y no el centro quienes la llevaran al hospital

En dicha ocasión, según la referida fuente, fue una pelea en el recreo con un crío de 12 años. “Tras aquello no se adoptaron medidas y todo se dejó pasar”, denuncia el padre de la niña agredida.

“El acoso a las alumnas es constante”, destaca bastante indignado pues parece que tiene algo contra ellas.

Durante otra jornada escolar el niño problemático “intentó agredir a una niña. Lo hizo delante de la tutora que hasta tuvo que interponerse. Tuvo que separarlo”. Aquello le costó una nueva expulsión de tres días del centro educativo.

La AMPA rechaza hacer declaraciones “al tratarse de un caso muy delicado”

Fue el pasado lunes, el día de autos, cuando el alumno problemático se incorporó de la última expulsión. “En primer lugar se pelea con un niño de primero de ESO y zarandea de los pelos a la niña a la que intentó agredir en la ocasión en la que la tutora tuvo que interponerse. El jefe de estudios del centro, acto seguido, los manda de nuevo a todos a clase”, una actitud que la familia de la niña gravemente agredida no alcanza a entender.

Nada más acceder a clase, según la versión de Javier Barba, “las amenazas no cesan”. “De nuevo se ensaña con la niña a la que zarandeó de los pelos bajo amenazas de “te voy a partir la cara, te voy a partir la cara”. Es entonces justamente cuando mi hija se interpone y le pide que la deje tranquila. “Vale, pues te rompo la cara a ti”, me dice mi hija que así la amenazó”. Y acto seguido la golpeó en la nariz.

El golpe que la niña, de apenas 13 años, sufrió en la nariz, le provocó un desvío “y rotura” del tabique nasal, así como un amplio sangrado.

Las heridas en los últimos días se han agravado con una gran hinchazón en los ojos, “que apenas puede mantener abiertos”.

La indignación de la familia de la niña agredida crece aún más cuando su hija les comunica que “el jefe de estudios le dijo, con la nariz rota, que si sabía cómo era (el alumno agresivo) para qué le dijo nada”. “Ese niño dijo hasta que odiaba a todas las mujeres, que las iba a matar y que no le importaba ir a la cárcel. A lo que el jefe de estudios le dijo: “No digas esas cosas”, dice Javier Barba.

La niña herida fue trasladada a un cuarto donde se le dio una tila. “Le acompañó la orientadora mientras tanto. Nadie la llevó al hospital pese a la gravedad de las heridas. Fuimos nosotros (el matrimonio) quienes tuvimos que hacerlo”. El centro sanitario elevó el parte de lesiones a la comisaría tras atender a la niña. El descontento con el instituto es absoluto.

“Todo este asunto se pudo haber evitado. Son muchas las quejas de los padres contra este niño agresivo que ahora está nuevamente expulsado”.

La familia ha denunciado los hechos en comisaría donde el Grupo de Menores ha tomado cartas en el asunto. “La familia de la chica acosada nos consta que ha denunciado en comisaría al centro educativo por negligencia”, destaca Barba.

Ayer por la tarde el padre de la niña se trasladó a Cádiz para pedir una reunión con el inspector de Educación de la zona. “Parece que hay quienes pretenden que esto quede como una cosa de chiquillos pero no es el caso. Esto ha sido algo muy grave”. A todo ello hay que unir que la pequeña, lógicamente, no quiere volver a un instituto donde se encontrará de forma indefectible con quien le rompió la nariz de un puñetazo.

La familia agradece a los padres y a la AMPA el apoyo recibido si bien ésta última se negó a realizar declaraciones ayer a este medio “porque se trata de un tema muy delicado”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios