SANIDAD

El agresor de la doctora del centro de salud de San Benito pidió luego cambio de médico

  • El Sindicato Médico reclamará al SAS arcos detectores de metales y vigilancia privada en todos los centros de salud

  • Enérgica condena del Colegio de Médicos, que insta a denunciar cualquier agresión

Una pasada concentración contra las agresiones en el centro de salud de La Serrana. Una pasada concentración contra las agresiones en el centro de salud de La Serrana.

Una pasada concentración contra las agresiones en el centro de salud de La Serrana. / VANESA LOBO

Comentarios 1

El usuario que intentó agredir con un cuchillo a una doctora el pasado viernes en el centro de salud de San Benito pidió tras producirse estos hechos el cambio de médico y una cita con el nuevo facultativo que le habían asignado.

Según testigos de lo ocurrido, la presencia de un médico residente en la consulta fue crucial porque fue él quien, tras forcejar con el usuario, consiguió que la doctora pudiese salir de la consulta y posteriormente, lo hizo él, dejando al agresor dentro.

Posteriormente, según el relato de estos testigos, el individuo, que al parecer exigía la prescripción de determinada medicación, se paseó con el cuchillo por el centro de salud, hasta que llegó la Policía, a la que se le había dado aviso. Ya en presencia de los agentes, tiró el cuchillo debajo de un mostrador, y esperó a que se fueran para autolesionarse, por lo que tuvo que ser atendido en Enfermería.

Algunas de las personas que estaban presentes mostraron su sorpresa por el hecho de que el agresor no fuese sacado de las instalaciones por la Policía y de hecho permaneció allí, solicitando incluso un cambio de médico y pidiendo una cita para esa misma tarde con el nuevo facultativo.

El Sindicato Médico ha convocado una concentración en las puertas de los centros de salud para el próximo miércoles en repulsa por este nuevo episodio de violencia contra un profesional sanitario y reclamará también al Servicio Andaluz de Salud (SAS) la presencia de seguridad privada y la instalación de arcos detectores de metales en todos los centros de salud. Hay que recordar que la reiteración de una serie de episodios de este tipo en el centro de salud de La Serrana, ya obligó en su día a la contratación de vigilantes jurados.

El Colegio de Médicos se unió ayer a la condena por estos hechos y expresó su "más enérgica repulsa ante un nuevo acto de violencia del que es víctima un profesional de la salud en el ejercicio de su labor asistencial y que lamentablemente viene a incrementar el número de episodios violentos registrados en los centros sanitarios de la provincia en las últimas semanas".

Desde el Colegio de Médicos se insta nuevamente a revisar y mejorar las medidas de actuación preventiva y de protección en los centros que permita al personal sanitario desarrollar su labor en un entorno de seguridad profesional. Al mismo tiempo, considera que es necesario extender a toda la población "la concienciación de que respetar a los profesionales sanitarios es cuidar de la salud de todos, un compromiso que compete a todos los agentes de salud y a la sociedad misma y que haga efectiva la tolerancia cero contra las agresiones a los profesionales de la salud".

Del total de 45 denuncias por agresión a médicos de la provincia durante el pasado año, 24 de ellas se interpusieron por colegiadas.

El Colegio de Médicos reitera la importancia de que el profesional denuncie cualquier agresión de la que sea víctima, tanto física, ya sea consumada o en grado de tentativa, o verbal, en forma de insultos o amenazas por parte de pacientes o acompañantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios