Agricultura

Filomena le sienta muy bien a la campiña jerezana

  • El sector agrario destaca los beneficios para el campo y los embalses de las lluvias de la última semana, así como la ausencia de daños en general 

Restos del agua caída en la última semana en una parcela agrícola de la campiña jerezana. Restos del agua caída en la última semana en una parcela agrícola de la campiña jerezana.

Restos del agua caída en la última semana en una parcela agrícola de la campiña jerezana. / Pascual

Con buena parte del país bajo la nieve tras el paso de Filomena, que ha hecho estragos en la España interior, los agricultores y ganaderos de la campiña jerezana respiran aliviados por los escasos efectos negativos de la borrasca en la provincia, donde las lluvias torrenciales que se anunciaban en un principio dieron lugar a abundantes y continuadas precipitaciones, aunque muy bien caídas por norma general.

Las organizaciones agrarias Asaja y Coag coinciden en señalar la ausencia de daños salvo los registrados por un acuífero en Costa Noroeste y las bondades de las lluvias caídas en la comarca y la provincia la última semana, en torno a 80 litros o más de media, en un momento crucial para los cultivos de invierno como el cereal y la vid, que realizan en esta época del año acopio de agua.

“Las lluvias han sido abundantes, que no torrenciales, y han venido bien, mientras que las bajas temperaturas no afectan a los cultivos que hay ahora en el campo, caso del cereal y la viña, que necesitan frío y agua ahora para luego tener un buen estado fenológico”, explica Inmaculada León, adjunta a la Secretaría General de Asaja-Cádiz, quien añade que las precipitaciones también han favorecido a las siembras de remolacha y no han perjudicado al olivar, cerca ya del final de la campaña de recolección.

En el mismo sentido, el secretario provincial de Coag-Cádiz, Miguel Pérez, destaca que “la lluvia ha caído perfecta, ni por encargo, y aunque aún es pronto para saber si afectan las heladas, hay pocos daños que reseñar, si acaso algo en los cultivos subtropicales como el aguacate y en hortícolas que no están bajo plástico”.

Por contra, el responsable provincial de la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas subraya los beneficios de los litros registrados en la zona para los cereales, “que están teniendo un año redondo”, la remolacha de secano, los cultivos leñosos como el viñedo y el olivar, “que sólo ha tenido un pequeño parón cuando ya estaba casi todo recolectado” y la ganadería extensiva, característica de la provincia.

“Todo lo que ha caído ha venido bien para el campo”, significa el secretario de Coag-Cádiz, afirmación que comparte la responsable de Asaja-Cádiz, quien asegura que la lluvia de la última semana “ha sido una bendición para el campo”.

Los embalses aumentan sus reservas hasta el 40% en un año agrícola hasta ahora muy seco

Reservas para los embalses

Los embalses de la provincia también han tenido su ración de agua gracias a las lluvias de la última semana, en la que según los datos facilitados por Asaja-Cádiz, los pantanos de las cuencas del Guadalete y Barbate han ganado 30 hectómetros cúbicos con los que aumentan sus reservas hasta el 40%, con un volumen embalsado de 690 hectómetros.

A juicio de Coag-Cádiz, la subida del nivel de los embalses es la gran noticia de Filomena para el regadío, ya que las cuencas de la provincia estaban por debajo de la media del año pasado –cuando estaban al 50% de su capacidad–, y de la última década.

Según Pérez, “la única agua que han recogido los embalses en el presente año agrícola es la que ha caído ahora y ya hacía falta porque estaba siendo un año muy seco”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios