Agricultura

Asaja-Cádiz alerta de incremento de cerca del 40% en los costes sociales de los autónomos del campo

Un agricultor prepara la tierra para las siembras con ayuda de un tractor.

Un agricultor prepara la tierra para las siembras con ayuda de un tractor. / Pascual

Los agricultores se enfrentan a una subida de las cuotas de la Seguridad Social que, en algunos casos, podría llegar a triplicar lo que cotizan en la actualidad. Asaja-Cádiz se hace eco de la denuncia realizada por la organización nacional, que lamenta la "reiterada falta de sensibilidad" con el sector agrario del Gobierno central, al que reclama una "rectificación inmediata".

"Los ataques son constantes y continuos y es la enésima vez que de se atenta contra el sector productivo que no hace más que suministrar de alimentos seguros, sanos y a precios muy asequibles a la sociedad", señala la asociación agraria en un comunicado.

Asaja-Cádiz recuerda, en este sentido, la "pésima" negociación de la PAC en Bruselas, que va a suponer un recorte del 10% del presupuesto, y el establecimiento de una "tasa plana encubierta", un "café para todos independientemente del tipo de explotación, las inversiones realizadas o el empleo generado".

A los recortes de la PAC se unen los "continuos ataques" del ministro de Consumo, Alberto Garzón, primero con su defensa de "la necesidad de reducir la ingesta de carne y no quedándose a gusto, en un segundo asalto arremete contra la calidad de nuestra carne". 

La organización agraria lamenta la tardanza en reaccionar del Ministerio de Agricultura y que el ministro de Consumo se olvide de que España es de los pocos países autorizados a exportar carne a Oriente Medio, y "eso no es un capricho de Europa, es fruto del esfuerzo y el sacrificio de nuestros ganaderos".

Asaja tampoco apoya la reforma laboral, otro de los frentes que atentan contra el sector, "ya que va a suponer mucha dificultad a la hora de contratar las campañas de temporalidad, genera muchas dudas e incertidumbres y de nuevo, se legisla de espaldas al campo, algo muy común últimamente desde el Gobierno central".

A la propuesta de incremento de costes en las cotizaciones se suman, igualmente, las "reiteradas subidas del SMI en los últimos tres años, que han supuesto un incremento de más del 30 % en los costes laborales y sociales de los empresarios agrarios, más la subida de las cuotas anuales de la Seguridad Social y el incremento de costes que tendremos que afrontar con la nueva reforma laboral, muy perjudicial para los intereses del sector agrario". El resultado es que "se pone de nuevo en jaque al campo español".

"La última propuesta para reformar el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) del Gobierno busca que este colectivo pague cotizaciones sociales en función de sus ingresos reales mediante un sistema de tramos. Son tramos que se definen teniendo en cuenta los rendimientos netos del autónomo", señala Asaja en su nota informativa, en la que explica que el Ministerio de Seguridad Social, en concreto, ha llevado a la Mesa de Diálogo Social un sistema de trece tramos distintos de rendimientos netos (ingresos deduciendo gastos). Con esta propuesta los agricultores pueden cambiar de tramo hasta 6 veces en un año y la cuota que pagarán a la Seguridad Social se calculará sobre esa base.

Los autónomos que tienen ingresos bajos y están clasificados en cualquiera de los primeros dos tramos (menos de 600 euros o de 600 a 900 euros) experimentarán un ahorro una vez se implemente completamente la propuesta; los del tercer tramo, de 900 a 1.125,90 euros, no notarán la diferencia; mientras que los que se encuadren en cualquiera de los diez tramos restantes, la inmensa mayoría de los cotizantes agrarios, tendrán que pagar más a la Seguridad Social con incrementos en las cuotas que llegarían en algunos casos a pagar el triple de lo que se cotiza en la actualidad, prosigue el comunicado.

Por otra parte, Asaja considera que el mecanismo de cotización planteado por el Ministerio no tiene en cuenta las características fiscales específicas del sector agrario. "Es un método basado en los rendimientos netos, por lo que desde Asaja consideramos que los autónomos agrarios pagarán más o menos en función de su capacidad de deducción de gastos, no de sus ingresos reales. En esta línea, nos preguntamos qué hará el Gobierno para poder calcular los rendimientos netos de aquellos profesionales que no tributen en estimación directa".

En definitiva, se trata de "una nueva vuelta de tuerca para un sector asfixiado ya por los incrementos de costes de producción, la imposibilidad de repercutir los mismos en el precio de venta de los productos y por las limitaciones productivas que imponen la nueva PAC, con mayores condicionamientos medioambientales. Mientras tanto, el Gobierno, lejos de aportar soluciones, con cada nueva decisión exprime aún más las maltrechas economías agrarias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios