Asfaltado del eje Correredera-Esteve Una alfombra roja para el coche

  • El asfaltado del centro histórico choca con el proyecto de ciudad sostenible

  • Vecinos denuncian que el coste del eje Corredera-Esteve es el mismo que el del proyecto de la banda de rodadura y mejora del adoquinado

Un motorista circula por calle Corredera junto a la entrada al parking del Arenal. Un motorista circula por calle Corredera junto a la entrada al parking del Arenal.

Un motorista circula por calle Corredera junto a la entrada al parking del Arenal. / Miguel Ángel González

“Qué sentido tiene que en una ciudad en la que se quiere reducir el tráfico rodado por el casco histórico se le ponga una alfombra roja a los vehículos para que circulen por el centro”. Un representante vecinal lanzaba ayer esta reflexión al hilo del anuncio del asfaltado de Corredera, Esteve, Santa María y Cerrón, que con la cubierta del histórico adoquinado consagra este eje viario como principal acceso para el tráfico desde el entorno de San Miguel hacia Cristina desde la peatonalización del Arenal.

La decisión consensuada por el gobierno local con comerciantes y taxistas choca de plano con el plan de movilidad, el proyecto de ciudad sostenible al que se suben todas las grandes urbes para dar prioridad al peatón sobre el coche particular, sin condenar por ello la estética y personalidad del casco histórico.

Tras las críticas vertidas desde todos los ámbitos por el asfaltado sobre adoquines en otras calles y plazas del centro, e incluso al parcheo que se realizó en los pasos de peatones de Esteve y que la federación de vecinos Solidaridad calificó de "hortera", el gobierno local juró y perjuró que el adoquinado del centro histórico estaría a salvo de las ‘mareas negras’ que invaden el casco urbano en los últimos tiempos, debido en buena medida a las dificultades económicas por las que atraviesan las arcas municipales.

La propia alcaldesa, Mamen Sánchez, lo dejó claro durante la presentación de la última campaña de asfaltado de viales públicos presentada el pasado mes de abril, cuando afirmó tajante que “la marea negra no va a tapar más adoquines”.

Apenas medio año después, el gobierno local se descuelga con el anuncio del asfaltado del eje Corredera que no sólo rompe con este compromiso, sino también con el proyecto de las bandas de rodadura previsto para el eje Corredera-Esteve-Santa María, al que posteriormente se ha añadido Cerrón, que el delegado de Movilidad, José Antonio Díaz, ha defendido en no pocas ocasiones.

La más contundente, quizás, fue con motivo de la visita del responsable municipal en febrero a la plaza de abastos y su entorno, en la que reiteró la previsión de que las obras para la instalación en la calzada de estas bandas de rodadura y la mejora del adoquinado, con un coste de 600.000 euros, comenzarían en verano de este año.

“Esta inversión supone la mejora de la estética, de la seguridad vial y también lógicamente de la movilidad hacia el centro”, señaló Díaz en declaraciones a los medios que contrastan con la información facilitada ahora por el gobierno local tras el acuerdo con los comerciantes, en la que asegura que el menor coste y plazo de ejecución del asfaltado frente a la opción mixta –asfalto y adoquines– fueron decisivos en la decisión adoptada.

Sin embargo, según detalla el ejecutivo local, el coste del asfaltado asciende a 600.000 euros, el mismo importe que el previsto para las bandas de rodadura y mejora del adoquinado.

El presidente de la asociación de vecinos del casco histórico, Alejandro García, hizo especial hincapié ayer en este detalle, que no es nimio, así como en la ausencia de representantes de colectivos vecinales, sociales, culturales y expertos en la reunión, lo que le llevó a afirmar que “la decisión estaba tomada de antemano y se han buscado el parapeto de los comerciantes para justificarse”.

“El resultado es el que buscaban” y sólo cuenta con el apoyo de “una mayoría silenciosa provocada, porque no convocan a voces críticas”, manifestó García, quien apostilló: “Jerez es un producto de venta; el derecho a la ciudad es sólo para los que la explotan económicamente y los demás no contamos para nada”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios