Jerez

Jerez en tiempo real: vive un paseo por la ciudad desde la cámara oscura del Alcázar

María, guía del Alcázar, explica las vistas que se van proyectando en la cámara oscura.

María, guía del Alcázar, explica las vistas que se van proyectando en la cámara oscura. / Miguel Ángel González

Desde una torre del Alcázar se puede ver todo Jerez. No sólo las calles cercanas al conjunto monumental, ni sólo los campanarios de las grandes iglesias... Por ver, se ve hasta el toro de Osborne que hay en la carretera hacia El Puerto, la silueta perfecta de la Sierra de Cádiz y hasta a la gente tendiendo en sus azoteas. ¿Cómo puede ser? Es la magia de la cámara oscura

La cámara oscura es un sistema de lentes y un espejo basado en un sencillo principio óptico conocido desde la antigüedad y que actualmente, perfeccionado y adaptado, se ha convertido en un interesante atractivo turístico.

Está ubicada en la parte superior de la torre del palacio, y su funcionamiento es parecido al de una cámara fotográfica. Dentro de una sala (que está completamente oscura y pintada de negro) hay una pantalla cóncava entorno a la cual se ubican los visitantes. En la azotea de la torre está instalado el sistema óptico, compuesto por un espejo y un par de lentes de gran precisión. Cuando se abre el espejo, la luz del sol entra por la ventana, pasa a través de las lentes y se refleja sobre la pantalla.

Junto con la luz del sol se reflejan imágenes en vivo y a tiempo real de todo lo que hay y sucede en el exterior. Como además el espejo gira sobre sí mismo, se puede descubrir la ciudad en un viaje de 360º sin moverse del sitio.

María es guía en el Alcázar. Lleva muchos años explicando a jerezanos y turistas los rincones del conjunto monumental, pero no por ello ha perdido la pasión por su trabajo. Se lo sabe todo al dedillo. Lo tiene tan interiorizado que parece que ha vivido en todas las épocas, describiendo a medida que va con su vara señalando puntos de la ciudad en la pantalla, anécdotas, batallas, conquistas, estilos arquitectónicos, historiadores, arquitectos... "Es que me gusta Jerez", dice entre risas.

La visita a la cámara oscura del Alcázar comienza con un 'fundido al negro'. La sala se queda completamente a oscuras y María, a través de un juego de poleas, abre la escotilla de este 'submarino' del tiempo. Lo que comienza a proyectarse en la pantalla es lo que está ocurriendo en ese mismo momento a tiempo real fuera de este torreón: gente paseando por plaza Belén, una bandana de pájaros en el Arenal, una obra en una azotea por el barrio de San Miguel, unos niños jugando en un patio de un colegio... 

María comienza explicando que la iglesia de Santiago es gótica, del siglo XV que se construye a las afueras de la antigua muralla musulmana que rodeaba la ciudad. Pasamos a San Juan de los Caballeros, ya dentro de la muralla, "la iglesia más antigua que tenemos en Jerez del siglo XIV". Muy cerca María señala el Convento de las Reparadoras, de 1929, levantado en Jerez por un familiar de Aníbal González, que en ese momento trabajaba en la Exposición Iberoamericana de Sevilla. 

El Museo de Lola Flores, el Centro Andaluz de Flamenco, las copas de los árboles de Porvera, la Torre del Agua de La Plata, el Museo de los Relojes... María va detallando cada rincón de esta 'película' de Jerez. "Podemos observar aquí la Basílica del Carmen, del siglo XVI, aquí está San Marcos... ¡Tenemos mucho patrimonio! Llegamos a la plaza de La Asunción, vemos la bandera de la ciudad, el Cabildo, renacentista del siglo XVI, y como iconografía es perfecto, y además mete decoración mudéjar", sigue describiendo la guía. 

'Caminamos' hacia la alameda del Banco para empezar por Larga y llegar a Arenal. Se ve el parque González Hontoria, un tren pasar por las torres de Renfurbis, y el escudo de Domecq en lo alto del Gallo Azul. La impresionante iglesia de San Miguel, el campo de fútbol de la Juventud, la Laguna de Torrox, la carretera y las bodegas, González Byass con su imponente veleta y Domecq, con sus impresionantes jardines. La viña jerezana y de vuelta a la Catedral, con una imagen que a cualquiera le deja sin palabras. Además, desde esta atalaya, se puede conocer puntos estratégicos del Alcázar que a pie no se disfrutan, todo acompañado por un discurso cuidado, lleno de matices e historia. 

La vida de la ciudad entra por esta lente hasta una pequeña sala del Alcázar. Este importante reclamo turístico a veces es olvidado por el jerezano, que o no conoce o ya no recuerda estos tesoros que en cualquier otra ciudad del mundo estaría loco por visitar. Es por ello por lo que María, como el resto de sus compañeros, habla con tanta pasión de su trabajo, porque "lo que hace rica una ciudad es mantener la identidad, su patrimonio y su gente"

Desde 1998 en Jerez

La cámara oscura de Jerez se instaló en mayo de 1998, siendo una de las creadas por Torre Tavira, que cuenta con la patente para España del Modelo de Utilidad de la CÁMARA OSCURA Nº U9701729 concedida por la Oficina Española de Patentes y Marcas.

La idea se le ocurrió a Belén González Dorao, la emprendedora y creadora de este proyecto en Cádiz. Su hermano, Ignacio en un viaje a Edimburgo vio la existente allí y encontraron muy interesante este efecto óptico. Mas tarde, pensó que la luz de esta zona y la privilegiada situación de la Torre Tavira podrían funcionar a la perfección en esta ubicación y tener un resultado espectacular en Cádiz.

En 1994 se construyó la primera Torre Tavira en Cádiz, en abril de 1998 fue en Lisboa y un mes después llegó la de Jerez. Ahora hay una hasta en La Habana. Las cámaras oscuras, datadas en el siglo X, son el comienzo de las innovaciones técnicas que derivarán en la fotografía y, posteriormente, en las artes cinematográficas.

Historias de las cámaras oscuras

La cámara oscura es un instrumento óptico capaz de 'dibujar' con la luz, sobre un papel, no sólo los diferentes valores del claroscuro de un cuerpo iluminado, sino también los diferentes matices de color.

A finales del siglo X ya se tenía conocimiento del fenómeno de la cámara oscura, al haber sido descrito perfectamente por la ciencia árabe y más concretamente por Abu Ali ibn al-Hasan, conocido en Occidente como Alhazen (965-1038), quien aplicó el principio de la cámara oscura para explicar la formación de la imagen visual en el ojo.

En el Renacimiento, fue Leonardo Da Vinci quien impulsó el desarrollo de la cámara oscura, utilizándola para profundizar en el funcionamiento de la visión, el comportamiento de la luz y las leyes de la perspectiva geométrica. Sobre el papel de Leonardo en la cámara oscura, se puede concluir que él fue el primero en añadir una lente al orificio por donde entra la luz, con el fin de obtener imágenes más nítidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios