Asociación 'Todos con Casa' Construyendo vidas

  • La asociación 'Todos con Casa' ha conseguido en tres años 17 viviendas con alquileres sociales para personas sin recursos

  • Voluntarios e inquilinos de las casas se implican en su arreglo para hacerlas habitables 

Todo parte de una idea. "Como ciudadanos tenemos el derecho a una vivienda digna, a que nos den las herramientas para construir y mantener nuestro hogar", explica Victoria Sánchez, impulsora de la asociación 'Todos con Casa', que se creó hace tres años y empieza a recoger ahora los frutos.

Hasta hace unos meses eran 12 las viviendas con un alquiler social que la asociación había entregado a familias, pero en poco tiempo han conseguido que otros cinco propietarios de casas vacías las ofrezcan a cambio de un alquiler que no supere los 200 euros al mes.

La asociación, formada por voluntarios y por los propios usuarios que ya tienen o necesitan una vivienda, se encarga de hacer todas las reparaciones que sean necesarias para hacer la vivienda habitable y de buscar los recursos para amueblarlas. "Todo gira alrededor de una persona que necesite una vivienda y en trabajar para que la obtenga. Somos una asociación proactiva, no creemos en el simple asistencialismo de dar una vivienda, sino en hacer la búsqueda de la misma con la persona. Cuando tenemos la casa, vamos a conseguir los recursos".

Gracias a un acuerdo, Leroy Merlin les da los materiales necesarios si se trata de una vivienda que va a ser habitada por familias con menores o por mayores de 65 años. Y desde que dispone de una trabajadora social, la asociación se ha implicado también en la búsqueda de empleo para el inquilino, con el fin de que la casa sea sostenible.

Victoria vivió unos años en Valencia y por diversas circunstancias se encontró en la necesidad de buscar una vivienda con un alquiler social, ofreciendo a cambio su arreglo. De vuelta a Jerez, trabajó como comercial inmobiliaria y comprobó también las dificultades de muchas familias para acceder a una vivienda de alquiler. "La vida te va llevando y al final viendo la necesidad que había pensé que había que hacer algo".

En julio de 2015 se pone en marcha la asociación, tres años en los que ‘Todos con Casa’ se ha consolidado, ha demostrado que aquella idea un tanto utópica de Victoria podía llevarse a cabo y ahora cosecha la satisfacción por los buenos resultados. "Los propietarios de pisos vacíos se han solidarizado con la asociación, se están poniendo en contacto con nosotros. Las condiciones son que nos ceden la vivienda durante tres años, de acuerdo al marco legislativo, a cambio de un alquiler social, que nunca supere los 200 euros", comenta Victoria.

El abanico de propietarios es amplio: algunos tienen viviendas con hipotecas, pero las dejan por un alquiler inferior a la misma, en otros casos son pisos donde se han metido okupas, se encuentran en mal estado y la asociación se encarga de hacerlos habitables a cambio de un alquiler social. Pero también hay viviendas que no necesitan grandes reparaciones, sino una simple mano de pintura, como ocurrió en un piso de La Plata.

Las casas están distribuidas por varias zonas de Jerez: La Granja, Delicias, Zafer, Las Torres, Sagrada Familia, La Plata, Madre de Dios o Los Pinos. "Hemos tenido mucha suerte porque las personas han confiado ciegamente en nosotros, y también nosotros hemos respondido. De doce pisos, sólo ha habido un problema pero se ha intentado suplir económicamente, somos responsables y lo hemos demostrado. Además yo creo que cada vez más gente se está dando cuenta de que no se puede volver a esa burbuja en la que de pronto los alquileres suben, cuando nuestros sueldos no están subiendo.Eso hay que pararlo y es lo que hacemos en 'Todos con Casa'" .

Cuando la asociación era poco conocida la búsqueda de los propietarios de pisos vacíos casi se hacía puerta por puerta: los voluntarios dejaban folletos explicando la iniciativa, hablaban con los vecinos y así iban llegando las viviendas. Ahora son ya los propietarios los que se están poniendo en contacto con la asociación, "porque saben que somos serios, responsables".

Para las familias que necesitan esas viviendas los requisitos son muy pocos. "Únicamente les pedimos intención de pago y un compromiso de voluntariado e implicación en la asociación. Yo creo en las personas y cumplen porque además saben que nosotros estamos ahí, se hacen convivencias, se crean lazos de compromiso y de respeto. Eso se traduce en que se pagan los alquileres, los recibos de luz todos los meses hacemos un repaso y si hay que adelantar algo de dinero se adelanta y se paga poco a poco".

Algunas familias llegan derivadas desde Bienestar Social, con quien la asociación ha mantenido una relación muy fluida durante estos tres años y también existen contactos con otras entidades sociales de la ciudad. "En ese sentido, Jerez tiene una importante red de entidades y con una comunicación muy buena. Nosotros trabajamos con casi todas ellas".

Se da la circunstancia de que la asociación tiene ahora mismo más viviendas que familias

Victoria afirma que después de tanto esfuerzo "ahora estamos viviendo un momento muy bonito. De pronto, tenemos viviendas a la cola. Hay muchos pisos vacíos en Jerez, así que estoy segura de que esto puede crecer mucho más".

Aunque resulte sorprendente, actualmente la asociación cuenta con más casas disponibles que familias en espera. "Es que nuestro filtro, que es el más importante, es que la persona quiera hacer, que se quiera implicar en lijar paredes, en montar una cocina, en pintar y todo el mundo no quiere, hay gente que le gusta el sofá".

Porque insiste Victoria en que "aquí no se da una vivienda, sino que la persona participa en todo el proceso, con lo cual acabas con personas muy activas y eso te hace capaz de otras cosas. Como sociedad estamos acostumbrados a que nos den y aquí tratamos de construir una comunidad, un proyecto basado un poco en los patios de vecinos, en los que todos nos ayudábamos".

En estos días la asociación se vuelca en el arreglo de una vivienda en la barriada La Plata, que será ocupada cuando todo esté listo por una mujer y su hija. Hay actividad en todas las habitaciones. Voluntarios y usuarios se encargan de pintar, arreglar la instalación eléctrica, limpiar. Raquel Sáez es voluntaria y dentro de poco usuaria, porque este mismo mes podrá disfrutar de una vivienda de alquiler social. Llegó a 'Todos con Casa' asesorada por el responsable de otra asociación que trabaja con personas extranjeras. "Me puso en contacto con Victoria y lo único que tuve que hacer fue confiar y ponerme a trabajar. Ahora mismo comparto piso porque me desahuciaron en octubre y lo que tengo es una habitación alquilada, un poco incómodo pero bueno tampoco estoy en la calle".

Raquel está sola porque su marido se encuentra trabajando en el extranjero, "buscando una vida mejor", comenta. Aunque no tiene trabajo en estos momentos, asegura que está en búsqueda de empleo y mientras tanto "hago el voluntariado todos los martes y jueves a la hora que haga falta: limpio, subo o bajo muebles. Hago un poco de todo, el otro día vino un chico de Leroy Merlin a dar un curso de pintura y la verdad es que aprendí bastante".

Cuando ocupe su nueva casa, con un alquiler de entre 100 y 150 euros, al que podrá hacer frente durante al menos unos años porque tiene una minusvalía, no deberá preocuparse por el mobiliario. “Yo ahora mismo no tengo nada pero el voluntariado se ocupa también de amueblar la vivienda totalmente, hasta las cortinas, no es una exageración. También es verdad que llevo muchos meses esforzándome”.

Raquel asegura que en 'Todos con Casa' "más que un voluntariado somos como una familia, todos nos conocemos y queremos ayudarnos unos a otros. Si yo veo que alguien tiene una dificultad acudo y al contrario. Queremos gente buena que venga a luchar y pelear por lo que quiere y una vez que lo tienes no abandonar sino seguir con el compromiso de ayudar a quien lo necesite".

Hace un tiempo, Antonio José Félix Jiménez, que es el jefe de obra en la asociación, estaba de okupa con su mujer y sus tres hijos. La asistenta social les aconsejó que se pusieran en contacto con Victoria. Ahora tienen una vivienda "y desde entonces estoy aquí ayudando. Yo se hacer de todo un poco y mi familia tiene un techo y estamos tranquilos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios