Robos en Vallesequillo II y La Cartuja El atracador de la Zona Sur... son tres

  • En el último mes han asaltado gasolineras, farmacias e incluso una panadería

  • La Policía sospecha de tres individuos distintos como presuntos autores

Una señora camina junto a la farmacia en la que pusieron una pistola en el estómago a la farmacéutica. Una señora camina junto a la farmacia en la que pusieron una pistola en el estómago a la farmacéutica.

Una señora camina junto a la farmacia en la que pusieron una pistola en el estómago a la farmacéutica. / Miguel Ángel González

La oleada de atracos en la Zona Sur de Jerez, concretamente entre las barriadas de Vallesequillo II y la urbanización denominada La Cartuja, ha provocado una gran alarma social. Tanto ha sido así que incluso a finales del pasado mes de octubre la asociaciones de vecinos que celebraban sus fiestas de Halloween tan sólo permitieron el acceso de las personas que se habían apuntado previamente por temor a que el atracador se colara en las mismas. Cabe destacar que dicho ladrón perpetraba sus robos a mano armada, es decir, esgrimiendo en este caso una arma corta, una pistola para más señas.

Según ha podido saber este medio, los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía llevan muy adelantadas sus investigaciones.

Es más, se presume que aunque todo indicara en la dirección de una especie de atracador absolutamente salido de cauce las pesquisas realizadas dan como cierta la premisa de que se trata de tres atracadores distintos, los cuales han perpetrado innumerables robos en la zona.

Se ha tratado, por ejemplo, de atracos en una farmacia, de una panadería e incluso de la gasolinera de la glorieta del puente de Cádiz, conocida en Jerez popularmente como la gasolinera de la carretera de Cartuja.

El papel que han ejercido en dichas investigaciones las cámaras de seguridad ha sido determinante ya que ha permitido, de un lado, esclarecer que no se trataba de un atracador solitario sino de varios (tres como ha quedado dicho) así como para comprobar el ‘modus operandi’ de los mismos. Cabe destacar que mientras uno se caracterizaba por la agresividad, otro se presentaba ante sus víctimas de una forma absolutamente tranquila, paciente y hasta educada hasta que conseguía su objetivo.

Tal y como ya publicara este medio, al menos uno de los atracadores está perfectamente identificado y se está a la espera de proceder a su detención y puesta a disposición de la autoridad judicial. Todo será cuestión de tiempo y de que no se haya fugado.

Como dato curioso, valga reseñar que uno de los atracadores fue capaz de robar en dos ocasiones en una gasolinera de la zona. Fue incluso tan osado que no dudó en decir al cajero al que cogió en tal tesitura que sería capaz de hacerlo por una tercera vez.

Los atracos, que en las últimas dos semanas han cesado, están siendo investigados por los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), uno de los grupos especializados del centro policial jerezano que sigue teniendo su sede, por el momento, en las viejas instalaciones de la plaza del Arroyo del casco histórico de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios