Sucesos

La jerezana fallecida en Cuenca fue atropellada por una negligencia

  • El alcalde de la localidad de Tarancón dice que se trató un caso de conducción temeraria

Las asistencias sanitarias trabajando en el lugar del atropello. Las asistencias sanitarias trabajando en el lugar del atropello.

Las asistencias sanitarias trabajando en el lugar del atropello. / tarancondigital.com

El Ayuntamiento de la localidad conquense de Tarancón da por hecho que el atropello de una vecina de Jerez en dicha localidad el pasado 24 de febrero se debió a un caso de conducción temeraria. Tanto es así que el alcalde de la localidad, el socialista José Manuel López Carrizo, ha anunciado una campaña municipal en dicha ciudad manchega “para perseguir la conducción temeraria y la velocidad elevada en el casco urbano de la población y evitar situaciones como la que se dio hace unos meses con la muerte de una persona por este tipo de imprudencias”.

Los abogados que están llevando el caso desde Jerez, Eduardo Bárcena e Ildefonso Cáceres, tienen previsto solicitar la declaración del primer edil para, de esta forma, reforzar ante la autoridad judicial que no se trató de un accidente fortuito o motivado por la mala suerte, sino que tras el mismo hubo un claro comportamiento negligente.

La conducción a alta velocidad por el casco antiguo de esta ciudad es un grave problema por el que incluso se van a instalar radares y se ha llegado a solicitar a los vecinos que tomen nota de las matrículas de los coches infractores.

El alcalde conquense está convencido que si “todos colaboramos seremos capaces de atajar este problema que ya ha costado la vida de una persona hace unos meses en la localidad, y si no ha habido que lamentar más accidentes (...) ha sido por suerte”, destacó al medio tarancondigital.com.

“En dicha calle es hasta complicado ir a tanta velocidad” dice el abogado de la familia

Tal y como ya informara este periódico, la fallecida, que respondía a las iniciales F.E.G, encontró la muerte el pasado 24 de febrero en el Hospital de la Salud de Toledo. Hasta allí se le trasladó tras ser arrollada doce metros por un vehículo que se introdujo en la acera por razones que se investigan. La jerezana fallecida tenía 50 años en el momento del siniestro y ha dejado viudo y un hijo pequeño de tan sólo 9 años de edad.

Los hechos acontecieron en torno a las 18:43 horas de la tarde. Cuando se produjo el atropello se desplazaron hasta el lugar tanto efectivos de la Policía Municipal de Tarancón como sanitarios a bordo de una UVI móvil. Tras ser estabilizada se le trasladó al referido centro sanitario toledano.

Desde el gabinete de Bárcenas Abogados destacan que “el hecho de que el coche la arrastrara unos doce metros deja claro que se trató de una negligencia que para colmo se perpetró en una calle estrecha”.

El hecho de que el Ayuntamiento considere que se trató de una conducción negligente es especialmente importante ya que el caso se encuentra en una fase en la que se están realizando incluso estudios biomecánicos de la velocidad a la que circulaba el vehículo. “El coche alcanzó grandes velocidades en una calle donde es hasta complicado conseguirlo”, destacó Bárcenas.

El caso está a la espera de que declaren más testigos, un importante paso que la pandemia por el coronavirus ha retrasado en todos los juzgados del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios