DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sucedió en Jerez

Cuatro barrios cargan contra la droga y avivan las patrullas vecinales

  • Una gran protesta vecinal logró poner en primera línea el grave problema de la venta de droga en cuatro barrios

Vecinos de San Juan de Dios manifestándose para pedir más protección contra la venta de droga. Vecinos de San Juan de Dios manifestándose para pedir más protección contra la venta de droga.

Vecinos de San Juan de Dios manifestándose para pedir más protección contra la venta de droga. / Pascual

Buffete Cosano & Asociados Buffete Cosano & Asociados

Buffete Cosano & Asociados

Al inicio de la década de los 90 los ciudadanos que habitaban barriadas especialmente vulnerables al tráfico de drogas tomaron la decisión, ante la falta de acción política y policial, tomar las calles y ser ellos mismos, reunidos en patrullas, los que echaran de sus barrios a los pequeños traficantes y a los consumidores, con el consiguiente peligro que suponía enfrentarse a este tipo de delincuentes.

El 6 de agosto de 1991 se convocó una manifestación vecinal en San Juan de Dios que al final logró reunir a más de medio millar de personas, no solo de ese núcleo urbano sino también de otros como San Telmo y El Calvario.

Celebraron que un año antes, gracias a la presión vecinal, se consiguió echar de la barriada a dos familias dedicadas a la venta de drogas. Como conclusión y viendo los resultados, los responsables vecinales avivaron la acción de los vecinos como arma fundamental para conseguir el objetivo de tener unas barriadas limpias de drogas.

Evidentemente, las críticas a las fuerzas policiales y a los políticos estuvieron muy presentes, “porque la victoria no se ha alcanzado pese a que San Juan de Dios ha conseguido limpiar sus calles, pero quedan otras zonas como San Telmo donde es más complicada la acción de las patrullas vecinales”, se ponía de manifiesto entre los organizadores de una protesta que discurrió con calma y con la participación de muchos pequeños.

Ese mismo día, un cuarto barrio, el de Santiago, también se echaba a la calle con el mismo propósito, pedir más acción policial y política contra los traficantes. Ese 6 de agosto estos vecinos consiguieron al menos poner en primera línea de interés el problema de la droga en una ciudad que desde años antes veía crecer las zonas donde se menudeaba usando en la mayoría de los casos viviendas desocupadas o en ruina para las que se pedía su derribo.

Entre tanto, a escala política, los intentos del Ayuntamiento por implicar al gobierno civil de la provincia fue constante, lo que degeneraba en desencuentros y acusaciones que imposibilitaban trazar un plan de acción conjunto.

Fachada del antiguo hospital de la Caridad, hoy Ayuntamiento, con andamios en 1987. Fachada del antiguo hospital de la Caridad, hoy Ayuntamiento, con andamios en 1987.

Fachada del antiguo hospital de la Caridad, hoy Ayuntamiento, con andamios en 1987. / archivo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios