Bodegas

Barbadillo redobla su apuesta por los vinos ecológicos

  • La superficie de viñedo en cultivo 'eco' alcanza esta vendimia 50 hectáreas, algunas en pagos históricos del Marco como Balbaína o Macharnudo

  • A la uva Palomino se le suman otras varietales blancas como Pedro Ximénez o Moscatel, y cinco tintas, de las que saldrá el próximo año su primer tinto ecológico

  • Barbadillo presenta su nuevo vino blanco ecológico: Patinegro

Vendimia de uva en producción ecológica en un viñedo de Barbadillo.

Vendimia de uva en producción ecológica en un viñedo de Barbadillo.

Bodegas Barbadillo reafirma su apuesta inequívoca por los vinos ecológicos con un significativo aumento y diversificación tanto de la superficie que tiene en cultivo –y que, sin duda, la convierten en líder del Marco de Jerez y de toda la provincia de Cádiz- como de las variedades de uva, no solo para la elaboración de blancos sino también -y es novedad- de tintos.

Después de tres campañas en las que la bodega sanluqueña se ha centrado al cien por cien en la uva Palomino para la elaboración de vinos ecológicos, en la vendimia 2022 se incorporan ni más ni menos que otras siete varietales, por lo que la campaña que ahora se inicia se vinificarán tres tipos de uvas blancas (Moscatel y Pedro Ximénez, además de la propia Palomino) y otras cinco tintas (Tintilla, Merlot, Cabernet Sauvignon, Syrah y Petit Verdot).

Son en total 50 las hectáreas de viñedo que tiene Barbadillo en cultivo ecológico, que se reparten casi a la mitad entre viñedo propio y viñedo de propietarios externos vinculados a esta iniciativa. Las viñas de varietales blancas se encuentran en pagos históricos del Marco, caso de Balbaína, Macharnudo, Añina y Burujena, mientras que las tintas se dividen entre viñedos ubicados en las marismas y la sierra de Cádiz.

Con este paso, Barbadillo aspira a consolidar una línea de vinos ecológicos amplia, potente y atractiva, reforzando el camino que emprendió en 2020 con ‘Sábalo’, al que al año siguiente se sumó ‘Patinegro’. Con las nuevas variedades blancas y tintas se pretende que esta misma campaña salgan al mercado más marcas que vengan a complementar precisamente a las dos mencionadas, que durante su corta andadura han recibido el reconocimiento y el favor tanto del público como de los profesionales, estando presentes en tiendas especializadas y restauración de España y otros veinte mercados internacionales.

Racimo de una de las varietales blancas para la elaboración de los vinos ecológicos de Barbadillo. Racimo de una de las varietales blancas para la elaboración de los vinos ecológicos de Barbadillo.

Racimo de una de las varietales blancas para la elaboración de los vinos ecológicos de Barbadillo.

Los nuevos vinos de la línea ecológica de Barbadillo mantendrán la línea trazada por la bodega con ‘Sábalo’ y ‘Patinegro’ desde su compromiso por participar de manera activa en la preservación del medio ambiente y la naturaleza de la costa de Cádiz, de forma que además de elaborar unos vinos exquisitos, estos aporten conocimiento –y concienciación- sobre la zona tan especial de la que provienen y la necesidad de preservarla.

Con ‘Sábalo’ se quiso llamar la atención sobre este pez, antes muy numeroso en las cuencas del Guadalquivir y el Guadalete, pero que hoy casi ha desaparecido; mientras que con ‘Patinegro’, Barbadillo quiso centrar la atención sobre el chorlitejo patinegro, una pequeña ave costera en peligro de extinción.

Como curiosidad, está previsto que el primer tinto ecológico de la bodega –que se lanzará, con toda seguridad, ya en 2023- tenga como particularidad una ligera crianza en ánforas, con la que se pretende buscar "un perfil muy atlántico, muy marinero", se afirma desde la propia Barbadillo.

Hay que recordar que la bodega celebró el año pasado su bicentenario y que la apuesta por los vinos ecológicos y su eslogan 'Cielo, Tierra y Mar' está presente en el alma de una 'bodega marinera' como le gusta decir de sí misma a Barbadillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios