La crisis laboral

El fin de la campaña navideña da paso en enero a una subida de 873 parados

  • El municipio alcanza los 34.780 desempleados, pero mantiene una reducción de más de un millar en el último año Servicios y mujeres se llevan la peor parte en el repunte del último mes

Acabadas las fiestas navideñas, el paro vuelve a hacer estragos en Jerez. Al cierre de enero, la ciudad rebasa con creces la barrera de los 34.000 desempleados, para instalarse en los 34.780, a un paso del siguiente fatídico escalón en la escalera de la que sigue siendo la principal lacra de la provincia, en general, y el municipio jerezano, en particular.

 

Enero, y ya es tradición, es uno de los peores meses para el empleo y no sólo en la ciudad, que también. Jerez comienza el año con una subida de 873 parados, cerca del 2,6% más que el mes anterior, incremento similar al registrado en Andalucía y en España y que viene motivado por la alta volatilidad del empleo que genera la campaña de Navidad. 

 

Dicha estacionalidad hace mella en los servicios, en los que el paro se dispara en casi un millar de personas, a las que se suman cerca de 70 parados más del sector agrícola. Las otras dos actividades productivas, por contra, salvan el mes de enero con sendas bajadas, algo más pronunciada en la construcción, donde el descenso alcanza a 132 desempleados, mientras que la industria -la gran asignatura pendiente del término municipal y cuna del empleo de calidad que reclaman los agentes sociales y gran parte de la sociedad- reduce casi una treintena de parados. 

 

El apartado de personas sin empleo anterior se une a los sectores del ladrillo y de las chimeneas con un recorte en enero de otros 33 parados.

 

Pese al fuerte repunte del paro en el arranque del año, las estadísticas del Ministerio de Empleo reflejan un descenso de más de un millar de desempleados en el último año en Jerez, en concreto 1.065 menos, con lo que se repite el dato de la evolución interanual hasta diciembre del año pasado. 

 

 La ciudad estrena el nuevo año con un margen de unos 2.500 parados sobre el máximo histórico de Jerez, los 37.200 demandantes con carné que se alcanzaron en febrero de 2013. Claro que en los albores de la crisis, allá por los inicios de 2008, la ciudad se mantenía por debajo de los 20.000 parados, que vienen a ser unos 16.500 menos de los registrados al cierre del primer mes del año en curso, por lo que el camino de la recuperación del empleo al que apuntan las estadísticas -excepción hecha, claro está del dato de enero- y al que se aferra el Gobierno central como su principal tabla de salvación, se prevé largo y tortuoso.

 

El mal resultado de enero, en cualquier caso, era de esperar, pues no hay ningún inicio de año en la serie histórica que no se acompañe de un repunte del paro. Dentro de la última década, subió en más de medio millar en 2006 y en casi el millar en 2007, mientras que enero de 2008 se saldó con una subida de 833 parados. De ahí en adelante, todos los meses de enero se rematan con fuertes subidas -la de 2010 fue la menor con 525 parados más y la de 2012, la mayor con un incremento de 1.244-. Curiosamente, el mes de enero promedia un repunte en la última década de 874 parados, cifra prácticamente calcada a la subida experimentada en el último mes.

 

En el desglose por sexos, no hay color. Las mujeres salen peor paradas, y con diferencia, que los hombres tanto en la evolución mensual del paro como en la interanual. En la primera, el paso de diciembre a enero deja 206 parados más entre los hombres, que suman 15.562 en su particular registro, y 667 -más del triple- entre las mujeres, que superan las 19.200. Y en el conjunto del último año, los hombres acaparan la bajada de más de un millar de parados, mientras que las mujeres repiten la cifra de enero de 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios