Comercio

El centro comercial abierto se hace ver

  • Acoje celebra una jornada festiva con animación infantil y el reconocimiento a sus establecimientos más veteranos

La plaza del Arenal acogió ayer la celebración del Día del Centro Comercial Abierto de Jerez, una jornada que la asociación de comerciantes Acoje pretende repetir con el fin de dar protagonismo al comercio del centro. La presidenta de Acoje, Nela García, señaló que este año "ha sido la prueba de fuego de esta iniciativa y hemos visto mucha gente en la plaza del Arenal. Sí nos gustaría tener un día de referencia para visualizar como se merece el esfuerzo que hacen los comerciantes del centro de Jerez".

La celebración en estas fechas aspira también a ser un pistoletazo de salida de la campaña de compras navideñas, aunque este inicio suele vincularse más al encendido del alumbrado.

En cualquier caso, la plaza del Arenal vivió ayer una tarde-noche festiva y con mucho público, sobre todo, de familias con niños. A ello contribuyó la presencia de personajes infantiles, el reparto de globos y otras actividades de animación puestas en marcha por Acoje, que instaló carpas. En una de ellas se formaron colas para la compra de los pasteles elaborados por La Rosa de Oro, cuya recaudación se destinará, al igual que la de la tómbola, a la campaña de los Reyes Magos.

Además la coincidencia con una de las actuaciones del Festival de Títeres en el Arenal, animó aún más el ambiente de la plaza, donde ya por la noche se pudo disfrutar de la actuación de una charanga.

Pero el acto central de la jornada fue a partir de las ocho y media de la tarde, con el homenaje que Acoje ofreció a sus comerciantes más veteranos, a aquellos que han superado los 50 años de trayectoria comercial en el centro, un total de 16 negocios. Previamente se entregó a Félix Moreno, Francisco Gandón y Ana Huget, que encarnarán a los Reyes Magos esta Navidad la recaudación obtenida.

Los propietarios de los establecimientos recibieron de la mano de Nela García y de la teniente de alcaldesa Laura Álvarez unas placas de reconocimiento por sus muchos años de actividad comercial, superando las dificultades por las que ha atravesado y aún existen en el centro. García manifestó que "es un orgullo tener a estos compañeros que llevan tantos años al pie del cañón y que han desempeñado su trabajo con tanta profesionalidad y tanto cariño hacia el servicio que ofrecen".

La presidenta de Acoje destacó la capacidad de adaptación, de innovación y la creatividad "que cada uno pone en su sector para que las empresas sigan adelante". Además se entregaron también placas a la dueña de ‘Rengue Marian’, María José Montes Martos, que se jubiló este año y al propietario de Almacenes Santa Ana, Juan Manuel López Fernández, que igualmente se ha jubilado.

Con el ánimo, por otra parte, de ofrecer una imagen del centro comercial abierto que evoluciona, se renueva y sigue siendo atractivo para los emprendedores, hubo otro pequeño homenaje a una decena de comercios que han iniciado su andadura en los años 2017 y 2018.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios