Cofradías

Un curso cofradiero apto para cardiacos

  • El año 2019 será el de la llegada a la Catedral de dos cofradías nuevas

  • Todo hace prever que será un año en el que no habrá diseños de nuevas carreras oficiales

Los barrios de Federico Mayo y Puertas del Sur seguirán a sus imágenes hasta el centro donde esta Semana Santa harán estación de penitencia a la Catedral por primera vez. Los barrios de Federico Mayo y Puertas del Sur seguirán a sus imágenes hasta el centro donde esta Semana Santa harán estación de penitencia a la Catedral por primera vez.

Los barrios de Federico Mayo y Puertas del Sur seguirán a sus imágenes hasta el centro donde esta Semana Santa harán estación de penitencia a la Catedral por primera vez. / (Jerez de la Frontera)

El curso cofrade ya echó a andar hace semanas. Fue allá por el mes de septiembre u octubre. Sin embargo, estos son meses con menos movimiento. Así que habrá que comenzar diciendo que estará a toda máquina una vez acabada las fiestas de Navidad.

En este curso que se desarrollará en el año 2019 habrá momentos de gran interés y citas que quedarán para siempre en la retina del cofrade. En esto de las hermandades ya se sabe que se vive lo de las estampas históricas con la misma intensidad que el ambiente del vestuario de la selección española momentos antes de jugar la final del Campeonato del Mundo. 

Dos efemérides se van a celebrar en dos cofradías con sendos programas de actos interesantes. Por un lado, la hermandad de las Viñas celebra los cincuenta años de la Coronación Parroquial de la imagen de las Viñas así como los quince de la Coronación Canónica de la Virgen de la Concepción. Un año que se culminará con la titular mariana de la cofradía en la Catedral en la festividad de la Purísima del año próximo. Por otro lado, se cumplen tres siglos del fallecimiento de San Juan Bautista de la Salle. Un aniversario que la familia lasaliana ya adelanta con la apertura de la puerta jubilar del oratorio de San José.

En cuanto a lo que se refiere a la Semana Santa, la del 2019 comenzará en la plaza Aladro. Todo este periplo de la carrera oficial es comparable con el juego del parchís. Una ficha puede dar toda una vuelta al tablero para volver a la casilla de salida si es comida por otra. El presidente del consejo, Dionisio Díaz, ya ha adelantado que no habrá nueva carrera oficial mientras él esté en Curtidores. Así que al menos dos años sin marejadilla parecen acercarse al panorama cofrade.

Por otro lado, el gran estreno de la Semana Santa será la entrada de dos nuevas cofradías a la carrera oficial. O, lo que es más importante, será la primera vez que hagan estación de penitencia a la Catedral jerezana. La Sed se coloca en el Lunes Santo mientras que la Salud de San Rafael procesionará el Martes Santo. Dos nuevas incorporaciones que dejarán  una jornada de vísperas ciertamente mutiladas. El Sábado de Pasión que surgió de forma casi inesperada y que ha llegado a ser una gran jornada de Semana Santa y procesiones. Y sin embargo, por aquello de que quizá funcionaba más y mejor de la cuenta, algunos comenzaron con la operación de desgüace de la misma. Llegará el día en el que se echará de menos. Pero ya será tarde para volver atrás y todo quedará en un llanto de impotencia.

Por otro lado, y siguiendo con las efemérides, la hermandad del Prendimiento celebra los 125 años del restablecimiento de las reglas de la hermandad. En una primera intentona por parte de la junta de sacar los pasos a la calle en extraordinaria, los hermanos demostraron tal desinterés que ni tan siquiera se superó el quorum. Ahora se cita de nuevo a los hermanos para la aprobación de dicha procesión extraordinaria. Desde Bertemati se venden baratas las salidas fuera de fechas de los pasos, y sólo será suficiente con mover un poco el teléfono para que los hermanos respondan y tengamos un junio con el Prendimiento en la calle.

Estrenos

Dejando a un lado la presencia de dos nuevas cofradías en la Catedral, no será un año con estrenos de calado histórico como han sido los años anteriores con novedades de pasos como es el caso de la Clemencia, Veracruz o las Tres Caídas. Sin embargo, habría que destacar algunos de mucho interés como el del Señor de la Sentencia de la hermandad de la Yedra que ya el pasado año presentaba una joya de túnica labrada en los talleres sevillanos de Santa Bárbara. La túnica la estrenó el Señor pero no en la salida. La hermandad decidió no salir ante la amenaza de lluvia en la Madrugada del Viernes Santo. Una estampa que todo hace predecir que se producirá este año.

Por otro lado, las hermandades de la Candelaria, Coronación y Cinco Llagas sacarán a sus imágenes restauradas. Todas salen de los talleres de las prestigiosas restauradoras de S&S. En la Candelaria será el Señor de las Misericoridas y, en la Cinco Llagas, María Santísima de la Esperanza. El Señor de la Coronación también hará lo propio con un nuevo diseño del misterio en el que se incluirá la columna y los flagelum  con los que azotaron al Señor. Con buen criterio, no se tocará la posición de las imágenes. Se trata de uno de los misterios más conseguidos en la factura de sus tallas y en la comunicación que mantienen entre ellas. Una maravilla.

El Miércoles Santo tendrá la permuta de la hermandad de las Tres Caídas por el Prendimiento. La cofradía de Santiago llegará antes a su templo y las Tres Caídas regresará mucho más tranquila a su templo de San Lucas. El Consuelo es una incógnita si tomará Barranco para visitar a las Hermanas de los Pobres. Según decía su hermano mayor a este medio hace pocas fechas, el cabildo de hermanos decidirá.

Por último, en cuanto al mundo de capataces, costaleros y cuadrillas, las novedades las trae Martín Gómez Moreno y Paco Monje que tomarán los mandos de los pasos de la Amargura. Paco Yesa queda libre y es un grandísimo capataz que quizá pueda coger trabajo en otras corporaciones. Por otro lado, Ezequiel Simancas toma el mando del Señor del Amparo en el Consuelo y sacará la cofradía de la Veracruz. El palio de las Lágrimas será el primer palio que saque este joven capataz con clara proyección de futuro en las cofradías.

En definitiva todo hace prever que será un año sin muchos sobresaltos. Aunque en esto de la cofradías nunca se sabe cómo o cuándo va a saltar la liebre. El verano se antoja ciertamente tranquilo. Después de dos años con canícula en el termómetro y en la actualidad cofrade. Así que no viene mal volver a los viejos tiempos en los que los ‘capillitas’ mantenían viva la llama de la afición escuchando marchas procesionales en la orilla de Valdelagrana, lo cual, es mucho más recomendable que estar enredando con carreras o promoviendo bulos a través de perfiles anónimos en las redes sociales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios