Jerez

Una concesionaria endeble sin capacidad de soportar deuda

La propia alcaldesa, María José García-Pelayo, reconoció recientemente que “jamás se tuvo que permitir que Cojetusa se fuera de Jerez”. La opinión de la regidora es ampliamente compartida por los empleados de los autobuses que no dudan en apuntar que “tras Cojetusa hay un grupo de empresas fuerte como es FCC y tras Urbanos Amarillos no hay nadie. No tiene capacidad para soportar deuda y lo que no se puede pretender es que los trabajadores nos convirtamos en prestamistas del Ayuntamiento”.

El hecho de que Urbanos Amarillos no pague ni el canon ni los autobuses (además del túnel de lavado, los depósitos...) cedidos por Cojetusa pone en serias dificultades la normalización de los pagos a la plantilla pues se contaba con dicho dinero para, al menos, cerrar parte de la deuda. Cabe destacar que existe un compromiso con los administradores concursales acerca de que se pagaría lo que se debe a la plantilla con ese dinero al tratarse de los acreedores más débiles. La ley concursal del 9 de julio de 2003 estipula que no hay preferencia para los trabajadores y que lo que manda a la hora de repartir es la fecha de vencimiento. A este respecto cabe señalar que la primera deuda con la plantilla viene del día 31 del pasado mes de octubre de 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios