La situación del ex alcalde jerezano

La otra condena del módulo ocho

  • "Solo puede ver la tele o pasear por el patio2, relata un amigo de Pacheco sobre su traslado de celda

"En el módulo 8 solo puedes o ver la tele o pasear por el patio”. De esta forma quería resumir ayer José Rodríguez Carrión cómo ha cambiado la rutina carcelaria de Pedro Pacheco tras su traslado de módulo.Desde que ingresó en prisión, al ex alcalde se le asignó una celda en el edificio 12, uno de los tres módulos de respeto con los que cuenta el centro penitenciario de Puerto 3. En él, se internan a presos de escaso nivel de conflictividad a cambio de cumplir unas determinadas conductas. Pacheco ha permanecido en él tres años donde, incluso, asesoraba legalmente a otros compañeros de un módulo. Pero una mañana, tras un registro, fue retirado el crucifijo que para la dirección del complejo penitenciario puede ser un arma, además de unos libros de más de los cinco permitidos y otra almohada, que los servicios de enfermería le autorizaron por sus “problemas de cervicales”.

Carrión reconocía ayer que el traslado ha supuesto una losa para Pacheco. “Yo lo vi el sábado y está mal. Nunca ha estado bien en Puerto 3 porque lleva más de 1.000 días dentro pero ahora está peor que en otras ocasiones”, apunta. Y pone el énfasis en el cambio de rutina: “En el módulo de respeto, los días pasan de una manera más rápida. Tenía una asesoría legal y así pasaba los días. Ahora, desde que está fuera de la celda, solo tiene o ir al patio o la sala de la televisión”. Por ello, tras la concentración, se mostraba reivindicativo: “Él tiene una condena ratificada por el Supremo y cuantificada por la Audiencia; ha cumplido un tercio de todos los casos que tiene acumulado, y todos los reos tienen derechos. Solo pedimos los mismos derechos”, añade.

Carrión afirmaba ayer que Pacheco se siente “agradecido” por esta concentración. Ahora bien, deja bien claro que el ex regidor no ha tenido nada que ver en su planteamiento y organización. “Que nadie se lleve la impresión de que él la autoriza. Eso no es así; él está donde está y en las condiciones que está”, advierte. Y deja claro que, con esta y otras acciones previstas lo único que se pretende es, sobre todo, “no perjudicarle. Por ello sentencia: “Solo esperamos que por llamarse Pedro Pacheco no tenga una condena añadida”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios